Galería de Audio - Front

Galería de Audio - Front

Blogger Translate / Traductor del Blog

lunes, 21 de abril de 2014

Ultra Trail "Via Augusta" 70 km - Con Alexandra Panayotou

Alexandra y yo un minuto antes de la salida...

Hace unos días entrevisté a mi amiga Alexandra Panatoyou en mi programa de radio en Onda Cero Cataluña. Por si alguno de vosotros aún no la conocéis Alexandra es una atleta de ultra distancia que está en activo desde los 30 años que es cuando empezó a correr largas distancias. Ha conseguido importantes retos personales y su capacidad de resistencia, perseverancia y motivación esta fuera de toda duda. Hace ya algún tiempo que había hablado con Alexandra para acompañarle un día y realizar una ultra salida con ella pero por circunstancias profesionales hasta ahora no habíamos tenido la oportunidad de consumar ese encuentro. 

Esto fue posible finalmente este último Jueves y no quise dejar pasar esa magnífica oportunidad ya que correr con una atleta de su categoría es todo un privilegio. La ocasión para compartir el encuentro se produjo cuando Alexandra me comentó que tenia previsto realizar un entreno de 70 km como preparación para su nuevo reto "Running 4 Her" pero que la persona que tenía que acompañarle no podía hacerlo debido a una cuestión de trabajo y ello implicaba que Alexandra tenía que cambiar todos sus planes para ese día debido a que el plan previsto consistía en correr toda la noche hasta completar el recorrido y, lógicamente, Alexandra no iba a correr totalmente sola por los bosques y las montañas durante toda la noche y la madrugada... Hablé con ella y nos pusimos de acuerdo para intentar el objetivo previsto los dos juntos... Realizar una salida de 70 km no es ninguna broma y mucho menos cuando, por mi parte, 3 días antes había realizado un Trail de montaña de 37 km con un desnivel de casi 2.000 m y aun me notaba un poco cansado pero era la oportunidad de correr por fin junto a Alexandra y no iba a dejar escapar esa oportunidad...

El recorrido planificado era seguir el trazado de una antigua calzada romana, la "Via Augusta" desde la localidad de Palautordera hasta Girona, atravesando bosques, montañas y carreteras sin paradas intermedias. La idea era realmente fascinante, íbamos a hacer un Ultra Trail los dos solos viviendo una auténtica aventura en plena naturaleza intentando no desfallecer y mantener un ritmo adecuado para conseguir nuestro objetivo con la mayor celeridad posible..  Yo no estoy demasiado acostumbrado a correr por la noche ya que únicamente lo he hecho durante alguna competición oficial pero es algo que me encanta, así que la motivación era doblemente intensa...  Por otra parte, no tenía que preocuparme en absoluto del camino a seguir durante el recorrido ya que aunque nunca lo había realizado anteriormente, Alexandra lo conocía a la perfección...

Alexandra cuzando uno de los varios puentes que encontramos sobre los riachuelos en plena noche...

Llega la tarde del Jueves y, tal y como habíamos quedado, me desplazo hacia el domicilio de Alexandra en Palautordera, que será el punto de partida de nuestra salida, a la que hemos bautizado como "Ultra Trail Via Augusta"... Tenemos todo el material ya preparado: las mochilas, el agua, la comida los frontales para iluminar el camino durante la noche y...... muchas ganas de empezar a correr... Pero antes hay que cenar para coger engrías y saborear un buen café que Alexandra ha preparado para Frank y para mi... Después de cenar y repasar los últimos detalles llega el momento de ponernos en marcha...!! Salimos puntualmente desde casa de Alexandra a las 12 de la medianoche. Frank nos despide en la puerta y... Empezamos a correr... De momento la noche parece agradable y no hace frío. Los primeros km son de tanteo para coger el ritmo adecuado que nos permita calentar los músculos y sobre todo que Alexandra encuentre la cadencia correcta para cumplir con las previsiones de su entreno ya que mi misión es acompañarla y respetar en todo momento sus indicaciones para que se encuentre cómoda y realice a la perfección el plan previsto.....

