Galería de Audio - Front

Galería de Audio - Front

Blogger Translate / Traductor del Blog

domingo, 23 de octubre de 2011

La ley del Roque Nublo: El alto precio de la victoria (Una Odisea inacabada) - Crónica del Ultra Trail Gran Challenge Gran Canaria...


En el aeropuerto de Barcelona con el avión de Spanair al fondo a punto de embarcar hacia Las Palmas

Instante en que iniciamos el aterrizaje en el aeropuerto de Las Palmas después de tres horas de vuelo...

Empezar a escribir una crónica como esta es algo realmente difícil y complicado, incluso para mí, que por motivos profesionales escribo mucho y prácticamente a diario… Y no es complicado por la composición sintáctica que debo construir sino por el cúmulo de experiencias vividas estos días y la evidente dificultad que encuentro en el momento de intentar plasmarlas en formato digital de la forma más aproximada a cómo las he experimentado interiormente. Por otra parte, considerando que todo lo que he vivido estos 5 días en la isla de Gran Canaria supone argumentos suficientes para escribir una crónica interminable, voy a intentar concretar al máximo este cúmulo desbordante de sensaciones.

De todas formas quiero empezar antes del breve preámbulo pre-competición  que voy a desarrollar, recuperando un fragmento del correo electrónico que recibí del director de la organización del UTGC, Antonio Lobo, cuando le pedí información sobre el perfil y características del Ultra Trail…

El texto decía:

Estimado Carles, tienes todas las posibilidades…de morir en el intento…!!! (en argot montañero y con un toque de humor)  Esta prueba es durísima, has visto el desnivel acumulado…? 
Un Trail, no se prepara en 4 días, en 4 meses, sí. Pero bueno, siempre quedan las posibilidades que cada uno tiene y su confianza en sí mismos
Disculpa que te desaliente algo, si quieres hablar conmigo, me puedes llamar por la mañana te aconsejaré todo lo que necesites.

Y lógicamente, en principio, me lo tomé con sentido del humor pensando que realmente iba a ser duro pero que quizás Antonio exageraba un poco... Lo cierto es que las condiciones en las que iba al Ultra Trail no eran las idóneas pero ante semejante propuesta decidí jugármela y afrontar el reto... Por supuesto que no me arrepiento en absoluto antes al contrario, volvería a hacerlo..!!  Pero, como ya le comenté a Antonio en la playa de La Melenara, en la llegada del Ultra Trail, realmente se quedó corto al describir esa dificultad hasta el punto que puedo asegurar que los que participamos en las dos modalidades más largas del Ultra Trail, la de 175 y la de 90 km... En muchos momentos de la competición nos hemos estado jugando literalmente la vida... Esa es mi percepción... Esto es algo que necesitaba decir al principio ya que desde que acabe mi participación es una impresión que llevo entre pecho y espalda...

Con Juanma Pinto a mi llegada a Las Palmas...

Llegó el día y la hora previstos para dirigirme al aeropuerto de Barcelona y embarcar en el vuelo de Spanair que despegaba hacia Las Palmas a las 10:20 horas de la mañana... Después de preparar y presionar a fondo todo el contenido de la maleta de cabina para conseguir cerrar adecuadamente la cremallera, estoy en la puerta de entrada al avión con total predisposición para enfrentarme a esa gran incógnita que va a representar mi primera incursión en el Ultra Trail. En el mismo vuelo también viaja Josef Ajram, ultrafondista, invitado como yo de la organización de la UTGC pero, evidentemente, el acude como invitado estelar y además también va a participar en la prueba. Durante el vuelo no coincidimos ya que nuestros respectivos asientos están en lugares opuestos. Después de 3 horas de vuelo agradable y sin ninguna incidencia aterrizamos en Las Palmas...

