Galería de Audio - Front

Galería de Audio - Front

Blogger Translate / Traductor del Blog

viernes, 31 de diciembre de 2010

2010 Twelve Images Of The Year - 2010 Doce imágenes del año

Se acaba un año que, deportivamente hablando, podría haber sido mucho mejor.. La disposición física y la mentalidad así lo presagiaban... Finalmente no se cumplió el pronóstico... Una inoportuna lesión puso freno durante la segunda parte del año a los proyectos en marcha... Me vi obligado a descartar mi participación en la Desértica Extrema de Belchite, en varios Duatlones en los que iba a defender los podiums obtenidos el año pasado (Els Pallaresos, la Secuita, etc), en el Maratón de Ciudad Real y en el Maratón de Castellón... . Aún así me quedo con la parte positiva.. En los momentos difíciles es cuando uno se conoce mejor a sí mismo, profundiza en sus carencias y tiene la oportunidad de crecer como persona y como deportista...

No comento las imágenes porque prefiero dejar que ellas trasmitan la realidad de cada momento con su propio lenguaje... Estas imágenes - hay muchas más y se ha hecho muy complicado elegir sólo doce - reflejan una parte de los momentos, vivencias y sensaciones que han dado forma y contenido a 2010.... 

Gracias a todos por compartir algunos de estos momentos ya sea personalmente o a través del Blog...!!













domingo, 26 de diciembre de 2010

Salida dominical... Con mucho frío y un Sol que no calienta..!!


El grupo de atletas medio congelados antes de empezar la salida.. La resolución de la foto no 
es la correcta porque en la cámara estaba activada la opción de vídeo... Je, je.. (cosas del frío...!!) 

Como ayer avanzaba hoy correspondía la salida larga del domingo.... A pesar de que hoy, por ser festivo, hemos quedado un poco más tarde de lo habitual (9:00 h..) hacia un frío terrible que te calaba hasta los huesos.. ( Apenas 3 grados...) Hemos empezado a correr y ha costado muchísimo entrar en calor... Durante el trayecto nos hemos encontrado charcos de agua congelados como pistas de patinaje sobre hielo y suerte que hemos ido corriendo al lado del mar...

Yo he intentando mantener el rtimo de mis compañeros (están todos muy fuertes..!!), cosa que he conseguido hasta el km 13 en el que hemos ido por debajo de 5 min/km, en concreto la dos últimos antes de llegar a ese punto a una media de 4:45... Luego a partir del km 13 he ido perdiendo fuelle y me he conformado con llegar hasta el punto de inicio manteniendo un ritmo mucho mas pausado y sufriendo un poco... En total hemos hecho 17,170 km y por mi parte, en general, con buenas sensaciones, aunque a uno siempre le quedan ganas de ir más rápido.. Pero no puedo quejarme ya que la evolución de la lesión del tendón de Aquiles debe ser progresiva y sin esfuerzos drásticos....

BTT en Navidad... What a feeling...!!

En lo alto del mirador con el Mediterráneo al fondo y un Sol espectacular...!! 

Simplemente dejar constancia del entreno de esta mañana de Navidad... Ayer conversando con mi amigo Joan Josep Corella me invitó a correr junto a otros compañeros de atletesvng, pero decliné esa invitacióm muy a mi pesar ya que en esta fase de recuperación del tendón de Aquiles, intento no correr dos dias seguidos y los voy alternando para no castigarme demasiado... Correr, nadar, correr, bicicleta, etc... Así que esta mañana a las 9:00 me he equipado convenientemente y me he lanzado con la BTT ha hacer un rodaje traquilo y sin sobresaltos... Al final han sido 35 km con un sol espectacular y bordeando la costa, eso sí, com mucho frío. (7 º). He coincidido con muchos amigos runners que iban entrenando en diferentes circuitos y con todos ellos he compartido unos minutos de charla... Mañana domingo sí que toca salida de running y espero encontrar buenas sensaciones... 

Muy lentamente, pero creo que con absoluta convicción, voy orientándome hacia la dirección correcta...

viernes, 24 de diciembre de 2010

Marathon Heart... You Got It...?? Tienes corazón maratoniano....??


Corazón

Órgano del tamaño de un puño, situado en el tórax encargado de bombear la sangre a los pulmones y al resto del cuerpo. Se divide en cuatro compartimentos: dos aurículas y dos ventrículos. Las válvulas, en número de cinco, impiden el retorno de la sangre una vez que se ha efectuado la contracción de la cavidad correspondiente. (Diccionario ilustrado de términos médicos)

Corazón maratoniano

El llamado síndrome de "corazón de deportista" ha sido mal interpretado durante mucho tiempo y tenido como sinónimo de patología. Los médicos pensaban que el deporte era contraproducente para la correcta funcionalidad del corazón y que su práctica disminuía la esperanza de vida.

A partir de los años 50 se empieza a reconocer el corazón de deportista como un órgano sano, además de mejor desarrollado y con mejor funcionamiento que el corazón de las personas sedentarias. A partir de los años 70 y 80, la ecocardiografía y luego la resonancia magnética nuclear permiten un conocimiento más exhaustivo del corazón de deportista. Los médicos del deporte tratan de analizar la capacidad de rendimiento de deportistas como los maratonianos, que llevan su organismo y su corazón a situaciones límite.

En los entrenamientos y competiciones, el corazón del maratoniano se adapta para suministrar más cantidad de oxígeno por minuto a los músculos en ejercicio. Una de las mejores estrategias para suministrar más O2 es simplemente el suministrar más cantidad de sangre sangre por minuto. De esta forma pasamos de mover 5 l/min de sangre en reposo a más de 40 l/min en una carrera de intensidad máxima (tipo 1.500 m), y en una carrera continua prolongada pueden moverse hasta 25-30 l/min. Todos conocemos la adaptación más evidente al ejercicio: la frecuencia cardiaca aumenta y al tiempo que aumenta el número de latidos, también lo hace el volumen de sangre que el corazón lanza en cada latido. El corazón se llena más de sangre antes de cada latido (aumenta su volumen diastólico), por otro lado los latidos, además de ser mas frecuentes, son más fuertes y el corazón se vacía más después de latir (disminuye su volumen sistólico). Mediante esos dos mecanismos el volumen eyectado en cada latido es mayor.

Cuando corremos, entrenamos los músculos de nuestras piernas y también nuestro corazón. A partir de la segunda semana de entrenamiento en gente desentrenada, vemos cómo esa capacidad de llenarse y vaciarse más se mantiene ya en reposo, y el corazón lanza más sangre en cada latido (se hace más grande y más fuerte). Si un oficinista y un corredor son del mismo peso, necesitan en reposo la misma energía. Por ello, necesitan el mismo O2 y deben mover el mismo flujo de sangre por minuto. Si necesitan la misma sangre por minuto y el maratoniano lanza más en cada latido, está claro que el corazón latirá menos veces por minuto.

La bradicardia, lentitud del corazón, es el primero y más llamativo signo del corazón del maratoniano. Es muy frecuente encontrar frecuencias de reposo por debajo de 50 latidos por minuto En corredores de élite se han observado incluso por debajo de 40 y en ciclistas profesionales se han comprobado frecuencias cercanas a 35. Esta menor frecuencia cardiaca también aparece durante el ejercicio para intensidades relativas iguales.

Otro aspecto interesante de este corazón más grande y más fuerte es la aparición del latido de punta. Los médicos pueden apreciar con la mano el fuerte impulso del corazón contra el tórax. En corredores de élite y en corredores muy delgados este impulso incluso puede apreciarse a simple vista: la punta del corazón mueve continuamente la piel del pecho.

La gran cantidad de sangre en cada latido debe atravesar válvulas y entrar en la aorta por pasos más o menos estrechos y puede tener turbulencias que producen un ruido. Este ruido es el que los médicos oyen al auscultar y denominan "soplo". Estos ruidos anormales pueden ser producidos por enfermedades del corazón o aparecer en corazones sanos por razones de mecánica de flujos de sangre. Normalmente los médicos al oír las características de un soplo pueden diagnosticar si éste es patológico o no.

El corazón de deportista provoca ciertas alteraciones como bloqueos de la conducción eléctrica. Estas anomalías eléctricas suelen ser muy típicas del maratoniano (ciertos bloqueos de rama aparecen en casi el 100% de maratonianos y son raros en sedentarios), pero si son avanzadas pueden requerir estudios suplementarios para distinguirlas de electrocardiogramas patológicos (debemos recordar que, a pesar de todo esto, los maratonianos, incluso en la élite, pueden padecer las mismas arritmias y enfermedades cardiacas que el resto de las personas).

Las adaptaciones más evidentes de ese corazón más grande y más fuerte son el aumento del volumen de su cavidad y el aumento del espesor de sus paredes musculares. Se ha comprobado en las radiografías de tórax de los corredores de fondo un aumento del tamaño de la silueta cardiaca.

En el corazón del deportista hay un aumento de cavidades que no suelen aparecer en el enfermo, además en los maratonianos los espesores de pared no superan los 12 mm. Con la eco puede examinarse la forma en que se contrae un grande y poderoso corazón de deportista, muy diferente de la de un corazón enfermo. Los médicos que realizan valoraciones funcionales diariamente, ven cómo estas adaptaciones sirven para que esos corazones proporcionen un mayor rendimiento físico, con consumos máximos de oxígeno (VO2max) de 79-80 ml/kg/min.

La interrupción del entrenamiento se traduce en un proceso regresivo de las adaptaciones anteriormente mencionadas. En maratonianos de tipo popular estas adaptaciones desaparecen progresivamente al cabo de un mes de desentrenamiento. En corredores muy entrenados el VO2max disminuye sobre un 15% en tres meses: al principio la disminución es muy rápida (7% en 20 días) aunque porsteriormente el ritmo disminuye y se hace más lento. A pesar de todo se observa que, aun después de tres meses de desentrenamiento, las cifras siguen siendo 15-20% más altas que en sedentarios.

Respecto a las perspectivas a largo plazo, y a pesar de que se suele decir que la evolución cuando se deja de hacer deporte es negativa, según un estudio de 1993 sobre 2.613 deportistas de fondo olímpicos finlandeses: su expectativa de vida es de 76 años frente a 71 para deportistas de fuerza y 70 en sedentarios. Esto se debe principalmente a una menor presencia de patología cardiaca. Además, los estudios constatan que la calidad de vida de los ex-deportistas es mejor, que frecuentan menos los hospitales y su envejecimiento es más lento, con una capacidad funcional similar a la de personas 10-20 años más jóvenes.

