Galería de Audio - Front

Galería de Audio - Front

Blogger Translate / Traductor del Blog

viernes, 4 de mayo de 2012

HTBCN 2012 - La crónica - Un Ultra Trail épico: viento, lluvia, niebla, dolor y sufrimiento... Soy "Finisher"...!! - Vídeo resumen del Ultra Trail..!! -



Es difícil y realmente complicado intentar transcribir de forma resumida todo lo que he experimentado y vivido en primera persona en esta edición del Ultra Trail Barcelona 2012. Es tal el cúmulo de sensaciones y reflexiones que ya adelanto que algunas de ellas van a quedarse en un ámbito más personal… De cualquier forma voy a hacer un ejercicio sinóptico para intentar que está crónica no se convierta en una entrega por capítulos y sea lo más fácil posible de leer… 

Mi experiencia como corredor “Ultra” es relativamente reciente, de hecho considero que estoy en plena fase de adaptación a la ultra distancia y desde luego mi nivel, en estos momentos, es bastante discreto. Desde que decidí el año pasado ir alejándome poco a poco de los maratones de asfalto e iniciar ese proceso de reconversión, he  ido descubriendo nuevas sensaciones y una nueva forma de plantear mi faceta deportiva y personal (todo está estrechamente vinculado) que me ha abierto nuevos horizontes y nuevas expectativas… He de clarificar que durante mi etapa estrictamente maratoniana he disfrutado muchísimo y he vivido momentos realmente inolvidables y siempre me consideraré un maratoniano de base… Pero ya sabemos que la vida es un proceso en constante evolución, en el que vamos superando distintas fases o etapas que nos deben permitir crecer no únicamente como deportistas sino también como seres humanos… Y yo ya estoy inmerso de forma irreversible en un nuevo ciclo...

Mi actual proceso evolutivo me está orientando hacía otros horizontes que poco a poco se van dibujando en mi mente… Y el Ultra Trail es quizás el inicio de este nuevo proyecto… Aún es prematuro tomar conclusiones pero creo haber encontrado un camino a seguir, una filosofía que alimentar, nuevas formas de expresión deportiva hacia un conceptos mas abiertos... Ya lo comentaré en su momento…

Ambiente general 30 minutos antes de la salida.... Se respira Ultra por todas partes...

Llegaba a este Ultra Trail de Barcelona con un cúmulo de dudas que me han ido asaltando durante esta fase final del entrenamiento. Nada nuevo en el sentido de que ante un reto de estas características lo habitual es pensar que no has entrenado lo suficiente, que tienes varias molestias que se convertirán en un pesado lastre durante el recorrido, que la alimentación no ha sido todo lo equilibrada que debería, que mentalmente no estas dispuesto, etc… Aunque a mí lo que más me preocupaba a priori, era la sensación de cansancio acumulado que durante las dos semanas previas a la competición he experimentado, considerando que creo no haber realizado un plan de preparación específico para una competición con esta exigente geografía y con un trayecto de 73 km... Y la sensación de que he ido improvisando un poco…

Sea como fuere y hecho un mar de dudas, llega el momento  señalado en el calendario para iniciar la gran prueba… Así que voy a intentar resumir los momentos más significativos…

Todo preparado y a punto para empezar a correr... La tensión ambiental era evidente...


Lo habitual es que antes de una competición, la noche anterior uno duerma algo más intranquilo y, con más motivo aún, cuando se trata de un reto imponente como este HTBCN. Así que intento dormir lo mejor que puedo durante apenas 5 horas y a las 6 de la mañana ya estoy en la zona de salida,  frente a la popular iglesia del paseo marítimo de Sitges… Allí me encuentro con Toni Benítez (Run Run Run)  y sus colegas que también van a correr la gran prueba… El ambiente poco a poco se va animando y en apenas unos minutos estamos ya algo más de 400 Ultras en el cajón de salida…  Antes nos hacemos unas fotos para inmortalizar el instante mientras un cierto estado de expectación general  se respira en el ambiente.

Aprovecho para saludar a varios amigos y acto seguido nos introducimos en el cajón de salida... Son ya las siete de la mañana y se da el pistoletazo que señala el inicio del HTBCN 2012... Estamos en marcha…!! Le transmito a Toni y a sus colegas mis mejores deseos y cada uno se centra en la estrategia prevista para el evento…  Un primer elemento, de momento positivo, es que el cielo está cubierto y parece que no tendremos una mañana con un calor excesivo…

Con Toni antes de salir... Aun no sabíamos lo que nos esperaba...