Una vez en tierra canaria viene a recogerme al aeropuerto Juanma Pinto (Dlocos) que amablemente se ha ofrecido a llevarme al hotel en Las Palmas. Juanma y yo no nos conocemos personalmente pero hemos mantenido contactos a través de nuestros respectivos Blogs y también, estos últimos días, en el WhatsApp, a raíz precisamente de su experiencia en el tema de los Ultra Trails, ya que Juanma a participado en varios de ellos y me ha informado y orientado sobre aquellos aspectos que son nuevos para mi... Además Juanma va a participar en el UTGC en el recorrido de 176 km, objetivo para el que ha hecho una preparación metódica y creo que ejemplar y está totalmente motivado para alcanzar su objetivo...  Llega Juanma nos saludamos y vamos charlando mientras nos dirigimos al Hotel.... Evidentemente nuestra conversación gira en torno a todo lo que nos espera estos próximos días relacionado con la UTGC...

Una vez Juanma me deja a las puertas del hotel NH Playa Canteras quedamos citados para la tarde del jueves antes de que Juanma junto a los restantes corredores de la Trail 176 km salgan hacia su meta. Una vez ya en la habitación del hotel,  después de deshacer la maleta y proceder con el ritual de colocar el equipamiento de combate presidiendo la misma, me pongo en contacto telefónico con los otros Bloggers que está tarde vamos a saludarnos personalmente después de un largo periodo sin vernos tras la edición del MAPOMA de 2010. Hablo con Gonzalo Quintana (Sosaku Runner) y con Manuel Robaina (Objetivo 42k), les confirmo que ya estoy en Las Palmas y quedamos a las 7 de la tarde en la puerta del Hotel. Manuel vendrá un poco antes y Gonzalo pasará a recogernos en coche junto con Pancho (Corriendo tan Pancho) otro Blogger al que no conozco aún pero con el que también tengo contacto a través del Blog...

Turismo pre-competición en la playa de Las Canteras

Una de las típicas casetas de baño de la playa de Las Canteras..
.
Descanso un rato en la habitación y mientras hago un poco de tiempo doy una vuelta por el paseo de Las Canteras y después tomo una cerveza bien fría en la terraza anexa al hotel. Ahí coincido con Josef Ajram que también está intentando descansar un poco. Charlamos animadamente durante un buen rato y me cuenta alguno de sus proyectos futuros pero antes me confirma que finalmente no va a participar en el Ultra Trail 90 sino que va a hacerlo en el Gran Descenso Maratón de 50 km, parece que por cuestiones de compromisos adquiridos... Pienso que es una lástima porque me habría apetecido correr junto él ni que fuera tan sólo unos km... Josef me explica que su proyecto inmediato será realizar 7 Iron Man consecutivos precisamente aquí, en Las Canarias, uno en cada isla..... Un reto fantástico...!! Seguimos charlando durante un buen rato hasta que a ambos se nos empieza a hacer tarde ya que los dos hemos de acudir a la playa de La Melenara, donde está situada la línea de meta y todas las carpas de la UTGC, para asistir al acto de salida de los corredores del Trail 176 km...


Con Josef Ajram en la terraza anexa al hotel comentando lo que nos espera...

Tras despedirnos y con puntualidad canaria llega Manuel Robaina (Objetivo 42k) con quien me fundo en un fuerte abrazo tras nuestro encuentro en el último MAPOMA y antes había recibido llamadas de aliento de varios amigos y Bloggers como  Celina (Más  vale lenta que nunca) y  Joan Josep Corella (Experiencias de un corredor novato). Precisamente en el momento en que llega Manuel Robaina me lama Josef Ajram que anda perdido ya que no sabe exactamente la carretera a seguir para llegar en coche a La Melenara, que és donde se celebran  los actos previstos para esta noche, y le paso el teléfono a Manuel  para que le indique el recorrido... Yo no tengo ese problema ya que voy magníficamente escoltado por tres corredores canarios que conocen perfectamente  la dirección a seguir...

Así que Manuel y yo nos dirigimos al punto de encuentro y allí nos esperan Gonzalo Quintana y Pancho... Nos fundimos en otro abrazo con Gonzalo a quien tampoco veía desde el MAPOMA 2010 y saludo a Pancho, quien está preparando su primer Maratón, y que también ha acudido a la cita Blogger... Los cuatro vamos carretera adelante  hacia la playa de La Melenara a encontrarnos con Juanma antes de que se dé la salida del Ultra 176 km...

Encuentro Blogger en las instalaciones de meta de la UTGC: de derecha a izquierda: Juanma Pinto, Manuel Robaina,
Gonzalo Quintana, Pancho y yo mismo...