Y tú.... Tienes corazón maratoniano..???

domingo, 19 de diciembre de 2010

Asistentes virtuales. La investigación empieza a dar sus frutos...


Hoy voy a comentar un tema que no tiene nada que ver, en principio, con lo habitual... No voy a hablar de running, ni de ciclismo ni de natación.... Voy a comentar brevemente otra de mis inquietudes desde hace muchos años... El mundo de la cibernética, de la inteligencia artificial, de las aplicaciones virtuales, de la tecnología digital aplicada a nuestra vida cotidiana... Es un mundo ciertamente fascinante y con unas posibilidades que aún hoy escapan a nuestro entendimiento… 

De alguna forma el título de este blog "breaking down limits" (rompiendo límites) puede aplicarse no tan sólo al mundo del deporte sino también a todos aquellos parámetros en los que desarrollamos nuestra vida cotidiana.. Esta noticia, de la que os adjunto la referéncia que ha publicado Ana McPherson, periodista y colega en la prensa escrita, sobre los asistentes virtuales para personas depresivas que viven solas, es sólo una pequeña muestra de las posibilidades que tenemos a nuestro alcance en el campo de las tecnologías digitales avanzadas... De alguna forma nosotros, los runners, tenemos ya disponible una pequeña muestra de ello, aunque en un nivel muy básico y elemental.. Se trata del “Virtual Partner” que incluye el FR 405 y que posiblemente en unos años alcanzará un nuevo nivel en su desarrollo con una funcionalidad lúdica mucho más efectiva..

De cualquier forma y volviendo al asunto principal, el asistente virtual para personas depresivas que viven solas, es un instrumento de futuro muy importante y el hecho de que ya se esté desarrollando en Barcelona demuestra que es algo más que simple teoría… Las experiencias hasta ahora son positivas, aunque el campo de investigación es tan amplio que deberemos darle el tiempo suficiente para su desarrollo y posible implementación…

En todo caso la investigación ya está en marcha…

La Politècnica desarrolla un asistente virtual para depresivos que viven solos. 

El envejecimiento de la población hace necesaria ayuda virtual emocional | Sensores situados por la casa detectan los cambios de ánimo del paciente | Tres millones de la UE para desarrollo tecnológico y asistencial.

Hola, María ¿Cómo te encuentras hoy?”. La voz sale de la pantalla, a la que se asoma una figura casi humana –de hombre o de mujer, aún está por determinar–. Un ser que vive en casa. Un asistente virtual. ¿Un robot? No, un avatar para crear una mínima relación social y un sistema eficaz de vigilancia para pacientes con depresión que viven solos. “Porque la depresión mata con suicidio, y el agravamiento ocurre en casa, fuera de la vista de un profesional, donde no sabemos qué pasa”, explica Antonio Serrano, psiquiatra del Parc Sanitari Sant Joan de Déu, en Sant Boi, uno de los socios del proyecto europeo llamado Help4Mood. De hacerlo realidad se encargan en la Fundación i2CAT, centro de investigación e innovación vinculado a la Universitat Politècnica de Catalunya. Entre otros socios del proyecto, participan la Universidad de Edimburgo y la empresa italiana de comunicación y tecnologías avanzadas FVA.

La Unión Europea pone tres millones de euros para conseguir ese asistente virtual. “Porque el sistema actual, con el ritmo de envejecimiento al que vamos, resulta insostenible y necesitaremos ayudas virtuales que sean eficientes también desde el punto de vista emocional”, resume Josep Maria Colomé, responsable del Clúster de Salud y Dependencia de i2CAT.

“Hace más de una semana que no hablamos, ¿duermes bien?”. El avatar lo sabe porque en la inteligencia artificial que se ocupa de María está incluida la interpretación de lo que le cuentan sensores en la pata de la cama, en la puerta de la nevera, en otras partes de la casa que puedan ayudar a detectar, por ejemplo, el abatimiento de la persona asistida porque se pasa montones de horas en la cama, sin apenas actividad, quizá sin ganas de comer. También puede detectar un cambio de hábitos preocupante, porque previamente habrá almacenado e interpretado lo que es habitual en esa persona. Estará definido como su patrón de comportamiento. El cerebro podrá avisar a su enfermera, a su familia, a urgencias, si es necesario. Podrá pedirle hora (y recordárselo).

“No tenemos un estudio cualitativo sobre la posible aceptación de este asistente virtual, pero sí sabemos de experiencias de psicoterapia por internet, y no son negativas, aunque con el tiempo se abandona”. apunta el psiquiatra. “Hay experiencias previas, aunque sin avatar, en Holanda, Gran Bretaña y Australia. El avatar ofrece algo más, reacción emocional”, añade el experto.

“Oye, no tienes la culpa de lo que te pasa, chica, diviértete. Venga, ¿por qué no te animas a salir un rato?”. Podría ser una de las conversaciones que intentara el avatar. Porque este asistente que basa su información en sensores lo menos invasivos posible y con el que el paciente habrá trabado, si no amistad, sí primeros encuentros en la consulta, puede no sólo monitorizar a pacientes en soledad y dar pistas a sus médicos sobre lo que ocurre en casa, no sólo puede detectar cambios alarmantes y avisar, sino que incluso puede psicoeducar, ayudando a combatir, por ejemplo, la frecuente culpabilización del paciente.

Puede repetir consignas como las de su enfermera y su médico (“Es importante comer bien, no pasar mucho tiempo solo, procurar una rutina de salidas a la calle, intentar conversar”), pero dicho en casa, en la intimidad, solos el avatar y el paciente. “El avatar es una persona virtual que expresa sentimientos, que tiene expresión para que el paciente lo vea como alguien próximo. No se pretende engañarle, sino que le resulte más fácil contestar, interactuar. Intenta establecer así una relación social que supla en lo posible a otras personas”, define Josep Maria Colomé.

Se han probado experiencias parecidas con personas mayores y también con población sin problemas (por ejemplo, con turistas y también en las tiendas Ikea).

“Es un gran reto en el que participan especialistas en muchos campos distintos”, explica Colomé. Parten de experiencias existentes, como la terapia virtual entre varios pacientes y un psicólogo, o plataformas de apoyo a cuidadores de enfermos de Alzheimer. “Hay que validar cada paso”, dice el responsable del proyecto en el i2CAT. También los usuarios participarán en cada paso del proyecto, “porque si no gusta, no sirve”.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Mitja Marató Ciutat de Vilanova

Nos encontraremos a las 9:30 horas en la pista de basket que está junto
a la pista de Atletismo (Meta del la Mitja Marató Ciutat de Vilanova) 


Este próximo domingo 19 de diciembre se celebra la Mitja Marató de Vilanova. Hemos pensado que todos aquellos bloggers de la zona (Barcelona) que acudan al evento podamos encontrarnos minutos antes de la salida, saludarnos y hacer unas fotos...

Los que vayais a correr, por favor indicarlo en un comentario adjunto aquí o en el portal del Bloggers Running Team donde también se ha publicado la noticia.

Nos vemos en la pista de basket a las 9:30 de la mañana....!!

domingo, 12 de diciembre de 2010

El BRT en el Rio Besós... (Óscar Rodriguez, Isidro Gilabert y yo...)

Isidro Gilabert, Óscar Rodriguez y yo mismo al acabar la sesión... 

El domingo por la mañana era el día predeterminado para la cita que habíamos concertado con aquellos miembros del BRT que tuviesen disponibilidad... Finalmente tuvimos que lamentar la baja de Oscarjet, Paco Silva y Rafa, entre otros… (Óscar esperamos que te recuperes muy pronto….!!) La hora del encuentro estaba fijada a las 8:30 de la mañana frente al Gran Casino de Barcelona.. 

Llego puntual a la cita y de momento no veo a nadie… A los pocos minutos aparece Isidro Gilabert y mientras nos saludamos y comentamos cosas yo empiezo a cambiarme… Instantes después llega Óscar Rodríguez nos saludamos efusivamente, ya que hasta ahora sólo lo conocía a través del blog, y decidimos acabar de cambiarnos una calle más allá dónde Óscar tiene el campamento base instalado (el coche)… Una vez “dressed to kill” decidimos empezar a correr bajo la supervisión de Isidro, que hoy ha ejercido de maestro de ceremonias, empezamos relativamente tranquilos e Isidro propone ir mas o menos a una media de 5 min x km, yo acepto la propuesta, no sin alguna duda, ya que hasta el día de hoy mis rodajes de recuperación han sido cómo máximo a 5:28 corriendo con mucha prevención y controlando el tendón de Aquiles izquierdo… Pero empezamos a correr con determinación y vamos comentando mil y un temas entre los tres. Realmente es algo excepcional comprobar el buen “feeling” que se establece entre los runners aunque prácticamente uno acabe de conocerse en persona... Isidro nos conduce poco a poco hacia el cauce del rio Besos el lugar en el que entrena habitualmente y que tanto Oscar como yo no conocemos aun sobre el terreno… Lentamente y de forma progresiva el ritmo va aumentando… Empezábamos 5:30 (siempre en media x km) y justo antes de entrar en el cauce del Rio Besós ya estamos a 5 min x km...

De momento voy bastante bien… A pesar que es el primer día en el que intento forzar un poco el ritmo y tengo cierta incertidumbre… Óscar e Isidro van marcando el ritmo perfectamente y yo intento ir pegado a ellos como una lapa… Finalmente llegamos al cauce del Rio Besós y descubrimos un lugar ideal para correr, hierba y asfalto a elección del corredor, con un recorrido de 10 km ida y vuelta, sin coches, y con el rio a un lado… Un lugar fantástico…!! Únicamente en algunos tramos el viento sopla con cierta intensidad y dificulta nuestro avance… Pero claro, a la vuelta ese viento irá a nuestro favor… Seguimos avanzando y comprobando sobre la marcha ese lugar de autentico privilegio para entrenar que tiene Isidro muy cerca de su casa.... 