Los primeros km del recorrido nos dirigen hasta el puerto de Aiguadolç en Sitges (dónde está situada la llegada) para después de unos 2 km de asfalto empezar ya a pisar la montaña… Mi estrategia la tengo perfectamente definida y consiste en economizar al máximo la energía disponible y no malgastar en esfuerzos innecesarios además de intentar asimilar la ingesta de alimentos de forma planificada y mantener un buen nivel de hidratación… A priori, este Ultra Trail es muy importante para mí y puede suponer un punto de inflexión para mis futuros proyectos, por tanto tengo una prioridad absoluta: intentar completar la prueba por encima de todo. Soy consciente de que no va a ser nada fácil, que me voy a encontrar con situaciones imprevistas y que deberé hacer un esfuerzo definitivo para gestionar todos esos elementos con solvencia… Pero ya sabemos que la realidad siempre supera cualquier expectativa…

Como ocurre en la mayoría de Ultra Trails el inicio es siempre de subida constante hasta alcanzar la altura base a partir de la cual se irán alternado los distintos desniveles (ascensos y descensos) que conforman el total del desnivel acumulado… Otra de las características diferenciales de este Ultra Trail es la particular geografía física del terreno. El recorrido discurre por el Parque Natural del Garraf con una vegetación que caracteriza fundamentalmente el paisaje y que consiste en un matorral denso de uno a tres metros de altura que domina amplias extensiones aunque en puntos muy concretos también existen zonas de bosque mediterráneo. Pero lo más significativo para los corredores son las piedras. “Piedras” en superlativo de todos los tamaños y formas, erosionadas por los elementos, afiladas, redondeadas… Un sinfín de piedras y rocas..!! Sin olvidar las  superficies de piedra deslizante que están incrustadas en el terreno y de las que luego hablaré…

Una vez hemos subido hasta La Morella, me detengo unos segundos para tomar esta 
instantánea... El cielo gris era una aviso de lo que vendría después...

Tal y como he comentado vamos subiendo y ganando altitud manteniendo una progresión constante y en esos primeros compases, cuando aún estamos frescos, puedes ascender sin mayores problemas… Yo mantengo el ritmo programado y procuro no excederme en la intensidad, aunque a veces es complicado si desde atrás siempre hay alguien que va “empujando”…. Como acabo de comentar, en este tipo de terreno muy técnico hay que extremar las precauciones  para evitar cualquier incidencia pero lo que no podemos ignorar, aunque nos gustaría, son las fuertes y crecientes rachas de viento huracanado que sopla desde cualquier dirección y que dificultan, en muchas ocasiones, incluso mantener el equilibrio… A pesar de que la temperatura ambiental es perfecta, el viento poco a poco hace que la sensación térmica vaya siendo cada vez más fría, además de la molesta sensación de constante impacto en el cuerpo… De momento lo voy asimilando bien aunque en los tramos en los que el ritmo desciende y el esfuerzo físico es menor las sensaciones de frio se dejan notar…

Por mi parte, en los primeros km, me encuentro relativamente cómodo y pienso que voy aplicando correctamente mi estrategia de carrera... Las molestias parece que están estabilizadas y la sensación de cansancio general que llevo acumulado, de momento, no pesa en exceso...

La larga hilera de “Ultras” se va extendiendo por los senderos y van formando multicolores curvas en lenta ascensión que se dibujan en las laderas de las montañas… Extremando las precauciones para asegurar cada zancada voy manteniendo el ritmo previsto y he superado ya el km 20 de recorrido. A partir de ahí ya estamos en zona de nadie, inmersos en las alturas de las montañas  y en plena fase de esfuerzo físico y mental… Hago un primer balance positivo de lo recorrido hasta ahora pero soy consciente de que la parte más dura aún no ha llegado mientras el fuerte viento continúa dando bandazos por doquier... Sin mas novedad voy ya camino del km 30, aproximadamente en el km 25 sufro una incidencia que está a punto de ser definitiva, no por las consecuencias físicas directas sino por las secuelas durante muchos minutos… En una de esa bajadas en las que crecen las piedras amenazantes como cuchillos desenfundados no calculo bien uno de mis apoyos, tropiezo y salgo catapultado hace delante...