Estamos ya en el recinto del UTGC los cinco Bloggers y lo primero es recoger Juanma y yo el chip y el dorsal correspondiente... Hay mucho movimiento y los corredores que van a salir a las 00:00 horas  en el Trail 176 km deambulan nerviosos y con una cierta ansiedad... Cada vez hay más acción en el recinto, todos preparando sus mochilas y ultimando los detalles... Juanma me invita a sopesar su mochila y realmente su peso es grande aunque asegura que sólo lleva lo imprescindible..!!  Nos hacemos las fotos frente al pódium y seguimos saludando a más gente y corredores que conocen a mis compañeros canarios. Se nota que en el ambiente cada vez hay más expectación.... Tras un buen rato de conversación poco a poco se acerca la hora de la salida del Ultra Trail 176 km. Deseo todo la suerte del mundo a Juanma que va a enfrentarse a un reto descomunal, nos damos un abrazo y le dejamos que se concentre en la fase previa a la salida con su compañero de equipo....

Los demás, es decir, Gonzalo, Manuel, Pancho y yo mismo nos dirigimos hacia la Playa de La Melenara para sentarnos en una terraza frente al mar e iniciar una amena e interesante charla sobre todo aquello que nos interesa relacionado con nuestro mundillo mientras saboreamos unas papas arrugás, una fritura, unos tacos de queso y unas estupendas jarras de cerveza bien fría... Charlando se nos pasa el tiempo de forma imperceptible hasta que decidimos volver a Las Palmas ya que se ha hecho un poco tarde y hay que descansar para mañana....

Staff de la división Sport Nutrition de Bioibérica y Saatchi & Saatchi en el hotel redactando las notas de prensa
 y actualizando datos de la UTGC. De izquierda a derecha: Cristina Coll, Mar Cid, Carles Aguilar, Itziar Fraile
 y el Dr. Daniel Martínez.

Ya en la habitación del hotel me cuesta conciliar el sueño... Serán los nervios pre-competición o el cambio de hora... Lo cierto es que tengo una magnífica cama doble para mi sólo, así que hago esfuerzos para dormir y aunque sea a trompicones lo voy consiguiendo... Me despierto a las 8 de la mañana, hora canaria... El tiempo pasa muy despacio, con una lentitud exasperante... Desayuno tranquilamente y doy un paseo por la playa de Las Canteras tomando algunas fotos... Coincido de nuevo con Josef Ajram con quien sigo comentando varios aspectos de la prueba y de diferentes proyectos deportivos. Más tarde en una pizzería italiana cercana al hotel doy buena cuenta de unos espaguetis a la putanesca y jarra de cerveza Tropical, la marca de las islas.... Y decido volver al hotel para descansar un poco antes de dirigirme al encuentro con el equipo de la organización, es decir de Bioibérica,  que están en el hotel preparando y gestionado todo el tema de comunicación del evento... 

Lo cierto es que me quedo dormido a fondo durante algo más de una hora y ese periodo me sienta de fábula pues parece que ya me he recuperado del vuelo, el cambio de horario, etc...  Así que en la sala que se ha acondicionado en el hotel me encuentro con Mar Cid y el Dr. Daniel Martínez  de la división Sport  Nutrition de Bioibérica y Cristina Coll e Itziar de Saatchi & Saatchi y vamos comentando las incidencias del Ultra Trail que ya está en marcha y redactando las notas de prensa y entrevistas sobre el evento..... Así pasamos prácticamente toda la tarde hasta que llega el momento de dirigirnos hacia la zona de la playa de La Melenara para seguir con los actos previstos antes de que nos trasladen a las 9 de la noche por carretera hacia la localidad de la Aldea que es el punto de partida del Ultra Trail 90 en el que yo participo... Así que me voy al hotel y preparo con total concentración mi mochila y todos los elementos necesarios para afrontar este reto... Al final del proceso me da la sensación de que llevo demasiado peso pero ante la duda prefiero que me sobre que no que me falta algún tipo de elemento...

Con Miguel Sánchez y Javier Hernández frente a las carpas militares en el recinto de la playa de La Melenara....
 El gran momento se acerca...!!