El ritmo poco a poco se va incrementado... Hacemos un breve parada técnica para aligerar líquidos y damos media vuelta … Unos minutos antes de alcanzar el km 10 Isidro propone subir a hacer una visita de cortesía a los zombies, viejos amigos suyos, para que podamos saludarlos un poco más de cerca y experimentar sus reacciones, pero yo intento disuadirle ya que, de momento, me han desaconsejado las cuestas… Aun así les digo a Óscar y a él que si les apetece suban a saludarles que yo esperaré unos minutos… y que en una próxima ocasión subiré encantado a saludar a semejantes amistades y quizás también podamos localizar a Erwan que es posible que ande corriendo por estas latitudes…

En este instante vamos ya rodando a 4:50 y acelerando de forma imperceptible pero constante… Oscar comanda el trío y va marcando un ritmo muy regular y yo me voy mentalizando para aguantar el ritmo de mis dos compañeros hasta el final del recorrido... Dejamos atrás el Rio Besós a un ritmo de 4:45… De momento parece que mantengo el tipo… La molestia existe pero es muy leve y consigo mantenerme integrado en el grupo… Óscar me anima y me comenta que ya faltan sólo 4 km…. Yo me conjuro para no ceder aunque le comento a él y a Isidro que voy un poco justo de fuerzas…. Llegamos al km 17 y Óscar poco a poco acelera y se va unas decenas de metros adelante… Evidentemente yo no puedo seguirle y le digo a Isidro que vaya tras él… Pero me dice que no, que se queda conmigo, que ya le va bien… En ese punto mantenemos un ritmo de 4:45 x km y le comento a Isidro que haré un ultimo esfuerzo para mantener ese ritmo los km finales… Llegamos prácticamente al km 19, por mi parte ya un poco exhausto pero satisfecho, y hago un pequeño intento para acabar acelerando los últimos metros… Pero la iniciativa me dura apenas 20 metros, ya no tengo fuerzas y le digo a Isidro que no puedo aumentar más el ritmo... Y así llegamos al punto de partida… En apenas un minuto aparece Óscar a recibirnos, nos damos un apretón de manos y comentamos que ha sido una salida muy atractiva por el recorrido y la compañía…. Yo manifiesto mi alegría contenida porque he podido rodar a ritmos que hacia meses que no recordaba y eso ha sido gracias a que Óscar e Isidro me han llevado en volandas marcando el ritmo y forzando lo justo para que no me quedara descolgado… Da gusto entrenar con estos dos cracks…!! 

Después hemos realizado una pequeña sesión de fotos y nos hemos quedado, lamentablemente, sin la compañía de Isidro a quien reclamaban sus deberes familiares… Pero sin duda ha estado a la altura de las circunstancias (a pesar de que hemos echado de menos unas cervecitas, eh...??)…. Óscar y yo hemos acabado de estirar y de captar algunas imágenes fotográficas en la zona y nos hemos despedido hasta una próxima ocasión…. Ha sido una gran experiencia con dos excelentes atletas y grandes personas… Gracias a ellos he vuelto durante 20 km a experimentar sensaciones que se aproximan un poco a mi dinámica habitual… Espero que pronto haya una próxima vez…!! 

Como dato curioso dejar constancia que el punto más rápido del recorrido, por mi parte, ha sido en el km 18,750 a un ritmo de 4:27 min x km

Con el escenario al fondo de las dos torres de la Villa Olímpica de Barcelona... 

Una de las imágenes creativas captada por Óscar Rodríguez 

En la estación de Francia (Barcelona) ya camino de regreso a casa con buenas sensaciones.. 

sábado, 11 de diciembre de 2010

viernes, 10 de diciembre de 2010

You may say I'm a dreamer, But I'm not the only one....

Hace ya 30 años que John Lennon fué asesinado a tiros frente al edificio Dakota de New York.,
Lennon sigue viviendo en mi interior....


Imagine there's no heaven
It's easy if you try
No hell below us
Above us only sky
Imagine all the people
Living for today...

Imagine there's no countries
It isn't hard to do
Nothing to kill or die for
And no religion too
Imagine all the people
Living life in peace...

You may say I'm a dreamer
But I'm not the only one
I hope someday you'll join us
And the world will be as one
Imagine no possessions
I wonder if you can
No need for greed or hunger
A brotherhood of man
Imagine all the people
Sharing all the world...

You may say I'm a dreamer
But I'm not the only one
I hope someday you'll join us
And the world will live as one

jueves, 9 de diciembre de 2010

Lotería de Navidad 2010 - Número 42.195 - You may say I'm a dreamer....

Me ha costado mucho conseguir esta participación para el sorteo de Navidad, 
pero me hacia mucha ilusión. El número del Maratón.. A ver si hay suerte...!!!

martes, 7 de diciembre de 2010

Status Update...!! Level Zero


Status Update…!! Actualización de estado… Llegado a este punto creo necesario, como ejercicio de autoevaluación, establecer una especie de punto de referencia a través del que pueda tener una muestra objetiva de mi proceso y evolución a partir de ahora… Está claro que un corredor, especialmente un maratoniano como yo, necesita saber en qué momento se encuentra después de estar varios meses parcialmente inhabilitado para la práctica del running debido a una inoportuna lesión.. (ya se sabe que las lesiones acostumbran a aparecer cuando uno se encuentra en un estado de forma óptimo, debido precisamente a que en ese momento es cuando se fuerza la máquina ya que las sensaciones de potencia y capacidad son inmejorables...) 

He decidido que hoy es precisamente el “Nivel Cero” de todo este proceso. Llevo unos cuantos meses en fase de recuperación de la inflamación del tendón de Aquiles izquierdo. La fase aguda (con un dolor insoportable, por cierto) duró algo más de dos meses y durante este periodo, además de caminar prácticamente cojo, el dolor no se aliviaba de ninguna forma ni externa ni internamente, ni de día ni de noche… He estado unos 4 meses sin correr, aunque no he dejado de practicar otras disciplinas, léase ciclismo y natación… Por lo que no he perdido totalmente la forma física, aunque evidentemente el nivel se ha resentido… En la fase actual el dolor agudo ya ha desparecido y según los profesionales a los que he consultado, a partir de ahora la mejoría va a ser progresiva, aunque lenta…. Actualmente estoy en tratamiento a través de sesiones de ultrasonidos y Tecarterapia y la intensidad del dolor se ha reducido a una molestia mucho más leve que aparece especialmente después del entrenamiento….

Es decir, desde hace unas tres semanas he vuelto a correr habitualmente. La primera semana a días alternos y estas últimas prácticamente a diario (con un total de 60 km semanales) y parece que se confirma la sensación de mejora paulatina e irreversible. Ahora estoy pendiente de una última prueba (resonancia magnética) para verificar si la lesión ha dejado o no alguna huella perceptible. Pero tengo ya la autorización médica para seguir corriendo e ir recuperando la potencia y elasticidad del tendón…

En esta puesta a cero, voy a comentar cual es mi situación deportiva actual, precisamente para tener, como antes decía, esa referencia cara al futuro, y cuál es mi predisposición mental respecto a esta nueva etapa.

Físicamente he experimentado durante estas tres primeras semanas de reencuentro con la rutina diaria una sensación nada agradable al rodar los primeros km: piernas agarrotadas, falta de nervio, ausencia de velocidad, sensación de pesadez, falta de fondo, cardiovascularmente débil, etc., y eso que en todo este periodo no he parado en absoluto de hacer actividad física…!!

Por otra parte, entiendo que a medida que vaya aumentando la periodicidad y la intensidad de los entrenamientos iré adquiriendo mejores sensaciones... Lo cierto es que se hace un poco duro pensar en la forma física que tenía justo antes de la lesión y la situación actual. Sirva como ejemplo decir que en el pasado mes de mayo un rodaje “habitual” lo realizaba sin problemas a una media de 4:30 x km y durante el mes de junio inicié la preparación para intentar un sub 40 en 10 km, me sentía muy rápido y con potencia extrema. Actualmente hago ese mismo rodaje a 5:30 y cansado… Es sólo una referencia, sé que con un poco de paciencia quizás vuelva a ese nivel o al menos me aproxime un poco…. Pero lo importante, lo fundamental, es que vuelvo a correr, y eso, muchos de vosotros lo sabéis, para un maratoniano no tiene precio…!!

Por otra parte, reconozco que soy una persona competitiva, me gusta respirar a fondo la atmósfera de la competición, es algo que me motiva y de hecho siempre corro para intentar mejorar… Cuando físicamente estoy bien, nunca corro por correr, siempre intento ir un poco más allá… Y eso, en estos momentos, por razones físicas, no está a mi alcance... Por lo tanto ese es un hándicap con el que debo de convivir durante algún tiempo y estas próximas semanas o meses serán algo complicadas ya que estamos en plena época de competiciones y mi ADN me reclama a gritos impregnarse de esa sensación competitiva… Pero, evidentemente, de momento no es posible...

En definitiva, he querido plasmar mi estado actual de forma para tenerlo presente y saber en qué punto me encuentro y cuál es mi nivel de progresión…. Aunque con el paso del tiempo cada vez cuesta un poco más recuperarse, espero que no se demore demasiado mi regreso al escenario de las competiciones…

Así que estoy en el “Nivel Cero” y ahora a seguir entrenando…!!!

viernes, 3 de diciembre de 2010

Planeta Running Nº 32 - Running Populares con Historia


Hace unas semanas recibía la llamada de Planeta Running diciéndome que estaban interesados en realizar una entrevista. Lógicamente me gustó la idea y acepté el ofrecimiento de Daniel Sanabria (Redactor Jefe) de Planeta Running. Lo que no me esperaba es que me dedicaran dos páginas completas del último número por lo que me siento realmente agradecido. Aqui teneis la portada del Número 32 de Planeta Running, donde aparece dicha entrevista y las páginas 26 y 27 de dicho número.

Cuando se está acostumbrado a entrevistar cada dia a diferentes profesionales y después uno se convierte en entrevistado la sensación es totalmente distinta.

Gracias desde aquí a Planeta Running y a Daniel Sanabria.


martes, 30 de noviembre de 2010

Erwan o el Maratón definitivo...

Un relato de ficción basado posiblemente en hechos reales (Pero aun no comprobados...)