De momento mi única preocupación es que muscularmente sea capaz de  mantener el ritmo y que el esfuerzo de hice hace tres días en mi salida de montaña no me pase una factura excesiva... Así que vamos poco a poco alejándonos de Palautordera por los caminos y senderos que nos llevan hacia los bosques... En estos primeros minutos vamos charlando de mil y un temas y Alexandra me demuestra que conoce perfectamente la dirección a seguir.. Vamos dejando atrás los tramos de carreteras secundarias y nos adentramos en las pistas forestales que nos conducen hacia el bosque... Conforme vamos dejando atrás las luces de las carreteras vemos que la noche es realmente preciosa, no hay ni una sola nube y las estrellas son perfectamente visibles mientras que una espectacular Luna llena ilumina los campos aunque siguen siendo necesarias las luces de los frontales, sobre todo en los tramos con piedras sueltas en los caminos... Vamos avanzado con un ritmo sostenido y regular, es fundamental que seamos capaces de mantener el mismo ritmo desde principio a final del recorrido. No sirve de nada salir muy rápido al principio y después agotarse por momentos y acabar fundidos y sin fuerzas. En este tipo de ultra distancia se tarta de mantener una regularidad y control en los ritmos establecidos. Algo que Alexandra y yo estamos cumpliendo a la perfección.



Llevamos ya un par de horas corriendo en plena noche y, de momento, no me encuentro para nada agobiado ni incómodo por la sensación de correr en plena oscuridad. Las luches de los frontales iluminan el camino a la perfección y nuestras conversación nos van entreteniendo mientras los kilómetros se suceden sin pausa cuando, ya plenamente inmersos en los bosques, sólo escuchamos el sonido de algunos pájaros nocturnos mientras contemplamos la luz de una Luna inmersa en todo lo alto.. La noche va pasando de forma muy tranquila y sin sobresaltos. Físicamente vamos muy bien, han pasado ya casi 5 horas desde que salimos de Palautordera y ya hemos pasado por Hostalrich donde están preparando un feria medieval y atravesamos todas las calles del pueblo mientras los guardias de seguridad que custodian las instalaciones nos miran sorprendidos mientras pasamos corriendo... Seguimos adelante dejando atrás diferentes pueblos y subiendo y bajando algunos desniveles que nos vamos encontrando sobre la marcha cuando sobre las 5 de la madrugada empieza a aparecer una cada vez más densa niebla que poco a poco dificulta la visibilidad y, sobre todo, hace que la humedad vaya calando en nosotros... No hace una temperatura excesivamente baja pero tenemos las manos frías y ya no vemos más allá de 50 metros al frente....

De esta forma seguimos corriendo hasta que empieza a amanecer y a pesar de que el día ya va clareando, la niebla aun se mantiene en la atmósfera. Poco a poco la sensación de frío se va diluyendo y llegamos a la localidad de Las Mallorquinas dónde hacemos un pequeño alto en el camino para tomar un café bien calentito para reactivar un poco las neuronas... Por cierto, que llegamos antes de lo previsto y mientras el Bar abre sus puertas Alexandra y yo hacemos tiempo corriendo un par de km extras por los alrededores...  Comemos un croissant, bebemos ese café bien caliente y seguimos nuestro recorrido hacia el punto de destino... Nos dirigimos ahora hacia Riudellots de la Selva ya con plena luz del día aunque parece que el Sol se resiste aun a brillar en todo su esplendor.... Alexandra y yo mantenemos un buen ritmo y parece que estamos consiguiendo un indice de regularidad más que aceptable... Llevamos ya muchas horas corriendo pero el cansancio es mínimo y, por mi parte, de momento no noto ninguna molesta excesiva a nivel muscular y, por supuesto, mentalmente estamos muy frescos y alegres ya que vamos comentando todas la incidencias que encontramos en los senderos y cualquier otro tema que surge en la conversación.  La temperatura va subiendo poco a poco y Alexandra y yo seguimos avanzando. Con la luz diurna se corre mucho más cómodo y la temperatura nos ofrece un poco de engría añadida, que nunca viene mal... 