Vuelta al punto de encuentro y a eso de las 18:30 horas nos dirigimos hacia el recinto de la UTGC en la playa de La Melenara… Pienso en ese momento que los corredores del Ultra Trail 176 km llevan ya 18 horas en carrera.... Empiezo a ponerme algo nervioso... Pero con el bullicio y el ambiente me distraigo un poco y de esa forma la espera se hace menos tensa… Los miembros de la organización del UTGC nos invitan a hacer un recorrido por todo el recinto y nos dan todo tipo de información sobre la infraestructura y servicios que han preparado. Llega la hora de la cena y nos situamos en las carpas que han montado los militares del ejército que colaboran directamente en este evento.... Ceno lo justo, sin pasarme, ya que por experiencias anteriores, no hay nada peor que hacer un gran esfuerzo físico con la sensación de tener el estómago lleno...  A todo esto coincido con otro de los “Sport Lovers” que ha venido invitado por la organización, se trata de Miguel Ángel Sánchez que viene desde Sevilla a través de Ricardo Cabrera (STPYP), nos saludamos en la zona de las literas bajo la carpa militar que han montado para aquellos que antes o después del Ultra Trail quieran recuperar fuerzas descansando... Miguel Ángel es un tipo encantador y está muy ilusionado con este reto. Se le ve físicamente muy fuerte y con ganas... Así que con Miguel Ángel y otro corredor, este experto en mil y un Ultra Trails, charlamos un buen rato sobre lo que se nos viene encima (sobre todo a mí...)... Y es precisamente este compañero quien echa un vistazo a mi mochila y me sugiere que aligere algo el peso ya que según me indica no va a ser necesario llevar demasiada ropa… Es la voz de la experiencia, así que le hago caso y elimino un poco de peso. Lo cual a mi también me parece razonable.... Nos hacemos varias fotos antes de salir hacia La Aldea y me despido de los miembros de Bioibérica y de Saatchi & Saatchi,  ya que son cerca de las 9 de la noche y las guaguas ya nos están esperando en la entrada... Poco a poco la cosa se pone seria.....

Los Sportlovers en la playa de La Melenara con todo el equipo de Bioibérica y Saatchi & Saatchi.

2 horas de viaje en guagua y más de 315 curvas antes de llegar a la Aldea...

Ya en La Aldea después de 2 horas de transporte y a punto de tomar la salida
del Ultra Trail 90 km

La noche ya reina en la Playa de La Melenara.... Lentamente nos vamos introduciendo en las guaguas y una vez los dos vehículos de transporte están llenos empieza el  recorrido hacia La Aldea... Está previsto que llegaremos en unas dos horas de viaje... Son dos horas de trayecto que hacemos todos en completo silencio como si estuviéramos reflexionando sobre lo que va a acontecer en las próximas horas... Lo cierto es que el trayecto se hace algo cansino a través de una tortuosa carretera entre montañas en la que hemos de superar algo más de 315 curvas... Hay un par de paradas de emergencia para que algunos corredores bajen de la guagua a resolver algún que otro imprevisto… Y finalmente llegamos a La Aldea sobre las 11 de la noche... Los autobuses nos dejan en la entrada del campo de fútbol de esa localidad donde está la línea oficial de salida y vamos descendiendo de los vehículos de transporte mientras el comité de bienvenida nos acoge con el sonido ensordecedor de un concierto de cencerros..!!

En ese punto tenemos a nuestra disposición comida y bebida de todo tipo para aquellos que quieran avituallarse antes de empezar.... Vuelvo a coincidir con Miguel Ángel Sánchez, realizamos los últimos comentarios y las últimas fotografías y ya nos llaman al centro del césped donde está el arco de salida, realizamos el control del chip, probamos los frontales y ya todos bajo el arco esperando el momento decisivo... A las 00:07 minutos con una temperatura agradable y noche cerrada… Empieza el Ultra Trail Gran Challenge 90 km....!! Empieza mi primer Ultra Trail..!!

La salida en el campo de fútbol de la Aldea....

Algunos minutos después de la media noche salimos de la Aldea camino de Artenara... El UTGC Gran Challenge
está en marcha...!!