ENLACES AL RELATO COMPLETO

Erwan o el Maratón definitivo - Capítulo 5: DH-7534W..................3:15:00

Domingo por la mañana, 08:00… El día había amanecido espléndido y no precisamente por la predicción de disfrute de un día soleado.... La climatología parecía que esta vez iba a favorecer el desarrollo del Maratón y se situaba en el lado favorable para los miles de maratonianos que iban a situarse en la línea a de salida. El parte meteorológico anunciaba cielo cubierto con un leve riesgo de precipitaciones muy débiles a partir del mediodía. Es decir, cuando la gran mayoría de corredores o ya habrían acabado el Maratón o les quedaría muy poco para cruzar la meta... Y, evidentemente, una temperatura ambiental que oscilaría entre los 13 y los 15 grados, es un marco perfecto para el Maratón....

La ciudad se preparaba para rendirse bajo los pies de los héroes de la larga distancia… Se respiraba un ambiente distinto en las calles adyacentes a la zona de la salida. Centenares de atletas iban de un lado a otro dirigiéndose a las zonas de los guardarropas con las expectativas depositadas en el devenir de las próximas horas… Comentarios distendidos entre los corredores que, evidentemente, intentaban disimular la tensión del momento… Habían llegado hasta aquí con centenares de kilómetros recorridos, largas y duras sesiones de entrenamientos, horas de sueño sacrificadas… Todo ello tendría en unos minutos una respuesta adecuada. El Maratón iba a imponer su ley implacable. El reto para muchos, en el caso menos favorable, era llegar a la meta, cruzar esa línea mítica, señal inequívoca de haber franqueado el temido muro. Algo que no seria fácil en absoluto, cada corredor es un mundo, cada uno tiene sus propios límites y sus propias ambiciones y hoy había llegado finalmente la hora de la verdad...

Una línea azul indicaba de forma inequívoca el trayecto a seguir a través de los 42,195 km, una línea que era el origen y el final de cada una de las historias personales que iban a encontrar su culminación en el Maratón. Una línea que los miles de maratonianos que se iban a reunir en la salida no podían permitirse el lujo de perder de vista.... Las calles paulatinamente se iban cerrando al tráfico. El Maratón iba tomando posesión de las principales arterias urbanas. Los uniformes azules de los agentes del orden se multiplicaban por momentos situándose estratégicamente en los cruces principales y los centenares de voluntarios recibían las últimas instrucciones de los organizadores… 

Faltaban pocos minutos para el inicio de la gran prueba, más de 15.000 corredores ultimaban los pequeños detalles previos a la salida… Últimos estiramientos, comentarios finales entre unos y otros... El bullicio era incesante, los nervios a flor de piel se traducían en pequeños saltos de puntillas o flexiones espontáneas de muchos atletas... Los más rezagados se introducían con premura en el recinto de los cajones perfectamente delimitados e intentaban hacerse un hueco entre la marea de maratonianos.. Zona verde: 2 h 30 min – Zona azul: 3 h – Zona Roja: 3 h 30 min - Zona naranja: 4 h – Zona amarilla. 4 h 30 min…

En la inmensa avenida, sobre las cabezas de los miles de corredores se elevaban los globos azules de las liebres que la organización había facilitado con los tiempos finales rotulados de forma visible en cada una de las esferas suspendidas en el aire... Mientras, en los laterales de la zona de salida se iba agolpando el público expectante por compartir con los corredores ese momento estelar... Gritos de ánimo y un penetrante aroma a linimentos y espray para combatir posibles molestias musculares o articulares componían la escenografía típica de esos minutos previos...

Entre los miles de asistentes que se habian congregado en la salida del Maratón y de forma anónima estaba Ylena... Finalmente había decidido asistir también al gran momento de la salida, aunque no le había comentado nada a Erwan. Quería intentar verle de forma imprevista, sin que él lo supiera para darle esa pequeña gran sorpresa…. Ylena estaba viviendo intensamente ese momento... Durante esas últimas semanas había estado coincidiendo prácticamente a diario con Erwan, había sido cómplice de sus entrenamientos… Se había animado a desplazarse hasta el Maratón debido precisamente al hecho de haber conocido a Erwan y en esa mañana espectacular Ylena empezaba a darse cuenta de que Erwan tenía para ella un significado especial que hasta entonces no había querido reconocer... No sabía exactamente la razón principal pero había tomado la decisión de seguir a Erwan desde el principio, darle todo su apoyo, empujarle si era necesario para que Erwan alcanzara su objetivo… Ese chico me ha ganado… -Se decía Ylena- Tiene un magnetismo especial...!! y mientras se repetía interiormente esas reflexiones intentaba vislumbrar entre la gran multitud la silueta de Erwan preparándose en la zona de Salida....

Era el Maratón que Erwan había preparado sólo por ella, era el Maratón más deseado por Erwan. Había sacrificado demasiadas cosas para llegar a ese momento... Ella estaría, como le había prometido, en la línea de llegada dispuesta a obsequiarle con la mejor de sus sonrisas, con la más encendida ovación, con una mirada exclusiva para él... Para Erwan, el héroe del Maratón....

Ylena intentaba localizar a Erwan con su mirada, pero sus ojos se confundían entre miles de camisetas de colores intensos, entre el bullicio creciente de los corredores.... Ylena, cada vez más, sentía la necesidad de verle, de desearle suerte antes de la salida... Ylena quería localizarle para llamarle a su lado y.... besarle con admiración... Para desearle toda la suerte del mundo... En Ylena estaban despertando sentimientos hasta ahora desconocidos hacia Erwan... Y ella era plenamente consciente de su imperativa necesidad de tenerle cerca antes de la salida.... Ylena estaba descubriendo que Erwan le había calado hondo y había decidido al fin demostrárselo en una ocasión tan significativa como el día del Maratón… 

Ylena no tuvo suerte… No pudo localizar a Erwan antes del momento estelar… Sonó un disparo al aire y miles de serpentines de colores fueron lanzados sobre los corredores que empezaban a moverse lentamente como una inmensa oleada humana avanzando con dificultad. Miles de zapatillas empezaban a impactar rítmicamente en el asfalto aún húmedo de la gran avenida... El griterío era incesante… Los corredores empezaban a ganar sus posiciones en función de la estrategia a seguir... El Maratón estaba en marcha...! Una vez más la épica del Maratón se manifestaba en toda su extensión….

Ylena esperó pacientemente en un lateral de la avenida escudriñando con su mirada esa auténtica avalancha humana que desfilaba ante sus ojos… Se esforzaba por identificarle entre la multitud, lo imaginaba totalmente centrado en esos primeros compases del Maratón, intentando adquirir el ritmo previsto para esos primeros kilómetros... Cada minuto que pasaba Ylena deseaba más fervientemente verlo en la distancia... Quería desearle suerte, quería que Erwan fuese consciente de que ella estaba allí, muy cerca...!

El Maratón ya rodaba por las calles de la gran ciudad y, de momento, Ylena, no había tenido la fortuna de poder visualizar a Erwan. Aún así decidió que lo intentaría unos kilómetros más adelante. Estaba completamente decidida a hacer un seguimiento hasta el final. Tenía un plano del recorrido del Maratón y de la red de Metro y eso iba a permitirle situarse en determinados puntos clave del recorrido. Llevaba consigo su cámara fotográfica preparada para inmortalizar algunos momentos de la competición y, por supuesto, la imagen de Erwan en pleno esfuerzo... Ese chico se lo merecía todo..!! –Pensaba Ylena - 

Los dígitos del crono de la llegada marcaban exactamente 3 horas y 15 minutos… 

El Maratón seguía su curso, los kilómetros se sucedían uno tras otro sin pausa... Kilómetros largos, interminables para unos… Kilómetros que transcurrían con inusitada rapidez para otros.... El Maratón poco a poco iba imponiendo su implacable ley... El dolor, el esfuerzo, la impotencia, el desánimo, el sufrimiento contrastaban con la determinación, la cadencia ágil, el ritmo fluido y la confianza de unos y otros.... Ylena estaba viviendo desde dentro la esencia misma del Maratón, deteniéndose en varios puntos en los que pensaba poder al fin localizar a Erwan... Pero la suerte parecía no acompañarle. Ylena estaba convencida de que cuando ella se detenía en alguna estación de Metro, subía a la superficie y rápidamente localizaba el paso del Maratón, Erwan hacia pocos instantes que ya había pasado por ese lugar... Estaba realmente molesta consigo misma... El Maratón llevaba ya casi 3 horas de recorrido y todavía no había podido ver a Erwan en plena acción…!! Por lo que finalmente decidió, para mayor seguridad, dirigirse directamente a la zona de llegada con tiempo suficiente y allí sí, con absoluta certeza, podría contemplar la llegada de Erwan... Lanzarse a sus brazos, besarle y… 

Ylena llegó con suficiente antelación y, no sin esfuerzo, consiguió situarse en un lugar preferente donde podría visualizar sin mayores complicaciones los últimos metros del Maratón, la llegada de Erwan…!! Ylena estaba cada vez mas emocionada, contagiándose del ambiente festivo que se respiraba en la zona de llegada. Erwan era su punto de referencia, deseaba más que nunca verle por fin aparecer, cansado, quizás exhausto por el esfuerzo pero sonriente, buscándole a ella con su mirada… Esos últimos días había crecido en Ylena un sentimiento especial hacia Erwan. Le gustaba su actitud, su forma de hablarle y su manera de mirarla, como si quisiera leer en su interior, le gustaba sentirse observada por Erwan... Ylena quería que Erwan ese día viese recompensado su esfuerzo con la más intensa de sus sonrisas y besarle con toda sus fuerzas... Ylena le estaba esperando con impaciencia....

Se acercaba el momento, el crono de la llegada marcaba 3 h, 10 min de recorrido. Erwan estaría ya a punto de encarar los últimos metros del Maratón y ella no podía reprimir su nerviosismo. El momento crucial era inminente... Ylena fijaba intensamente su mirada en cada corredor que aparcería en la lejanía y encaraba la recta final. El corazón le daba un vuelco cada vez que creía adivinar al fondo al silueta de Erwan… Los corredores iban llegando cada uno con su propia odisea dibujada en sus rostros.. Eran la viva expresión del cansancio, del sufrimiento, pero a la vez del triunfo, de la gloria ansiada, del instante sublime de cruzar la meta del Maratón... Y Erwan estaba ya a punto de vivir ese instante y ella seria testimonio de esa secuencia espectacular que deseaba compartir con él....