Estoy en un tramo de bajada muy pronunciada y las expectativas de aterrizar en esa inhóspita superficie no son muy sugerentes ya que el impacto puede ser durísimo… Soy consciente de que estoy perdiendo la verticalidad y cuando ya me veo aplastándome en toda mi extensión sobre las aristas de las amenazantes piedras, por suerte, encuentro en la caída un arbusto a mi izquierda y me abrazo a él…!! Ese gesto instintivo me salva de mayores consecuencias, apenas unos rasguños... Pero el susto es mayúsculo..!! En ese movimiento de emergencia parece que he realizado un mal gesto en la espalda y la zona lumbar queda afectada… Empieza a dolerme con intensidad, sobre todo en las bajadas y esa sensación dolorosa, leve al principio, va en aumento conforme avanzan los kilómetros…

Aun así quiero ser optimista y confío en que será algo pasajero, pero la molestia en la zona lumbar sigue ahí y ello repercute en mi estado general ya que corro en una posición forzada para evitar el dolor y eso me provoca un malestar general… Me faltan unos 4 km para el siguiente punto de control y entro en una primera fase realmente crítica…  Ese malestar general empieza a afectarme mentalmente y comienzo a percibir sensaciones muy negativas y un cierto desánimo creciente… No estoy cómodo y el dolor no remite… Son unos largos minutos en los que no puedo evitar pensamientos totalmente oscuros que me van hundiendo poco a poco, estoy en fase de declive extremo..!!  Hasta tal punto me afecta esas dosis de negatividad que conforme me voy acercado al control de km 30 pienso que descansaré unos minutos y, si no me recupero, será mejor abandonar que sufrir hasta la extenuación y sin ninguna posibilidad de finalizar la prueba…  Voy realmente “tocado”  física y mentalmente y esos km restantes hasta alcanzar el control se me hacen inacabables…

Sobre el km 43... En plena fase de recuperación anímica después del momento crítico...


Llego al punto de control y lo primero que hago es quitarme la mochila y pedir una silla para sentarme unos minutos… Como y bebo algo y busco en mi mochila un Ibuprofeno..  Y no lo encuentro…!! Me lo he dejado en casa… Comento a los presentes si alguno tiene y me comentan que no llevan tampoco... La he fastidiado…!! Me resigno a la realidad he intento relajarme mientras ingiero alimento y bebida y me informo con los responsables de la organización de cómo funciona el tema de los abandonos en este punto y de que medios dispongo para regresar al punto de salida…  Pasan los minutos y tengo la sensación de que el hecho de reponer energías me ha dado algo más de vitalidad. De modo que finalmente les digo que voy a intentar continuar y si veo que el dolor no remite daré media vuelta y regresaré al punto de control…

Cargo la mochila y retomo el trayecto. Parece que voy algo mejor y sigo adelante… Y, por suerte para mí, en un par de km me alcanza un corredor y al pasar junto a mi, supongo que mi gesto me delataba, me pregunta que como estoy… Le respondo que intento recuperarme del dolor de espalda y… Me pregunta si quiero un Ibuprofeno..!!  Le doy las gracias y le digo que realmente me hace falta pero al darme la pastilla veo que es la última que lleva y le digo que acepto el ofrecimiento siempre y cuando él no lo necesite…. Y me contesta que no lo va a necesitar porque... Ya se ha tomado tres…!!!

Con el Ibuprofeno ya metido en el cuerpo y la energía ingerida parece que poco a poco la sensación va mejorando y me animo un poco. Así que mi próximo objetivo es llegar al control del km 40 y allí valorar la situación… Antes de completar esa nueva etapa tenemos que sortear un ascenso muy exigente y su correspondiente descenso. Así que esa circunstancia puede ser determinante para tomar una decisión definitiva al poder valorar mi capacidad de respuesta… Afronto ese objetivo parcial algo más motivado  porque parece que hay una ligera mejoría sintomática… Tras superar esos obstáculos, no sin dificultad, llego al km 40 donde repongo fuerzas y líquidos… La mejoría es evidente pero no total. De modo que para el resto de la carrera decido ir por etapas de 10 en 10 km y plantearme la continuidad en cada tramo… He conseguido superar el primer momento crítico del Ultra Trail en el que he estado al borde de tomar la decisión de abandonar y ahora quiero asegurar cada paso que doy… Y también parece que poco a poco voy recuperando consistencia mental y voy reconstruyendo mi esquema táctico mientras intento volver a tomar el control mental de la situación…