Son las 00:07 min... La noche está cerrada, la luna se deja ver en todo lo alto y estamos todos los corredores (aproximadamente unos 250) bajo el arco de salida en el centro del campo de fútbol, el publico que está a nuestro alrededor, poco pero muy entusiasta, no deja de jalearnos y tocar los cencerros... Suena el disparo y salimos hacia no se sabe dónde...

Me situó en la parte central del grupo y todos los corredores vamos sonriendo y totalmente relajados, son las primeras zancadas y estamos por fin descargando adrenalina... He visto que la mayoría de corredores llevan ya los bastones en la mano... Y como mi principal objetivo es precisamente imitar aquello que hagan los más expertos, pues hago lo mismo...  Salimos a buen ritmo, giramos a la derecha y rápidamente dejamos atrás las cuatro casas de La Aldea.... Los frontales encendidos y poco a poco la hilera de luces se convierte en una serpiente luminosa... De momento estamos corriendo en llano y parece que esto es positivo para ir cogiendo ritmo...

Iluso de mi...!! En apenas un km, de pronto y sin previo aviso, nos encontramos frente a un muro imponente que se alza amenazador....  Y, claro, empezamos a subir, pero la dificultad ya desde el principio es enorme... Se trata de una pendiente muy fuerte compuesta por una especie de grava volcánica que te impide poder traccionar con eficacia. Es decir, en tres de cada cinco zancadas las zapatillas resbalan sobre ellas mismas por lo que el esfuerzo se duplica por momentos... Aunque en ese punto estamos todos frescos y con fuerzas y vamos subiendo... Poco a poco el grupo se va estirando y cada vez nos distanciamos más unos de otros.... Llevamos apenas unos 3 km y ya me he quedado sólo en esta subida que ya empieza a convertirse en exigente.  De momento parece que la señalización es efectiva y no hay riesgo de perderse ya que la pared de tierra y piedras sube de tal forma que con sólo levantar la vista al frente ves a lo alto las luces de aquellos que van delante como cabezas de brillantes y diminutos alfileres y si te giras hacia atrás ves unos cientos de metros más abajo las luces de los frontales de aquellos que están subiendo... No hay ni un sólo árbol en toda la subida... El ascenso transcurre sin ningún tipo de variación, subir, subir y seguir subiendo... Yo recuerdo que me aconsejaron tomármelo con calma y eso es lo que estoy haciendo, entre otras cosas porque no me queda otra alternativa, con semejante desnivel...  Con esta misma dinámica miro el reloj... Llevamos ya una hora subiendo sin cesar y sin ningún cambio en el tipo de terreno.  Hay momentos en que pierdo ligeramente el equilibrio y tengo que apoyarme en los bastones ante el riesgo de irme hacia atrás ladera abajo...

El municipio de la Aldea, lugar de la salida, totalmente rodeado de montañas a plena luz del día.

Más o menos a esta altura alcanzo a un corredor que se ha detenido en un pequeño falso llano y acaba de vomitar e intenta beber para rehidratarse... Me detengo un momento y le pregunto cómo está... Me contesta que lo está pasando fatal ya que se ha mareado en el trayecto en autobús hasta La Aldea y todavía no se ha recuperado...  Reemprendemos juntos la marcha pero después de unos minutos él se queda atrás y yo mantengo el mismo ritmo....   Esto empieza a ser realmente duro... El terreno se mantiene estable en cuanto a decoración y la tierra empieza a verse salpicada de pequeños arbustos y matorrales y las pequeñas piedras empiezan a ser de mayor tamaño pero el desnivel se mantiene... Pienso que quizás es mejor que sea de noche ya que así sólo veo lo que tengo frente a mí en un radio de 4 metros... Si fuese de día y pudiera ver la inmensa pared que estoy subiendo seguramente me vendría abajo... Llevo ya más de 2 horas sin novedad y empiezo a notar una cierta y lógica fatiga... Los pequeños tramos en los que se puede correr aprovecho para hacerlo pero son tramos muy cortos aunque al menos sirven para descargar un poco las piernas... De momento las molestias físicas están presentes pero controladas. Mi talón y mi rodilla esta asimilando bastante bien esta primer fase de ascenso…