Pasaron algunos minutos más… Los dígitos del crono de la llegada marcaban exactamente 3 horas y 15 minutos… Esa era la hora..!! A partir de ahí Erwan podía aparecer en cualquier momento... Ylena estaba ya totalmente contagiada por el ambiente que se respiraba en la llegada del Maratón: gritos enfervorizados de ánimo, corredores que llegaban exultantes mientras otros entraban prácticamente sollozando en la meta, quizás por el dolor o el sufrimiento, quizás por la emoción incontenida... Ylena se preguntaba en qué condiciones llegaría Erwan a su punto de destino y cuál sería su reacción al verla. Sintió en su interior un estremecimiento insospechado cuando el crono había marcado el tiempo previsto por Erwan… Quería más que nunca verlo llegar, abrazarse a él, mirarle a los ojos… Besarle como a un héroe…!

El cronometro no se detenía ni un sólo segundo: 3 horas 20 minutos, Erwan todavía no llegaba... Ylena recordaba sus palabras en días anteriores cuando le había explicado los mil y un imprevistos que pueden surgir en el Maratón y que pueden trastocar drásticamente cualquier previsión... Ylena pensó que habría sufrido algún pequeño contratiempo y que llegaría unos minutos más tarde… No importa...!! -Pensó- Su máximo anhelo era que Erwan llegase cuanto antes y, presa de su propia impaciencia, aplaudía aún con más fuerza a todos los corredores que iba llegando….

3 horas 25 min, 3 horas 30 minutos y Erwan no aparecía....3 horas 40 minutos, 3 horas 45 minutos… Ylena a estas alturas estaba ya realmente preocupada y el desánimo hacia presa en ella sin remisión.. Desánimo, desilusión, preocupación…? Una inesperada mezcla de sentimientos contradictorios que poco a poco la iban entristeciendo interiormente... Dónde estaba Erwan…? Por qué no había llegado aún….?

Ylena sólo acertaba a deducir que Erwan había sufrido algún problema durante el Maratón que le había impedido llegar en el tiempo previsto pero estaba convencida que al fin lo vería aparecer al fondo de la avenida... No podía ser de otra forma..!! Aún con esa esperanza pero con una sonrisa cada vez mas desdibujada en su rostro Ylena se dirigió a los asistentes sanitarios para preguntarles por los abandonos que se habían producido durante el Maratón intuyendo que quizás Erwan hubiese sufrido esa circunstancia y se hubiese visto obligado a abandonar… Pero nadie supo darle la información que buscaba... Si Erwan hubiese abandonado ella estaba convencida de que aún así se habría dirigido a la línea de llegada para encontrarse con ella, tal y como le había asegurado… Pero el tiempo pasaba inexorablemente sin noticias de Erwan… 4 horas, 4 horas 30 minutos, 5 horas…!!

Ylena se había mantenido fiel a su compromiso con Erwan, había permanecido todo el tiempo en el lugar indicado, había estado pendiente de todos los movimientos a su alrededor esperando verlo aparecer en cualquier instante dirigiéndose a ella y fundiéndose ambos en un ardiente abrazo...

El Maratón llegaba a su fin, más de 5 horas de recorrido, los últimos atletas iban cruzando la línea de llegada con toda la carga de sufrimiento expresada en su rostros pero rebosantes de alegría y orgullo por haber conseguido su propósito… Llegar a la meta...

Ylena, ya completamente abatida, hizo un último recorrido por la zona de llegada con la débil esperanza de localizar a Erwan en algun lugar... Volvió a preguntar a los voluntarios, a los auxiliares sanitarios por si se había producido alguna incidencia con algún corredor... Algo, en definitiva, que justificase la ausencia en la línea de llegada de Erwan... Pero no consiguió nada. Era evidente que Erwan no estaba en el Maratón… Su desolación era absoluta… Porqué..? -Se preguntaba Ylena- Qué ha pasado…? Dónde estaba Erwan…? Toda la ilusión que había reservado durante los días previos al Maratón, todos las miradas furtivas que le había dedicado, toda la complicidad que había crecido entre ambos, todo el sentimiento, toda la carga emocional que ella quería demostrarle precisamente hoy, se había diluido a través de las horas… Erwan no estaba en el Maratón… Finalmente Ylena se fue del lugar totalmente abatida... No alcanzaba a encontrar una razón que explicara esa ausencia...

Durante los días siguientes Ylena volvió a correr por la misma zona donde acostumbraba a coincidir con Erwan pensando en que volvería a verlo y al menos le daría una explicación convincente, un razonamiento valido para justificar su extraña ausencia…Ylena salía a correr albergando esa última esperanza. Todos los días a la misma hora, todos los días por el mismo recorrido, pero... Erwan había desaparecido... Jamás volvió a verle, jamás volvió a cruzarse con él… Desde ese día en la mirada de Ylena se dibujaba un pálido perfil de tristeza…

Erwan Field................... 3 horas 15 minutos 00 segundos 

EPÍLOGO

Unos días después, en la sección de sucesos del periódico local apareció una noticia breve que indicaba el hallazgo en una zona forestal cercana de restos de unas zapatillas de running y jirones de ropa deportiva chamuscados y desperdigados por la montaña tras la espectacular tormenta que había castigado la zona por esas fechas.... No se supo nunca a quien pertenecían porque fue imposible identificar los pocos restos carbonizados que se pudieron localizar arrastrados por el agua y el barro de la tormenta algunos centenares de metros más abajo... Fue la imprevista consecuencia del terrible impacto de un rayo letal que dió pie a un lamentable suceso aún por resolver......

Ylena nunca lo supo, pero en lo más profundo de su corazón cada día que salía a correr pensaba en su héroe del Maratón, pensaba en Erwan y aun mantenía latiendo en su interior una secreta esperanza...

Ylena nunca tuvo conocimiento del extraño hallazgo en las montañas… Pero tampoco fue consciente de lo que ahora, amigos, os voy a desvelar y que ha sido el motivo principal por el que me he decidido a contaros esta historia. Un hecho por el cual llevo algún tiempo obsesionado y que me estremece cada vez que compruebo su evidencia....

Por casualidad, revisando las clasificaciones de ese fatídico Maratón en el que Erwan e Ylena deberían haberse encontrado, precisamente a la hora exacta en que Erwan le había prometido a Ylena que llegaría a la meta... Es decir, a las 3 horas y 15 minutos... Justamente en ese tiempo... Me quedé estupefacto al leer lo siguiente:

Posición:1.235
Nombre: Erwan Field
Chip: DH-7534W
Tiempo: 3 h 15 min 00 seg

Hasta tal punto me afectó ese descubrimiento que incluso contacté con los responsables de la organización del Maratón para verificar si se había producido algún tipo de error informático o alguna circunstancia anómala que explicara el hecho y... me confirmaron que todo el proceso de registro de chips electrónicos era correcto y que ese corredor, a todos los efectos, había entrado en meta…. Me quedé helado y sin poder articular palabra alguna… Erwan había entrado en la meta del Maratón.!!

Evidentemente no he encontrado ninguna explicación lógica… Pero lo más sorprendente, lo que me tiene totalmente colapsado es que, desde hace cuatro años, cada vez que se celebra el Maratón consulto los resultados finales e indefectiblemente aparece en la clasificación su nombre: Erwan Field, con su número de chip y el tiempo de registro de su llegada: 3 horas y 15 minutos… Erwan acude cada año a la cita con Ylena….

No puedo evitar estremecerme cuando intento razonar de forma coherente estos hechos... Cada año, desde entonces, Erwan acude a su cita con Ylena en el tiempo estipulado… Cómo es posible..? Cuál es la explicación…? Son preguntas sin respuesta que me repito constantemente y os puedo asegurar que desde que descubrí estos hechos, estoy realmente desorientado, no soy capaz de asimilarlo, pero la prueba irrefutable es que ese tiempo registrado en el Maratón es algo real... Aunque Erwan no está con nosotros, hace más de cuatro años que desapareció en una fatídica tarde de tormenta.…

Y, como os dije al principio, amigos, yo también soy maratoniano, también salgo a correr cada día y fue precisamente a través de Ylena que conocí esta historia. Ella me explicó su experiencia con Erwan y desde que fui consciente de estos hechos estoy inmerso en un auténtico dilema… Esta historia me supera…

Ylena desconoce lo que ocurre cada año en el Maratón y quizás sea mejor que nunca lo sepa... Cada año desde entonces se repite ese extraño suceso... Debería decírselo a Ylena o dejar que piense que Erwan simplemente desapareció para siempre….?

Cada año desde entonces se repite ese extraño suceso.... 

ENLACES A LOS CAPÍTULOS ANTERIORES:

sábado, 27 de noviembre de 2010

Erwan o el Maratón definitivo - Cual es tu final..?? Cómo acaba la historia..??


Quedan ya pocas horas para desvelar el final de esta sorprendente historia... Está claro que yo sé perfectamente cual es el desenlace... Pero... Los que habéis seguido este relato y los que todavía os estáis incorporando... Cómo creéis que puede acabar esta historia..?? Conseguirá Erwan cumplir su objetivo y encontrarse con Ylena en la meta del Maratón..?? Qué circunstancias pueden impedirle cumplir su palabra...?? Qué puede ocurrir durante el transcurso del Maratón...?? Ylena se dará cuenta por fin de todo lo que inspira en Erwan..??

Os invito a que, en un comentario adjunto, escribáis o escenifiquéis, de forma resumida, cual seria para vosotros el final previsto de esta historia.... Cómo os gustaría que acabara...?? A ver quién de vosotros se aproxima más a lo que realmente ocurrió.....!!

No olvidéis que este es un relato de ficción basado en hechos reales (Aún no comprobados..)
Erwan y yo mismo esperamos vuestras propuestas....



martes, 23 de noviembre de 2010

Erwan o el Maratón definitivo. Capítulo 4: La Tormenta perfecta

La mañana siguiente Erwan se despertó algo más pronto de lo habitual, como espoleado por una inusitada sensación de actividad contenida... Recordaba perfectamente que, unas horas antes, había dado el gran paso hacia delante, el paso definitivo, se había inscrito en el Maratón… Una decisión muy arriesgada dado que sus entrenamientos no eran ni mucho menos los más adecuados para finalizar los 42,195 km en el tiempo que le había indicado a Ylena y sobre todo porque en apenas un par de semanas se celebraba la gran cita...