Se trata de mantener la continuidad hasta el km 50… Ese punto puede ser clave para el desarrollo de Ultra Trail… Así que centro todos mis esfuerzos en esa próxima meta… Hace ya unos minutos que me he cambiado de ropa... He dejado en la mochila la camiseta de manga corta y me he puesto la compresiva de manga larga ya que la sensación térmica sigue descendiendo aunque el fuerte viento parece que, a partir del km 40, va perdiendo intensidad…

Tras la salida del km 40 el recorrido vuelve a proponernos un diente de sierra de los que te dejan “a gusto”… Subida pronunciada de unos 4 km y bajada a continuación. Por mi parte, sin que pueda lanzar el grito al cielo, parece que voy recuperando la normalidad, el dolor se ha reducido y se mantiene estable… Eso sí, extremo al máximo las precauciones en esas bajadas repletas de piedras y más piedras para intentar evitar otro incidente de esas características ya que el cansancio general se va acumulando y ello supone menos capacidad de reacción debido al menor control muscular…

En relación a la alimentación e hidratación en carrera, parece que la asimilación es correcta. Ese era uno de los puntos que más me preocupaba, pero de momento está controlado…

Llego al Km 50…!! Pensándolo fríamente sólo me quedan 23 km para completar el Ultra Trail… Nada excepcional si fuese un entreno normal… Pero una dificultad inmensa cuando llevas ya 50 km en las piernas… Me detengo unos minutos en el avituallamiento y hago un balance de la situación: Lo cierto es que he superado un momento muy delicado que casi me cuesta el abandono, el malestar y dolor general ha mejorado lo suficiente para permitirme soportarlo, el cansancio acumulado es evidente pero a eso ya estoy acostumbrado y mentalmente vuelvo a sentirme fuerte… Así que tomo la decisión de continuar hasta el final y darlo todo en el intento…!!

Camino ya del km 55... Uno de los pocos tramos sin piedras...!!!


El tramo hasta el km 60 tiene tendencia a bajar con algún pequeño repecho intermedio lo que me exigirá la máxima capacidad de concentración... Por suerte supero este sector sin sufrir ningún percance a pesar del lógico cansancio y, por primera vez desde que empecé a correr esta mañana a las 7 horas, la posibilidad de conseguir finalizar el Ultra Trail empieza a ganar algo de consistencia en mi mente… 

Consigo alcanzar el control de paso del km 60 y, después de reponer un mínimo de provisiones, lo cierto es que ya estoy cada vez más ilusionado con alcanzar la meta y es esa misma sensación de que finalmente parece que el hecho de ser “Finisher” va a estar a mi alcance lo que me permite sacar fuerzas de flaqueza y recuperar un punto de energía en mis piernas… Me despido de los responsables del control y con determinación afronto el último tramo… Vuelvo a moverme algo más rápido y con mejores sensaciones  y en ese momento empieza a lloviznar de una forma muy débil casi imperceptible pero no le doy mayor importancia. Este último tramo hasta la meta está compuesto por dos duros ascensos y un bajada final muy pronunciada antes de volver a entrar en los 2 km de asfalto para alcanzar la llegada en el puerto deportivo de Aiguadoç (Sitges). Pero, lo que nos deparaba ese último tramo era algo, que aun ahora cuando lo estoy escribiendo, todavía me estremece…!!

Intento ir todo lo rápido que puedo y en ese parte tramo nos encontramos algunos corredores y nos vamos animando mutuamente ante la “cercanía” de alcanzar nuestro objetivo…. En ese momento mi máxima prioridad es avanzar con toda la celeridad posible para evitar que anochezca ya que voy sólo y no me gustaría enfrentarme a la inmensidad de la montaña en esas condiciones…

Como antes comentaba, la llovizna que empezó débilmente se va intensificando de forma progresiva y yo me dejo llevar por las buenas sensaciones que me produce el hecho de pensar, ya con total convicción, que voy a alcanzar la meta. Aunque mi sentido común me sugiere que me detenga un momento y me ponga el impermeable... Finalmente decido dejarme empapar por la fina lluvia y esa sensación me llena de vitalidad y de frescura mientras voy avanzando... Las pequeñas gotas de lluvia golpean mi rostro y me siento fuerte y motivado...… (Luego pagaría el error).

