Galería de Audio - Front

Galería de Audio - Front

Blogger Translate / Traductor del Blog

sábado, 19 de marzo de 2011

Kharma In Motion - The World Can Begin To See The Light



Nuestro mundo, este lugar en el que habitamos, está en crisis...? La humanidad, las personas, los seres humanos.. Estamos en crisis..? Hemos construido un mundo en el que cada vez es más difícil desarrollar una convivencia entre nosotros mismos como seres humanos y en relación a nuestro entorno..? La vida se está convirtiendo en un simulacro de intereses personales, profesionales y económicos sin tener consideración alguna hacia aquellos que comparten nuestra propia existencia..? Nuestro planeta se rebela contra nuestra propia inconsciencia…?

A modo de pequeña sinopsis hagamos una exposición de lo que es tan sólo un parte de la realidad mundial en la que estamos inmersos.

Cada día mueren en el mundo 25.000 niños de hambre. Durante la última década 2 millones de niños fueron asesinados en las últimas guerras y 150 millones son explotados laboralmente. 

En la actualidad hay 23 países en guerra o con conflictos bélicos internos en los que mueren cada día muchos inocentes especialmente mujeres, ancianos y niños. 

En los países más pobres del mundo al margen del azote de enfermedades como el Sida, carecen de servicios básicos como el agua potable, la electricidad, la escolarización y sobreviven con una media de poco más de un dólar al día. 

Cada año miles de mujeres en todo el mundo son engañadas, secuestradas o vendidas en condiciones similares a la esclavitud y son obligadas a trabajar como prostitutas, trabajadoras domésticas, trabajadoras en fábricas en condiciones de explotación, o como esposas. 

A pesar de los avances en medicina e investigación existen muchas enfermedades incurables y algunas de ellas afectan especialmente a los sectores más débiles y desprotegidos de la población mundial. Se trata del Ébola, la Polio, el Lupus eritematoso, la enfermedad de Creutzfeldt-Jakobs, la Diabetes, el Sida, el Cáncer, el Asma,.. 

Por otra parte hay que considerar la impunidad ambiental con la que actúan muchos gobiernos y empresas con intereses puramente económicos. Aunque la naturaleza está devolviendo con creces tanto castigo recibido y en esta década 250 millones de personas se vieron afectadas. Sufrimos acontecimientos únicos en su magnitud, como el tsunami de Indonesia en el 2004, de 8,9 grados Richter con epicentro frente a la isla indonesia de Sumatra, el mayor tsunami de la Historia causando 226.408 muertos en doce países ribereños del océano Indico, en el 2006 el tsunami de la isla indonesia de Java, dejando cerca de mil muertos y 110.000 desplazados, de 7,7 grados de magnitud, en el 2007 el tsunami en las Islas Salomón, provocado por dos terremotos, uno de 8,1 grados Richter seguido de otro de 7,6 grados, con más de un centenar de muertos y màs de 5.409 desplazados. 

Vivimos escalofriantes inundaciones como la del 2000 en Mozambique, las cuales dejaron como resultado cinco millones de personas afectadas. Entre el 2001 y el 2006, el mundo fue testigo de las inundaciones masivas en Vietnam, Laos, Camboya, Malasia y Tailandia, igual en el 2007 en los estados de Tabasco y Veracruz en México, con más de 25 mil evacuados. Paquistán, India, Rusia y Centroamerica, sufrieron en el 2008 fuertes inundaciones con pérdidas de cientos de vidas y millares de desplazados. 

Huracanes como el Julitt en el 2001, Isidoro y Kenna en el 2002, Charley, Frances, Ivan y Jeanne en el 2004, Wilman, Katrina, Junior, Emili y Stan en el 2005, sembraron el terror en el Caribe y seismos como el de Aceh, Indonesia, en el 2004 con 230 mil muertos de 9,5 grados, Cachemira, Pakistán, en el 2005 con 73.275 muertos de 7.6 grados, Làquila, Italia ,en el 2007 de 6,3 grados, Sicuani, China, en el 2008 con 87.587 muertos de 7.9 grados, en Piscu, Perú, en el 2009 de 7,9 grados y el de Haití con 250 mil muertos de 7 grados y Chile de 8 grados en la escala de Richter en el 2010, entre otros. 

Los países contaminantes, no conformes con todas las emanaciones de CO2 que su parque automotor y fábricas movidas por combustibles fósiles envían a la atmosfera, se dedican a ensayar nuevas tecnologías nucleares en los Océanos, produciendo alteraciones sísmicas. Así, como múltiples experimentos secretos realizados en la troposfera, que también, ha traído como consecuencia, trastornos en la dinámica climática del planeta. 