Erwan se situó frente al espejo, su expresión somnolienta era síntoma evidente de haber pasado una noche intranquila y no demasiado reparadora… Con la mirada fija en sus propios ojos, como retándose a sí mismo, Erwan apretó sus labios con firmeza y pensó que valía la pena intentarlo… Porqué no…? Nada se lo impedía y su motivación podía palparse a flor de piel. Ylena le había devuelto un poco de luz a su vida, se había convertido en una referencia constante en su quehacer diario y su interés por cumplir con la promesa que le había hecho superaba cualquier dificultad previa, cualquier posible reticencia… Iba a ser duro, desde luego. Erwan estaba convencido de la enorme dificultad para conseguir su propósito. Sabía que el muro sería esta vez más firme que nunca y difícil atravesarlo indemne… Y que a pesar de su propósito por alcanzar semejante reto, de vez en cuando le asaltaban algunas dudas... A Ylena apenas la conocía, no sabía prácticamente nada de su vida… Desconocía tantas cosas de ella…!! En fin, quizás toda esta situación no tenía demasiado sentido, no tenía una base lógica... Ylena era una novedad muy reciente en su vida, su relación hasta ahora se había limitado a mantener alguna conversación durante los entrenamientos, desconocía cómo era su vida, que es lo que hacía cuando no estaba corriendo… Pero a pesar de todo Erwan no renunciaba a seguir adelante...!!

Sumergido en esos pensamientos Erwan se dirigió a la cocina y preparó una botella de agua con sales minerales, se vistió apresuradamente, comprobó que la batería de su FR 405 estaba cargada y buscó en el escritorio de su ordenador el plan del último Maratón en el que había participado hacia ya unos meses… Erwan lo observó con detenimiento… Plan de 12 semanas, días de entrenamiento, subidas, series, cambios de ritmo, etc. Decidió que no le servía... No tengo margen de tiempo suficiente para eso...!! -Exclamó Erwan-. He de improvisar sobre la marcha-- - Dijo para sí mismo- Y se centró unos minutos en valorar diferentes alternativas. En la pantalla de su portátil un documento de Word en blanco esperaba impasible sus órdenes para plasmar en Arial, tamaño de fuente 11, sus primeras intenciones e indicaciones a seguir durante los próximos días. 

Erwan consultaba los planes que tenia archivados en el disco duro y los diferentes criterios a seguir: Jeff Galloway, Jack Daniels, Bob Glover, Martin Fiz, Julio Rey… Tenía suficiente material donde elegir. Erwan decidió improvisar y hacer una combinación de diferentes opciones intentando personalizarlas en función de su objetivo… Esta mañana 20 km a ritmo sostenido sobre 5 min x km, mañana un 10 x 1000 a 4 min x km con recuperación de 1 min, al día siguiente otros 20 km manteniendo el ritmo del primer día y acabando los tres últimos a 4:30, por la tarde sesión de natación y tonificación del tronco superior al día siguiente después de los cambios de ritmo en pirámide… Erwan fue diseñando su improvisado plan del Maratón para los próximos 15 días… Una vez hubo concluido, Erwan volvió a leerlo con actitud reflexiva... Uffff…!! –Exclamó- Necesitaré un aporte extra de energía, necesito ponerme las pilas… Vamos allá…!! Erwan se levantó y, con toda su determinación, cerro los puños y se auto convenció: Voy a conseguirlo…!! Después Erwan bajó a la calle y se dirigió al lugar previsto para iniciar su entrenamiento con total convicción…

Su actividad era absolutamente imparable. 

Los días siguientes fueron realmente exigentes… Erwan se había propuesto exprimir al máximo sus posibilidades para dar lo mejor de sí mismo... Estaba experimentando una metamorfosis totalmente irreversible. Cada fibra de su musculatura le pedía a gritos su correspondiente dosis de actividad, su sistema cardiovascular necesitaba quemar más oxígeno, su frecuencia cardiaca asimilaba sin desfallecer cada nueva dosis extra de ejercicio... Cambios de ritmo frenéticos, series de 1, 2 3 y 4 kilómetros… Rodajes de 20 y 25 kilómetros, ni un solo día de descanso, hidratación continua… Erwan entrenaba por las mañanas prácticamente en ayunas, lo único que ingería era una infusión de té rojo 30 minutos antes y durante el resto de la jornada se esforzaba por beber más de dos litros de agua... Su actividad era absolutamente imparable. Estaba todo el tiempo libre del que disponía analizando las diferentes sesiones de entrenamiento y su reacción física y mental a los mismos, calculando calorías y tiempos de recuperación y buscando en Internet nuevas fórmulas para aumentar el rendimiento en el más breve espacio de tiempo posible... Al llegar la noche Erwan estaba totalmente derrotado, se sentía exhausto pero al tiempo feliz... Incluso se preguntaba si había llegado al límite de la obsesión y si posiblemente estaba caminando sobre la misma frontera de la cordura… Pero después de continuas reflexiones volvía a sentirse más motivado que nunca y desechaba la idea de caer en una situación de riesgo. Se tumbaba en su cama y visualizaba todos y cada uno de los momentos vividos durante el día intentando extraer de cada uno de ellos toda la energía posible para acumularla en su memoria... Debía llegar al Maratón con la carga física y emocional suficiente como para acometer su objetivo con las mínimas garantías de éxito, rebosante de endorfinas... Sus piernas estaban en constante efervescencia, hasta el punto en que, de forma involuntaria, no podía reprimir algunas sacudidas espontáneas que sus miembros inferiores lanzaban al aire... Sus piernas eran como dos columnas jónicas a punto de estallar..

Erwan se esforzaba por conciliar el sueño para rentabilizar al máximo sus horas de descanso y su mente iba recopilando todos y cada uno de los encuentros casi diarios con Ylena. Sus palabras de ánimo, sus comentarios alentadores para afrontar el inminente Maratón, su especial forma de dirigirse a él llamándole “maratoniano”, algo que a Erwan le encantaba escuchar y no podía reprimir emitir un brillo especial en sus pupilas mientras alimentaba su orgullo de corredor al oír esas palabras en los labios de Ylena... Entre Erwan e Ylena durante estos últimos días se había establecido una conexión de evidente complicidad y para Erwan todo lo acontecido hasta el momento tenía un significado especial... Ylena se había materializado como su auténtica fuente de motivación, era su razón para el inminente Maratón y así... recreándose en su imagen y en el eco de sus palabras, Erwan se iba entregando lentamente al mundo de los sueños.....

Los días iban transcurriendo a una velocidad imparable. A Erwan le faltaban horas para solventar todas sus obligaciones y conciliarlas con sus entrenamientos diarios. Era toda una vorágine de actividades prácticamente sin tiempo para pensar. En esos últimos días Erwan había acentuado todavía más el perfil afilado que caracteriza y delata a los corredores de Maratón. Su imagen era fiel reflejo de lo que se llevaba entre manos y era consciente de que su esfuerzo parecía ir dando los primeros frutos… Sentía en su interior ese cosquilleo constante que predice la llegada de la gran prueba. Lo cierto es que Erwan contaba los minutos, las horas, los pocos días que faltaban y no podía ni quería negase a sí mismo su estado de ansiedad. Todo en su vida giraba en torno al Maratón y a Ylena... Visualizaba con todo detalle la secuencia que ella había propuesto.... Erwan llegaba a la meta del Maratón totalmente exhausto, con una buena dosis de sufrimiento acumulado en los últimos kilómetros... Y en esos metros finales Erwan se imaginaba a Ylena haciéndose un hueco entre el gentío y llamándole, gritándole con todas sus fuerzas... Vamos, vamos.. Erwan...!! Venga, maratoniano, que ya lo tienes...!! Y entonces un escalofrío recorría su pecho. Sabía que ese era el momento cumbre por el que habría valido la pena todo el sacrificio anterior... Quería pasar junto a Ylena en esos últimos metros y demostrarse a si mismo que había sido capaz de superar ese reto, que había cumplido su promesa, que había atravesado el muro y que, aunque casi sin fuerzas, llegaba en el tiempo estipulado... Ylena estaría esperando su entrada y él iba a darlo todo, iba a vaciarse por recibir en primera persona sus palabras de ánimo y sus felicitaciones. Quería pasar a su lado y mirarla a los ojos, aunque sólo fuese un segundo, y concentrar en ese instante todo lo que ella le inspiraba... Era su forma de demostrarle de lo que era capaz.. Aunque, claro, ella aun no lo sabía... Ylena era su punto de destino en el Maratón...

Faltaban solo tres días para la fecha anunciada y Erwan tenía previsto para esa tarde el último entrenamiento: un rodaje suave que había decidido sería algo atípico para romper un poco la férrea rutina que se había autoimpuesto desde hacía algunos días… Precisamente la mañana anterior había vuelto a coincidir con Ylena y al final de su rodaje le habia explicado con todo lujo de detalles el proceso de preparación del Maratón ante la admiración de ella. Ylena no podía entender cómo Erwan era capaz de asimilar tanto esfuerzo físico y psicológico, tan alta dosis de disciplina... Erwan le explicó minuciosamente los tiempos de las series, los períodos de recuperación, la importancia de las tiradas largas, los efectos de las endorfinas... Un lenguaje que para Ylena era prácticamente desconocido y que captaba plenamente todo su interés...

Ylena, esa misma mañana, había vuelto a insistir en el momento que Erwan deseaba con la máxima intensidad, el instante de la llegada del Maratón y le había prometido llevar su cámara fotográfica para captar la imagen de su entrada, mientras Erwan la escuchaba totalmente complacido... Erwan deseaba ese momento, lo respiraba a cada instante… Lo deseaba casi con fervor religioso... Ella estaría allí esperándole… Expectante por ver su llegada triunfal… Y Erwan, una vez cruzada la línea de meta, aun jadeante, iría a su encuentro, iría en busca de su recompensa, de su sonrisa, le abrazaría y la miraría fijamente a los ojos y quizás le diría... Quería decirle tantas cosas....!!

Erwan se iba empapando lentamente pero no le importaba la lluvia... 