En ese momento la situación es la siguiente: Empieza a anochecer y cada vez llueve con más intensidad aunque sin llegar a diluviar. Tras unos km, después del punto de control, con muy poco desnivel, iniciamos una subida muy dura que a estas alturas ya es demoledora. Conforme vamos subiendo y la noche avanza, la niebla se densifica cada vez más…  Aun consigo superar la primera subida con algo de luz diurna pero ya en el descenso la noche empieza a cerrarse debido a que el cielo está totalmente cubierto y la lluvia persiste en su intensidad. Aquí cometí el error de calcular mal el tiempo restante para finalizar el Ultra Trail. Confiaba en la lluvia no arreciaría lo suficiente como para empaparme totalmente y si fuese así yo ya habría llegado...

En el descenso de ese penúltimo pico antes de la llegada es cuando la cosa se complica realmente y dado que todavía voy sólo, empiezo a estar algo inquieto por la situación… Cada vez llueve más, la niebla se cierra por momentos hasta el punto en que, en esos momentos, mi visibilidad es cada vez más reducida y si levanto la vista al frente, la luz del frontal ejerce un efecto rebote en la densa niebla y sólo veo una atmósfera blanca que me rodea a escasos metros, lo que entraña el riesgo de no ser capaz de distinguir alguna de las cintas de señalización y extraviarse (Nefasto pensamiento que luego se concretó..)  Esa situación se agrava debido a que los dos tramos de descenso restantes son  prácticamente de roca viva y con muchas aristas afiladas además de piedras rodantes y zonas de tierra inundada en medio del sendero… Cualquier mínima distracción puede facilitar que el pie resbale como en un tobogán húmedo y las consecuencias sean fatales…

Finalmente consigo llegar a la meta... Calado hasta los huesos, dolorido pero feliz...!!

El escenario cada vez es más dantesco…. Y estoy seriamente preocupado por el hecho de que algunas de las cintas señalizadoras se haya caído por efecto de la lluvia o el viento y eso provoque una situación no deseada… 

En este punto del relato doy alcance a un corredor en pleno ascenso, una vez se da cuenta de mi presencia me invita a adelantarle pero pienso que ya que nos hemos encontrado lo mejor es permanecer juntos ante la irreductible manifestación de los elementos de la naturaleza, le digo que no se preocupe y que vamos a ir juntos, que mi máxima prioridad es salir de este infierno sin sufrir ninguna otra caída y entonces él me comenta que precisamente hace unos minutos acaba de caerse y que se ha llevado un buen susto aunque está bien y puede continuar… Le comento que yo también me caí mucho antes y que estamos  metidos de lleno en una auténtica noche de perros…

En un escenario semejante, en las subidas es cuando vamos más seguros ya que el riesgo es menos evidente pero cuando iniciamos ya el descenso final, de unos 4 km, la situación está casi al límite… La lluvia se mantiene estable en su intensidad, yo ya estoy absolutamente empapado pero rehúso detenerme para ponerme el impermeable, ahora no tendría ningún sentido, la niebla se ha concentrado todavía más, hasta el punto que la visibilidad es de poco más de un par de metros y las rocas brillan bajo el frontal debido al agua que circula sobre su superficie… Parece una escena de un viaje en un mundo perdido o el preludio del fin del planeta...!! Y pensar que en apenas 5 km nos situamos en la zona de llegada…

La verdad es que hay momentos máxima tensión e inseguridad porque incluso uno ya duda de dónde poner el pie para intentar no resbalar… Deseamos fervientemente que se acabe de una vez por todas este tramo final pero antes al contrario, como vamos con mucha precaución, parece que cada vez se hace más largo y que no estamos avanzando… Inmersos en esta situación crítica conseguimos llegar a la altura de un depósito de agua que recordamos del tramo inicial de la mañana y bajo la densa cortina de lluvia damos por sentado que estamos en el camino adecuado pero a partir de ese punto no somos capaces de visualizar ninguna cinta señalizadora y, después de consultarlo mutuamente, decidimos seguir la dirección que parece nos indica el sendero…

Avanzamos penosamente unos 150 metros hasta llegar a un punto en el que no vemos prácticamente nada… Una cortina de agua y niebla nos impide la visión y seguimos sin localizar ninguna señal… Regresamos hacia atrás pero tampoco distinguimos nada… Creo que en ese momento estamos perdidos… Intentamos conservar la calma pero es preocupante que estando relativamente cerca nos hayamos desorientado en la densa oscuridad…

Cuando llevamos en esa situación algo más de 15 min, distingo entre la niebla unas tenues luces que parece que se van acercando. Llegan a nuestro lado un grupo de tres corredores más que están en nuestra misma situación... Ahora ya somos 5 y decidimos seguir nuestro instinto para encontrar el camino correcto. Tomamos un sendero que parece viable pero después de varios centenares de metros somos conscientes de que no es el camino que buscamos… Intercambiamos impresiones y… Vuelta atrás..!! Por fortuna tras largos minutos de deambular en este escenario de auténtica película de terror, por fin, uno de los miembros del grupo da la voz de alto y parece que ha encontrado la marca que indica el sendero del GR y que nos conduce a las cintas señalizadoras… Estamos salvados..!!