Y por supuesto está el cataclismo en Japón. El reciente terremoto y tsunami con una cifra aun estimativa de 5.429 muertos y 9.594 desaparecidos. Sin olvidar las consecuencias en cuanto a las centrales nucleares afectadas. La situación en Fukushima es dramática y cada segundo que pasa los expertos coinciden en que el accidente en la central nuclear japonesa va camino de convertirse en otro caso Chernóbil. Pero el peligro no se encuentra ni en las explosiones ni en los incendios. La "apocalíptica" situación de la central nuclear de Fukushima se encuentra en sus elevados niveles de radioactividad con graves secuelas para la salud de miles de personas afectadas por la radiación. 

Y así podríamos continuar con una interminable relación de hechos, acontecimientos y sucesos… Frente a los que parece que individualmente poco podemos hacer. No tenemos recursos ni está a nuestro alcance… Al margen de lamentarnos y sentirrnos solidarios poco más depende de cada uno de nosotros...

Aunque hay algo que quizá sí que puede ser positivo. Podernos unir nuestras mentes. Podemos poner nuestro Kharma en movimiento, buscar un equilibrio y crear una cadena que genere vibraciones positivas en nuestra conciencia global… No todo está aún perdido. El Kharma y su ley de causa efecto es algo substancial. Los vicios y las virtudes de un ayer nos llevan a las penas y a las alegrías del hoy. Si en ocasiones desconocemos su causa por olvido o falta de conocimiento, debemos siempre recordar que seguramente no pasarán desapercibidos sus efectos en el presente y el futuro. 

Por lo tanto, comencemos por aceptar nuestra responsabilidad en cada situación, aunque aparentemente nos parezca injusta. Aceptar y entender nuestra responsabilidad o culpa nos ayuda a darle una perspectiva positiva a nuestra vida y es el primer paso importante para equilibrar nuestro Kharma. Hemos de proponernos que por cada acto negativo que provenga de nuestra parte, efectuaremos un acto positivo con el fin de equilibrar nuestra balanza. 

A través de la meditación también podemos dar un pequeño paso en común hacia delante. Podemos profundizar en el conocimiento liberador que nos lleva a conocer el alma, es decir, nuestra propia conciencia enfrentada al mundo real. El poder de la mente, el poder de la meditación puede activar sin duda oleadas de vibraciones positivas en busca de un efecto generador de cambios y podemos hacerlo en cualquier lugar, en cualquier momento, simplemente respirando con el corazón y sintiéndonos en un espacio propio pero a la vez común y compartido, armonizar nuestra mente con el cuerpo y el alma... Eso está a nuestro alcance… Solo hemos de conectarnos y generar energía positiva, identificarnos con todos aquellos que sufren injustamente, con los débiles y los desprotegidos y hacerlo abiertamente buscando el conocimiento completo en el que se incluyen las palabras sentimiento, respeto, comprensión, amor... Se llega a ser aquello que se conoce, aquello que puede experimentarse, que puede vivirse. 

Sólo son palabras que requieren un pequeño gesto.... No es difícil si lo intentas….

14 comentarios:

  1. Buenas tardes Carles! El problema es que gran parte del "mundo occidental" (¿occidente de dónde?) vivimos en un continuo egoismo y ensimismamiento que nos hace olvidar lo colectivo y en el que sólo nos interesamos nosotros mismos y en el momento actual. Ni siquiera pensamos en nosotros mismos de un futuro. Ahora (en una hora y media) tengo que explicar a los alumnos de Universidad (los del grado de educación primaria) los problemas del medio ambiente y cómo es necesario educar a los niños desde pequeños en el respeto al medio y enseñarles la gravedad de lo que estamos viviendo. Me temo que a la mayoría le importa un pimiento...

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con Carles, y sobre todo con Cosme, sin ir más lejos, en su día:

    http://charlicorriendo.blogspot.com/2010/04/faena-putada-catastrofe.html

    ResponderEliminar
  3. Son escalofriantes los datos que citas en esta crónica, pero al mismo tiempo como bien dice Cosme, a la gran mayoria de la gente no le preocupa lo más mínimo. A veces me avergüenzo de ver en que mundo vivimos.
    Es cierto que contra los fenomenos naturales es imposible hacer nada, pero lo que respecta a la destrucción masiva de lo que nos rodea, tendrímos que concienciarnos muy seriamente que es lo que queremos hacer con nuestro planeta. Es cosa de todos.
    Saludos Carles.