Erwan se había desplazado hasta el lugar elegido para iniciar su último entrenamiento y, antes de empezar a correr, elevó su mirada hacia el horizonte... El cielo estaba cubierto de un gris plomizo e incluso, aunque tímidamente, empezaban a caer algunas gotas de lluvia dispersa. A Erwan no le importó... Es más, incluso pensó que era lo ideal, le encantaba correr bajo las gotas de lluvia. Era una sensación indescriptible, algo que dotaba al entrenamiento de un atractivo especial. Erwan se ajustó su gorra justo por encima de sus cejas, inspiro profundamente y sus piernas, como impulsadas por un resorte invisible, se pusieron en marcha... Erwan se iba adentrando en el bosque mientras notaba que sus extremidades inferiores le inducían aumentar el ritmo de crucero... Buena señal…!! – Pensó Erwan- Haciendo esfuerzos para contener el ritmo y no dejarse llevar… Era “The Flow”, el flujo que corría por sus venas y arterias... Era la viva expresión del concepto que Mihály Csíkszentmihályi había propuesto en 1975. Ese estado mental operativo en el cual la persona está completamente inmersa en la actividad que está ejecutando, durante la cual el tiempo vuela y las acciones, pensamientos y movimientos se suceden unas a otras sin pausa. Todo el ser está envuelto en esa actividad y se utilizan todas las destrezas y habilidades llevándolas hasta el extremo. La persona que está en ese nivel se encuentra completamente absorbida y experimenta una enorme satisfacción... Erwan conocía esa sensación de otras ocasiones y en esos momentos estaba totalmente rebosante de ella... Fantástico…!! -Se decía Erwan- Fantástico...!! Se repetía interiormente mientras divagaba sobre la posibilidad de venir algún día, después del Maratón, a ese mismo lugar y rodar tranquilamente, disfrutando del entorno, junto a Ylena... Querría ella acompañarle..? - Se interrogaba Erwan…-

Empezó a subir las primeras pendientes, la tierra húmeda despedía un aroma característico que penetraba en sus sentidos, sus zancadas era firmes y dejaban tras de sí unas huellas perfectamente dibujadas en el sendero…. El cielo se iba cerrando progresivamente y durante los primeros kilómetros la lluvia fue intensificando su presencia.. La tonalidad plomiza sobre su cabeza se fue convirtiendo en un trasfondo más oscuro que se acrecentaba a cada instante... Erwan se iba empapando lentamente sin importarle la persistente lluvia... El líquido elemento era cómplice de su salida y Erwan decidió continuar unos kilómetros más bajo su manto....

Erwan seguía corriendo con decisión atravesando serpenteantes pistas forestales que por momentos se iban estrechando… La intensidad de la lluvia no sólo no disminuía sino que súbitamente empezó a descargar con una fuerza inusitada... Fue cómo una eclosión espontánea, cómo si el cielo hubiera abierto de par en par unas gigantescas compuertas… Hasta el punto en que, en algunos momentos, Erwan no era capaz de distinguir el sendero más allá de cinco metros alrededor... No tuvo más remedio que detenerse unos instantes... Prácticamente estaba anocheciendo y, en vista de la situación, decidió que era el momento de regresar tras sus pasos a resguardarse del temporal y darse después una buena ducha de agua caliente... El trabajo del Maratón ya estaba hecho y el remojón ya era más que suficiente… Erwan giró sobre si mismo… 

En ese preciso instante el sendero sobre el que Erwan intentaba retroceder pareció estremecerse.. El latigazo aéreo de una fuerte tormenta eléctrica y el bramido continuo de los truenos resonaron en el bosque como un eco fantasmagórico… Era prácticamente imposible avanzar sin que sus Brooks Glycerin quedaran adheridas al barro como si unas garras invisibles surgieran desde el suelo y le sujetaran firmemente, mientras riachuelos crecientes de agua comenzaban a surcar la tierra junto a sus pies... Que mala suerte..!! Vaya tormenta...!! -Pensó Erwan- Sí, le gustaba la lluvia pero aquello ya era algo excesivo... En ese momento deseo no estar allí, solo quería regresar a casa y dejar fluir sobre su piel esa ducha caliente y reparadora y centrarse en su gran objetivo... Sólo faltaban dos días para el Maratón… Solo dos días para encontrase con Ylena, para vivir en primera persona ese encuentro ansiado por el que había estado trabajo muy duro las últimas tres semanas... Ylena estaría esperándole en la línea de meta..!! Que diría ahora ella si le viera en medio del bosque totalmente empapado bajo una tormenta de mil demonios..!!

El latigazo aéreo de una fuerte tormenta eléctrica y el bramido continuo de los 
truenos resonaron en el bosque como un eco fantasmagórico... 

En pocos minutos la noche prácticamente se había cerrado sobre Erwan y cada vez era más difícil avanzar ni tan siquiera un metro con el riesgo evidente de sumergirse en un auténtico barrizal... Erwan estaba realmente inquieto deseando localizar con urgencia un punto de referencia para orientarse e intentar alcanzar una zona protegida en la que esperar unos minutos... Quizás la furia desbocada de la tormenta daría paso a un momento de respiro… Jadeando por el esfuerzo Erwan se protegía los ojos con su mano izquierda mientras la gotas de lluvia le golpeaban como afiladas agujas lanzadas desde lo más alto… Luchaba cuerpo a cuerpo contra la lluvia desatada y sus pasos era cada vez más pesados e inseguros… Erwan tenía frente a sí una densa cortina de agua que frenaba cada uno de sus gestos y le hacía tambalearse mientras se esforzaba en distinguir el camino y encontrar, inmerso en la líquida oscuridad, un lugar para resguardarse… 

Una ráfaga de luz destellante rasgó la profundidad del cielo crepitando sobre los árboles...

Continuará.......

PRÓXIMO DOMINGO 29 DE NOVIEMBRE PUBLICACIÓN DEL ÚLTIMO CAPÍTULO:

DH-7534W................................3:15:00

ENLACES A LOS CAPÍTULOS ANTERIORES:

sábado, 20 de noviembre de 2010

Erwan o el Maratón definitivo - Capítulo 3: La llamada del Maratón

Al día siguiente a la misma hora Erwan volvió al plan previsto, salió a correr con una idea fija en su mente, con un objetivo prioritario... En qué instante se cruzaría con ella..? Le diría alguna cosa…? En todo momento su pensamiento analizaba la conversación mantenida el día anterior, mientras su mirada escaneaba la lejanía esperando en cualquier segundo identificar su esbelta silueta dirigiéndose hacia él...

Erwan, mentalmente, mantenía una conversación consigo mismo: Le dije a ella que iba a correr el próximo mes un Maratón y… no es cierto..!! Porqué le habré mentido...? Quizás quise impresionarla… Pero lo cierto - afirmaba Erwan - es que ni siquiera estoy entrenando como debería hacerlo. Aunque a ella le interesó mucho saber que iba a participar en el Maratón… Y seguía consultándose a sí mismo sin alcanzar ninguna conclusión definitiva al respecto.

Erwan seguía corriendo kilómetro tras kilómetro inmerso en sus pensamientos y lo cierto es que se sentía extrañamente liviano, con un ímpetu renovado en cada una de sus zancadas... El cronometro marcaba casi 50 minutos de carrera cuando ella apareció tras un giro corriendo con ese estilo característico que a Erwan le encantaba. Por unos segundos la incertidumbre hizo presa en él, dudó si ella le respondería al saludo, si la conversación del día anterior había sido algo meramente circunstancial… Incluso se interrogó sobre si ella recordaría el encuentro…

Pero antes de que Erwan fuese capaz de reaccionar y cuando se disponía a saludarla con la mejor de sus sonrisas, ella sin detenerse pero dirigiéndose abiertamente a él le dijo:

- Hola..!! Preparando el Maratón, eh…!!, Ánimo..!!, Vamos, vamos….!!

Erwan no esperaba ese comentario y quedó absolutamente desconcertado... Tanto que apenas le pudo decir, hablando con la voz entrecortada:

- Sí, sí, gracias…!!

Y ambos se separaron en direcciones opuestas… Erwan no pudo reprimir la tentación de girarse tras su estela… La contempló mientras se alejaba, con detenimiento y cierto desazón. Sintió la necesidad compulsiva de ir tras ella, pero reprimió ese ímpetu, se contuvo a duras penas... No era lo más adecuado y ella qué hubiese pensado..? Cual habría sido su reacción..? Así que Erwan decidió finalizar su entreno rebosante de satisfacción y al tiempo algo confuso. Ella, y explícitamente así se lo había dicho, estaba convencida de su participación en el próximo Maratón. Faltaban apenas tres semanas y lo cierto es que Erwan no se había planteado hasta entonces participar en el mismo. No era un objetivo a corto plazo...

Bah..!! Pensó. Sólo había sido un comentario intrascendente. Ella no tenía porque descubrir que no era cierto, que habían sido tan sólo unas palabras en tono distendido y nada más… Pero Erwan se empezaba a cuestionar interiormente la razón por la que desde hacía unos días experimentaba una mayor motivación cuando salía a correr y estaba empezando a deducir que precisamente se debía al hecho de que ella creyese firmemente en su próxima participación en la prueba reina...

Desde ese último encuentro Erwan salía a entrenar cada mañana centrado en la esperanza de encontrarse con ella, de cruzar unas palabras tan sólo, de contemplar su sonrisa exultante, de poder recrearse de nuevo la luminosidad de su mirada, de aspirar su estela tras su paso…

Prácticamente cada mañana se repetía el mismo escenario. La veía aproximarse desde la lejanía, poco a poco su inconfundible silueta se agrandaba ante sus ojos y la expectación de Erwan iba in crescendo... Erwan ralentizaba entonces su ritmo y esperaba con cierta impaciencia el momento de tenerla muy cerca, apenas a un par o tres de metros para disfrutar de su presencia, para intentar atrapar su mirada, para apoderarse de su tenue sonrisa... Erwan secretamente quizás ansiaba alguna señal, algún gesto que le invitase a girar sobre sí mismo y situarse a su altura para acompañarla en el recorrido.. Pero esa circunstancia no se había producido o Erwan así lo interpretaba y en consecuencia se limitaba a mantener la dinámica establecida. 

Ella se había convertido en una poderosa razón para correr, aunque evidentemente ella lo ignoraba. Era totalmente desconocedora de los pensamientos y de las sensaciones que inspiraba en Erwan…

Pero unos minutos después volvió a verla junto a la valla de madera... 