Una vez reencontrado el camino a seguir queda la segunda parte, continuar el descenso con el máximo riesgo de accidente en caso de un resbalón imprevisto..

Por mi parte, como podéis imaginar, además de calado hasta los huesos empiezo a tener mucho frio y debido al roce del agua con algunas piedrecillas que se han introducido entre el calcetín y la zapatilla tengo dos severas molestias en las plantas de los pies… En el izquierdo en la parte delantera de la planta bajo los dedos y en el derecho bajo el dedo gordo… Es decir, que se me están formando dos magníficas ampollas que van a ser un castigo añadido hasta el final…

Mantenemos el tipo buscando desesperadamente el punto en el que dejamos ya la montaña para encontrarnos con los dos últimos km de asfalto que llevan hasta la meta… Es como una pesadilla inacabable… Pienso que los afortunados corredores que han llegado antes han evitado vivir este duro episodio que nos ha deparado la climatología... Tras larguísimos minutos en esas deplorables condiciones, por fin alcanzamos el acceso al tramo final… Estamos derrotados por el esfuerzo y la tremenda exigencia que nos ha impuesto el poder inabarcable de los elementos desatados de la naturaleza en estos últimos km… En resumidas cuentas, este episodio ha supuesto que hemos realizado 2 km añadidos no previstos al principio… Pero después de todo lo damos por bueno ya que por fin hemos superado esa desagradable incidencia...

Desde el pie de la montaña hasta la llegada vamos avanzando con resignación pero con la seguridad de que en pocos minutos seremos “Finisher”. En mi caso este tramo final se me hace especialmente incómodo ya que voy sufriendo el escozor de las ampollas en los pies y además estoy aterido de frío…

Un Ultra Trail épico y una lección impagable de superación personal... Soy "Finisher"...!!!

Finalmente cruzamos el arco de llegada…  Al pasar bajo el mismo me detengo unos segundos para alzar los brazos en un acto simbólico…  Soy “Finisher”…!! Ha sido un Ultra Trail excepcional por haber soportado el severo correctivo de los elementos de la naturaleza y por haber superado momentos muy críticos al borde mismo del abandono… Pero al fin con sufrimiento y dolor lo he conseguido….!!

En cuanto cruzo la línea de meta, son poco mas de las 11 de la noche,  y sin poder controlar el temblor  compulsivo que se apodera de mi cuerpo debido al frío, me cambio rápidamente de ropa y unas amables chicas que están esperando la llegada de algún corredor me prestan un par de mantas para que recupere algo de calor….

Así concluye mi aventura en un Ultra Trail épico y que para mí ha sido realmente una experiencia de vida en muchos aspectos que sin duda alguna van a ser cruciales en mi percepción de cómo hay que afrontar este tipo de competiciones extremas  y, al tiempo, ha sido una prueba de fuego impagable en vistas a futuros planteamientos que hace ya tiempo vengo gestando….

La camiseta de "Finisher"... Realmente se ha hecho muy duro conseguirla.

Vuelvo a dar las gracias efusivamente a todos los que, de una forma u otra, os habéis interesado por la evolución y conclusión final de esa aventura… Y a todos lo que visitan este Blog y leen sus contenidos, que me consta son un número importante, aunque por la razón que sea no dejen ningún comentario y opten por quedarse en el anonimato  (Aunque creo que sería más interesante para todos que manifestaran sus opiniones...) También gracias a ellos por su presencia virtual...

Y por último dar las gracias a la organización del UTBCN por invitarme a participar en este evento, en el que soy testigo de que se han esforzado al máximo para que todo saliera correctamente y creo que, en general, lo han conseguido... Aunque siempre hay detalles que pueden mejorarse... Buen trabajo...!!

Voy a tomarme unos días de “desconexión virtual" para recargar las maltrechas baterías…

Hasta pronto y gracias...!!