    ResponderEliminar
  4. Desde luego normalmente solo nos importa lo que ocurre justo en nuestra puerta.
    Sea Kharma o lo que sea lo único cierto es que o ponemos algo de nuestra parte o esto puede terminar muy mal.
    Estamos asistiendo y por lo tanto participando en una decadencia social tremenda, o salimos de ella o "algo" nos sacará.

    ResponderEliminar
  5. Comparte totalmente tus opiniones, nos hemos convertido en seres insensibles, no vemos más allá de nuestras narices, y lo peor no hacemos nada por remediarlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Como no estar de acuerdo contigo Carles, desde mi punto de vista el razonamiento es muy sencillo.
    Tengo 53 años, recuerdo cuando era un niño en el colegio con 11, 12, 14 años que para nosotros el día de postular (por caritas, domund, cruz roja, etc…) era un día especial nos dejaban faltar a clase para estar todo el día con la hucha pidiendo, recuerdo que en la hucha ponían dibujos de chinitos, negritos, mongoles, etc etc…..
    Han pasado, cuantos años?, una vida casi, y la situación? La misma o peor, necesidad y podredumbre en los mismos sitios (o más aún), porque?..................
    Está claro NADIE LO QUIERE ARREGLAR, LOS GOBIERNOS LOS PRIMEROS, por intereses económicos, militares, estratégicos, y díos sabe cuantos más.
    Esto no nos exime a nosotros, también tenemos nuestra culpa con una actitud colectiva un tanto hipócrita para que negarlo.
    Esta claro, con iniciativas como el Karma o la meditación o cualquier otro movimiento espontáneo positivo y con beneficio colectivo es bienvenido aunque parezcan actos utópicos, pero por algo hay que empezar digo yo no?.
    Bonita, y profunda entrada, gracias por ello Carles.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Soy optimista. Todos los datos que citas se saben ahora, pero hace treinta años no. En estos momentos, si queremos, podemos ser conscientes de los horrores que asolan al mundo. No hay que olvidar que venimos de pasar dos guerras mundiales, no estamos peor que hace sesenta años. Y la solución es fácil, procurar, que los que nos rodean vivan mejor con nosotros que sin nosotros.

    Buena entrada Carles.
    Saludos desde La Elipa.

    ResponderEliminar
  8. Está claro que nos escondemos en nuestra insignificancia para seguir sobreviviendo sin hacer nada. Ya lo dijo Hobbes " El hombre es un lobo para el hombre", y nada ha cambiado.

    ResponderEliminar
  9. Tienes toda la razón. Una entrada muy completa. El resume del caos que vivimos en estos dias pone los pelos de punta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Me parece un artículo fantástico al igual que el blog, que lo acabo de descubrir y me parece enorme. Mis felicitaciones.

    ResponderEliminar
  11. No parece enorme el blog, es que lo es.. Cada día me gusta más leerte, cojo apuntes.

    ResponderEliminar
  12. Lo peor de todo es que somos el único animal que tropieza siempre en la misma piedra.

    Somos, en general, egoistas, codiciosos, embusteros, envidiosos,etc. La justicia social solo la propugnan aquellos que padecen la injusticia, la opresión, o sea los más desfavorecidos, en cambio los que más o menos van haciendo y cubriendo sus necesidades, no digamos ya de las personas que tienen una posición de privilegio, poco o nada se acuerdan de quines tienen la mala suerte de pertenencer a otro étnia, país, o clase social.
    Solo somos sensibles delante de una gran desgracia como la ocurrida hace unos días en Japón, y además nos sentimos amenazados por las posibles consecuencias que se puedan derivar hacia nuestro cómodo mundo occidental.
    Vivimos en una sociedad en la que los valores éticos, antes denominados morales, no tienen cabida, solo la comodidad el dinero y que nada afecte nuestro entorno más cercano, es lo que más nos interesa.
    Buen escrito, y lo mejor la intención de dar visibilidad a hechos reales que poco nos interesan.

    Gracias Carles,
    FRESH BEER

    ResponderEliminar
  13. Buena entrada, me uno a tu meditación, intento estar presente y consciente

    ResponderEliminar
  14. estan importante ser conscientes de todo lo que nos rodea... Buena entrada. Que hay que recordar que muy a menudo se nos olvida conectar con el exterior...

    Un saludo

    ResponderEliminar

Te invito a que aportes tu opinión... Sólo te sugiero que no lo hagas como Anónimo... Gràcias...!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BDL - POPULAR POSTS