Uno de esos días, volvió a darse la misma circunstancia... Erwan había finalizado su entrenamiento diario y no se había cruzado con ella. Quizás hoy no ha podido salir a entrenar, pensó... Pero unos minutos después volvió a verla junto a la valla de madera que separaba un pequeño espacio de tierra habilitado como zona de recreo de la calzada... Ella parecía concentrada realizando unos ejercicios de flexibilidad.. Erwan se acercó lentamente dirigiendo sus pasos hacia el lugar hasta que ella se percató de su presencia y con un gesto de sorpresa levantó la vista... En ese momento Erwan supo que debía detenerse unos instantes. Deseaba tener la oportunidad de verla de cerca una vez más, de respirar su presencia...

- Hola… Dijo Erwan
- Hola, maratoniano - Fue su respuesta y añadió- Cómo van tus entrenos..?

Él, de nuevo, experimentó una evidente satisfacción al tiempo que agradeció interiormente el apelativo...

- Bueno, ya ves…. Cada día entrenando duro pero es algo que me da energía y me motiva... Le contestó Erwan...

En ese momento Erwan fue consciente de que aun desconocía el nombre de su interlocutora, y lo cierto es que en días anteriores se había interrogado sobre ello en más de una ocasión... Así que decidió tomar la iniciativa y le dijo: 

- Por cierto, si no te importa, puedo saber tu nombre...? Nos hemos visto algunas veces y no se cómo dirigirme a ti.....

Ella le miró fijamente a los ojos y sin bajar la mirada le dijo abiertamente y vocalizando muy despacio:

- Ylena, me llamo Ylena....
- Ylena... Qué bonito nombre..!! - Erwan no pudo reprimir la exclamación… Mientras asimilaba la textura aterciopelada con la que ella había pronunciado su nombre.
- Yo, Erwan - Se apresuró decir - Cómo para no perder ni un sólo segundo.
- Oye, por cierto.. -Continuo Ylena- Sabes que he decidido ir a ver el Maraton en el que tú vas a participar..? Nunca he visto ninguno y debe ser algo espectacular..!! Correr durante tantas horas… Es increíble...! Yo creo que me moriría..! Los corredores de Maratón deben ser sobrehumanos o algo así... Tiene que ser un espectáculo veros correr tanto tiempo sin desfallecer.. Y tú, cuál es tu objetivo..? En qué tiempo quieres llegar a la meta... ? 

Erwan estaba como paralizado, no salía de su asombro… Esa auténtica avalancha de preguntas le había descolocado... A Ylena le interesaba sobremanera algo que para él era una forma de entender la vida, que era en definitiva su propio estilo de vida... 

- Bueno... - Acertó a decir finalmente Erwan - Creo que voy a llegar en 3 horas y 15 minutos.. Si no ocurre ningún acontecimiento imprevisto, porque en un Maratón nunca se sabe.... - Sonrió Erwan con aire dubitativo- 
- Que bien...! Eres un valiente..! - Exclamó Ylena - Será fantástico..!!.. Sabes una cosa...? Le inquirió de pronto mirándole fijamente a los ojos...
- Dime…
- Verás, ya que he decidido ir a ver el Maratón y no conozco a nadie… Creo que al final intentaré situarme en la meta y esperaré tu llegada para aplaudirte y ver cómo consigues ese objetivo que te has propuesto... Esperaré tu llegada para vivir también ese momento... Será algo apoteósico, no crees..?

Erwan estaba anonadado, totalmente descolocado intentando asimilar las palabras de Ylena. Faltaban apenas dos semanas para el Maratón y precisamente por su atrevimiento anterior al afirmar algo que no era cierto, Ylena le estaba diciendo que acudiría al evento para ser testigo presencial del momento de su llegada en la gran prueba...!! Por unos instantes Erwan estuvo tentado de decirle la verdad, de decirle que todo había sido un comentario intrascendente, que se había dejado llevar por la conversación o inventarse una excusa creíble y decirle que tenía una pequeña molestia muscular que seguramente le impediría asistir al Maratón o comentarle algo sobre un viaje de trabajo imprevisto.... Lo pensó... Pero no lo dijo... Erwan le devolvió una intensa mirada y le contestó...

- De acuerdo Ylena, haré todo lo posible por llegar puntual a la meta y por supuesto estaré pendiente de ti para saludarte y agradecerte tus ánimos... Estaré en la meta del Maratón sobre las 3 horas y 15 minutos.. Vale..?
- Muy bien..! - Respondió ella alegremente – Nos vemos otro día, que tengas buenos entrenos y buenas sensaciones..!
- Gracias Ylena y hasta pronto..!

Erwan continúo su camino de regreso sintiendo los latidos de su corazón cada vez con mayor insistencia… Qué era lo que había hecho..? Porqué se había comprometido con Ylena si no tenía previsto participar en el Maratón...? Le había dicho, plenamente convencido, que llegaría a la meta en 3 horas 15 minutos y que estaría pendiente de ella para saludarla en los metros finales... Faltaban apenas dos semanas para el Maratón y además... Ni siquiera estaba inscrito..!!

Erwan estaba realmente estupefacto con su propia actuación. En su interior reinaba un torbellino de contradicciones. Hasta el punto que esa noche estaba especialmente activado a pesar del cansancio acumulado al final de la jornada. Erwan estaba inmerso en un mar de dudas y con la intención de encontrar un poco de claridad en su propia confusión Erwan decidió navegar unos minutos por la red... Puso en marcha su HP Notebook... Presionó con delicadeza el “On” y los micro-circuitos de su portátil se pusieron en marcha... Iniciando Windows... Contraseña... Mientras, Erwan se acomodaba junto a la pantalla... Buscó en el escritorio el icono que indicaba MP3 y resolvió relajarse unos minutos con un poco de música mientras iba repasando por estricto orden de publicación las diferentes entradas de los Blogs que se habían publicado en las últimas horas... Blogs de otros navegantes en la red que hablaban de su mundo, hablaban de carreras, competiciones, experiencias deportivas personales, objetivos, Maratón... Y que formaban parte indivisible de su propio entorno. Un colectivo de atletas populares con los que se relacionaba e intercambiaba frecuentemente comentarios sobre entrenos, competiciones, retos deportivos...

Pero a pesar de todo su mente, su pensamiento, estaba anclado en un nombre: Ylena... Un presencia constante, siempre ella... Su imagen, su sonrisa, su mirada, sus gestos… Ella, siempre ella… Intuyendo su silueta, buscándola kilómetro tras kilómetro… Imaginándola minuto tras minuto en la complicidad de la madrugada. Erwan intentaba despejar su mente y al menos por unos instantes cerrar los ojos y dejarse llevar... Pero no lo conseguía... Y la noche iba avanzando sin remisión…

En sus auriculares, frente al portátil, David Gilmour iniciaba los primeros acordes de Wish You Where Here acariciando las cuerdas de su Gibson acústica, mientras la voz del artista recorría todos los ángulos de su habitación y se incrustaba en cada neurona de su cerebro...

So, so you think you can tell Heaven from Hell,
blue skies from pain.
Can you tell a green field from a cold steel rail? A smile from a veil?
Do you think you can tell?

And did they get you trade your heroes for ghosts?
Hot ashes for trees? Hot air for a cool breeze?
Cold comfort for change? And did you exchange
a walk on part in the war for a lead role in a cage?

Erwan, sentía una especial predilección por esta melodía... De alguna forma esas notas llenaban su espíritu de una agridulce melancolía y de un cálido sentimiento... Y de nuevo, mientras esa música generaba paisajes virtuales en su memoria, Erwan, con los ojos cerrados, dibujaba en su mente la imagen casi etérea de Ylena meciéndose entre las notas de la canción, deslizándose entre cada poro de su piel como una cálida marea de terciopelo... Erwan estaba totalmente inmerso en una especie de trance sensorial…

Gilmour seguía desgranando cada palabra con una profunda intensidad…

How I wish, how I wish you were here.
We're just two lost souls swimming in a fish bowl,
year after year,
running over the same old ground. What have we found?
The same old fears,
wish you were here.

Erwan navegaba por la red sin un rumbo definido… Las pestañas de Google Crhome se abrían una tras otra en continua sucesión… Un viaje digital nocturno sin punto de destino… En ese trayecto y quizás impulsado por su propio subconsciente Erwan se encontró en su pantalla con la página principal del Maratón en el que, según le había asegurado a Ylena, iba a participar… Sus ojos se quedaron mirando fijamente esa información y, sin que Erwan fuera consciente de ello, su mirada adquirió un fulgor extraño… 

Los últimos acordes de Wish You Where Here iban diluyéndose y, en ese punto álgido de ensoñación, Erwan tomó la gran decisión… Su mano derecha dirigió el Logitech Mouse MX hacia el apartado “Inscripciones” y con su dedo índice presionó el botón izquierdo..

Muy lentamente, casi como en un acto litúrgico, Erwan fue cumplimentando los campos del formulario... Datos personales... Datos para la competición... Chip... - Ese era el último paso del proceso de inscripción - Erwan anotó como detenimiento esa última fase que completaba el proceso… DH7534W…. y acto seguido presionó el botón Enviar...

Se había inscrito en el Maratón….!!!!! Ya no había vuelta atrás….

Finalmente Erwan se quedo dormido, recostando, sin ser consciente de ello, 
su cara sobre el teclado de su portátil… 

Erwan sintió una especie de cosquilleo que iba propagándose por toda la extensión de su piel y cerró los ojos…. Poco a poco el sueño le fue venciendo... En sus auriculares Waters, Gilmour, Wright y Mason continuaban interpretando magistralmente la siguiente pieza…

Remember when you were young, you shone like the sun. 
Shine on you crazy diamond.
Now there's a look in your eyes, like black holes in the sky.
Shine on you crazy diamond.
You were caught on the cross fire of childhood and stardom,
blown on the steel breeze.
Come on you target for faraway laughter, come on you stranger,
you legend, you martyr, and shine! 

Finalmente Erwan se quedó dormido, recostando, sin ser consciente de ello, su cara sobre el teclado de su portátil… Erwan se había inscrito en el Maratón…!! La noche reinaba alrededor…

Continuará....

PRÓXIMO DOMINGO 21 DE NOVIEMBRE PUBLICACIÓN DEL CAPÍTULO 4:

LA TORMENTA PERFECTA

ENLACES A LOS CAPÍTULOS ANTERIORES:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BDL - POPULAR POSTS