Atravesando uno de los puentes sobre la Vía Verde

Hemos superado ya mas dela mitad de nuestro reto y estamos tan sólo a 20 km de Girona, nuestro destino...!! Alexandra habla por teléfono con Xevi Avellana que saldrá desde Girona  a nuestro encuentro para escoltarnos en los últimos 10 km... Alcanzamos la localidad de Fornells de la Selva ya con las piernas un poco castigadas pero aun con mucha energía en la reserva y poco después se produce el encuentro con nuestro compañero Xevi que nos guiará hasta el punto de destino en la plaza de la Independencia, en pleno centro de Girona... Esos últimos km son los más duros, al menos para mi, en ese momento hace ya mucho calor y, aunque he conseguido mantener un ritmo estable y regular junto a Alexandra, en los últimos 5 km las piernas duelen y se quejan... Aún así me concentro para mantener el tipo y seguimos corriendo juntos Alexandra, Xavi y yo mismo.... 

Finalmente llegamos al final de nuestro Ultra Tral "Via Augusta" y entramos en Girona cantando una canción bajo la batuta de Alexandra mientras la gente que pasea nos mira asombrados:.. No hay cansancio..!! No hay Dolor..!! Vamos cantando en plena calle...!! Y, finalmente, nos detenemos, hemos completado nuestro reto, 70 km corriendo noche y día desde Palautordera hasta Girona, sin incidencias y sufriendo sólo un poco al final....


Pensando ya en completar los últimos 20 km

Estamos felices y contentos..... Ahora esperamos a que llegue Frank a recogernos para volver a Palautordera en coche pero antes se impone un desayuno recuperador y descansar unos minutos..

La experiencia de realizar un Ultra Trail con Alexandra ha sido fantástica, correr con un atleta de su experiencia me ha servido de mucho, no sólo en el aspecto físico sino también en cuanto a mentalidad... Para mi ha sido todo un privilegio y espero que muy pronto volvamos a coincidir para correr y seguir compartiendo experiencias conjuntamente... También quiero agradecer a Xevi Avellana su compañía en los últimos 10 km y a Frank por su hospitalidad y amabilidad...

El mundo de la ultra distancia es realmente especial y las sensaciones que provoca son diferentes a todo cuanto puedas imaginar. Correr bajo este concepto te ofrece unas perspectivas diferentes del deporte y de la propia vida.... Es toda una filosofía...


Ya en Girona.... 70 km después....!!  Alexandra Panayotou, Xevi Avellana y yo mismo....


Mis agradecimientos a Natural Shine (Half Egg 1000 Trail), a Virgina Bay (Hoka One on One Stinson), Vika Sunglasses (PH 019 B/R), Imtemperie (Salomon Advanced Skin 12 L), Sport HG (HG 8045) y BES-T ( http://www.best.es/inicio)

3 comentarios:

  1. Menuda panzá la virgen, claro con quien te juntas no es pa menos. Eso si es una via verde, no el secarral que tenemos por aqui. Un saludico.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante! viendo la última foto parece mentira que hayáis corrido 70 kms! felicidades, sin duda tiene que haber sido una experiencia muy especial!

    ResponderEliminar
  3. La última foto parece la de salida, se os ve fenomenal!!!!.

    Desde luego todo un jujo compartir estas experiencias con una grande.

    ResponderEliminar

Te invito a que aportes tu opinión... Sólo te sugiero que no lo hagas como Anónimo... Gràcias...!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BDL - POPULAR POSTS