VÍDEO RESUMEN DE LA UTBCN 2012 - BY SPORTVICIOUS

43 comentarios:

  1. Impresionante Carles, vaya experiencia épica has vivido. Me alegro de que lo consigueras, ahora descansa y a pensar en nuevos retos. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena Carles!! Menudo carrerón!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Que se puede decir ante tal impresionante gesta.... Simplemente darte la ENHORABUENA ante tal reto que seguro que no será el único.
    FELICIDADES CARLES!!!

    ResponderEliminar
  4. Bien merecidos. Qué emocionante crónica. Digiérelo, saboréalo, y sobre todo, disfrútalo, porque son momentos únicos. ¡De mayor quiero ser como tú! :) Un fortísimo abrazo y muchísimos ánimos en tu recuperación. ¡Qué emocionante!

    ResponderEliminar
  5. EL CORREDOR QUE TE DIO EL IBUPROFENO, ERA EL ANGEL DE LA GUARDA!!! ME ALEGRO QUE EL SUFRIMIENTO... HAYA TENIDO SU RECOMPENSA, LA CRONICA DE LUJO AMIGO CARLES.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena Finisher, esto ya queda para la posteridad, así que una más para la saca, me alegro un montón: David G.

    ResponderEliminar
  7. Felicidades Carles, que gran reto logrado. Supongo que lo mejor de todo es la experiencia vivida y con las dificultades que tambien nos has narrado, mas aun. Son esas cosas que se te quedan grabadas y que nunca olvidaras. he disfrutado leyendo como si yo mismo hubiese corrido a tu lado un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Siempre dando la talla Carles, a pesar del sufrimiento y de los contratiempos, Grande...

    ResponderEliminar
  9. Veo que a pesar de todo,hemos tenido una experiencia muy buena y eso es lo que cuenta.Nos vemos en el monte.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Objetivo conseguido. Un ultra más en las piernas.
    Y además en unas condiciones de las más difíciles. Cuando cayó el diluvio universal yo estaba tirado en el sofá viendo la tv y pensando en vosotros.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. madre mia q calvario tuviste q pasar,pero aguantaste ahi como un ultra que eres...felicidades carles
    un abrazo

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que no hacías muy buena cara cuando te ofrecí el ibuprofeno, me alegro que te ayudara a levantar el ánimo y consiguieras acabar. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad que me alegro de que hayas aparecido en el Blog..!! Porque no sabía ni tu nombre... De nuevo te agradezco el detalle de darme el Ibuprofeno y espero que a ti también te hicieran buen efecto y consiguieras terminar el UTBCN...!! Gracias de nuevo, Javi...!!

      Eliminar
  13. Joder, que aventura, la leche. Y sobre todo que poder mental tienes que tener para no mandarlo todo a tomar por c.... a esas horas de la noche.

    ENHORABUENA.

    ResponderEliminar
  14. enhorabuena, carles, que pasada de carrera y de cronica. Me da miedo pensar en tus siguientes retos...

    ResponderEliminar
  15. Titánico el esfuerzo, y buenisima la crónica. Enhorabuena Carles.

    ResponderEliminar
  16. Estas cronicas y carreras me encantan. Ha sido epico luchar con el tiempo los km y los elementos. Se te ve muy satisfecho y no es para menos yo tambien lo estaria ha sido una verdadera hazaña. Enhorabuena por terminar y por tener el coraje de sobreponerte a todas las adversidades.
    Una vez mas.... grande Carles!!!!

    ResponderEliminar
  17. Enhorabuena Carles, me gustaria tener tu fuerza mental para poder conseguir esos retos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Sabes que algo así va a ser duro, pero no sabes lo duro que puede llegar a ser ni qué sorpresas te vas a encontrar... Mantuviste la calma y la cabeza frías... Y le diste fuerte a las piernas durante más de 70 kilómetros!!! Toda una hazaña, superando un final de película de miedo... Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  19. Felicidades!!! Carles, que grande!!!

    ResponderEliminar
  20. Me quito el sombrero, y no lo digo por decir.

    ResponderEliminar
  21. Felicidades Carles!!!!...Reto superado!!!........espectacular tu crónica como siempre

    ResponderEliminar
  22. Excelente crónica, Carles! Espero que sigas por la senda de los "ultras" y coincidamos en alguna ocasión. Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Buenas Carles muy buena crónica yo también hice la UTBCN 109, pero no me queda claro hablas de la UTBCN sin embargo tienes dorsal de la HALF 73 y camiseta de finisher de la ULTRA 109.

    En mi caso aún llegando sobre el 100 de 260 ya no quedaron tallas de camisetas UTBCN 109

    ResponderEliminar
  24. Carles, hice la STBCN y ya me pareció dura. No puedo ni imaginarme, bueno, intento por lo que tú cuentas, pero es difícil, la Half, por no hablar de la Ultra. Uff! Tiene un mérito terrible. Te lo dice alguien que "sólo" corrió 2h19 para sortear 23km duros y técnicos. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  25. Ahí está Carles,superando todas las adversidades posibles. Le echaste un valor tremendo para no abandonar y llegar a la meta. Descansa estos días que te hará falta. mi más sincera enhorabuena FINISHER!!

    ResponderEliminar
  26. Piedras y mas piedras, agua, niebla, solo les ha faltado hecharos un par de perros para que os persiguieran. Durica prueba y...las expectativas de aterrizar en esa inhóspita superficie no son muy sugerentes ya que el impacto puede ser durísimo…bonita forma de describir un ostiazo. Un saludico y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  27. Vaya tela de carrera Carles, y que dos pelotas más bien puestas le has echado para afrontar tan tremendo reto, muchísimas felicidades y ahora a recuperar que la carrera ha dejado sus secuelas.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Genial crónica Carles! muchas felicidades de nuevo, es sorprendente que hables de 2 kms extra como si nada, jajaja. Te has dado cuenta de un detalle? mi dorsal en Valencia era 152. Un besazo y descansa!

    ResponderEliminar
  29. Los pelos de punta se me han puesto leyendo la crónica. La de experiencias que se pueden vivir en un mismo día, pero el colmo ha sido la parte final. Encontrarse perdido en mitad de la montaña rodeado de niebla, lluvia y rocas afiladas... Mi más sincera enhorabuena, creo que lo has hecho de maravilla. ¡ Felicidades !, y a pensar en el siguiente.

    ResponderEliminar
  30. Carles impresionante, me imagino la situación en descenso con rocas y piedras, sumado a la lluvia y niebla y se me pone el vello de punta.

    Las piernas las tienes fuertes, pero nada en comparación con la cabeza.

    Uno de los puntos débiles que tenemos los asfalteros al irnos arrimando a la montaña son los descensos, nos falta soltura y confianza para hacer los apoyos leves que se necesitan en algunos tramos, pero eso solo se aprende de una forma.

    Lo que estás preparando para tu futuro tiene que ser muuuuuy grande, viendo los preparativos.

    ResponderEliminar
  31. Enhorabuena Carles. Una experiencia extremecedora.
    Y además extraigo varias lecciones para mis 101 de Ronda: Llevar ibuprofeno, poner impermeable si empieza a llover y andar con los ojos bien alerta al recorrido durante la noche.

    ResponderEliminar
  32. Enhorabona Carles, a seguir sumant

    ResponderEliminar
  33. Si plantear este tipo de carreras ya está al alcance de pocos, ser finisher con esas condiciones está reservado a los muy preparados o a los muy perseverantes. Veo que tú perteneces a los dos tipos. Muchas felicidades.

    ResponderEliminar
  34. grande carles mi mayor reconiociemiento un abrazo y muchas felicidades finisher,ahora a disfrutar de lo conseguido.

    ResponderEliminar
  35. Mi más sincera enhorabuena Carles!!!!!! impresionante!!! no me imagino correr con el frío y la lluvia tantas horas y el roce de la ropa, las pendientes, las rocas, la niebla!!!! impresionante!!! muchas felicidades!!! disfruta de ser finisher y descansa!!
    un fuerte abrazo,
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  36. Algún día me gustaría ser como tú. Muchas felicidades por el gran logro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  37. Enhorabuena Carles definitivamente eres un ultrarunner (ahora certificado).

    Tiene que ser muy emocionante pasar la línea de meta después de tantas horas de pelea.

    Tengo ganas de conocer esas ideas que estás gestando.

    ResponderEliminar
  38. Muchas felicidades Carles otra vez, está ha sido dura, más mérito tiene, asimila y descansa

    ResponderEliminar
  39. Felicidades champion!!!! después de las horas en meta viene la merecida recompensa! una pasada!!!! ;)

    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar

Te invito a que aportes tu opinión... Sólo te sugiero que no lo hagas como Anónimo... Gràcias...!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BDL - POPULAR POSTS