Cuando llevo ya unas 3 horas pienso (Es un pensamiento ilusorio) que debe faltar poco para culminar este primer desnivel y que tendremos una orografía algo más favorable..... El cerebro empieza a emitir mensajes de que el esfuerzo comienza a ser importante y activa un mecanismo de auto motivación haciéndome creer que pronto acabará este primer correctivo físico...  Pero no es así en ningún caso..!! Yo había visto en el plano de desnivel del Ultra Trail que era una subida constante pero jamás me hubiera imaginado esta dureza implacable... Estoy en tierra de nadie, el grupo que va delante de mí lo tengo a la vista, es decir, veo las luces en lo alto, pero soy incapaz de calcular a qué distancia están y lo mismo por abajo... Las fuerzas se van manteniendo pero cada vez cuesta más evitar sufrir ligeros desfallecimientos... A todo esto llevo ya unas 4 horas de ascenso ininterrumpido y calculo que estoy ya por encima de los 1000 m de altitud pero a mí me parecen 2000... La parte positiva es que la noche no es fría y puedo seguir tranquilamente en manga corta y sin ninguna sensación térmica desagradable.... He consumido ya un par de barritas energéticas y en este sentido las sensaciones son buenas, no tengo ninguna molestia en el estómago... Voy bebiendo sorbos de Recuperation Sport cada 30 min y sigo adelante en esta interminable ascensión que ya empieza a ser preocupante... De vez en cuando supero a algún corredor que se descuelga y cuya expresión es ilustrativa del esfuerzo necesario para mantenerse en pie ante lo que se nos viene encima… Pienso que el primer avituallamiento está en el km 20 a unos 1300 me de altitud en Artenara... Cuanto debe faltar..?? Su proximidad empieza a ser una preocupación cada vez mas seria...  Cada metro que avanzamos el terreno es mas abrupto, las piedras volcánicas van dejando paso a rocas más grandes y consistentes y en algunos momentos nos reunimos un grupo de tres corredores y nos cuesta reencontrar las balizas de señalización aunque no llegamos a extraviarnos... 

Una instantánea del primer tramo del ascenso desde La Aldea...

Esto es todo lo que se ve al mirar hacia atrás...

En ocasiones nos  situamos en un ladera de roca limpia y resbaladiza sin que a nuestra derecha podamos ver el fondo, nos rodea una completa oscuridad bajo nuestro pies...  Estas ultima horas son realmente extenuantes, subiendo sin pausa alguna, aunque parece que, de momento, el hecho de pasar toda la noche sin dormir no me afecta demasiado, no sé si después pagaré las consecuencias... Manteniendo esa constante tendencia al alza geográfica llego a la cota 1300 y parece que estamos ya más cerca del primer punto de avituallamiento en Artenara.... Unos tres km antes de llegar a ese punto me alcanza una corredora canaria muy joven que me acompaña durante unos minutos para después aumentar el ritmo, le digo que siga adelante que vaya a su ritmo, que yo voy conservador... Lo cierto es que después de más de 5 horas ya no puedo realizar ningún esfuerzo extraordinario y estoy realmente agotado, mejor dicho, estoy cardiovascularmente entero, mentalmente fuerte pero las piernas empiezan a flaquear muscularmente..

Entro en las calles de Artenara... No hay nadie... Silencio absoluto... Luces tenues de los faroles en las calles vacías... Intento seguir las indicaciones para encontrar la zona de avituallamiento.... Pasan los minutos y no soy capaz de orientarme... Doy varias vueltas por el pueblo vacío y después de unos 20 minutos deambulando por el pueblo y ya seriamente preocupado, finalmente encuentro la flecha indicadora....!! Me doy cuenta de que al entrar en Artenara la tenia frente a mí pero dada la ansiedad por llegar, no la he visto....

Montañas en la zona de Artenara, primer avituallamiento del UTGC Gran Challenge...

Entro en la carpa de Artenara, son aproximadamente las 5:40 de la madrugada.... El panorama que me encuentro es desolador... Bajo la carpa una banqueta con 5 ó 6 corredores sentados y completamente abatidos, algunos con la cabeza recostada entre las manos y 2 ó 3 corredores más  tumbados en el suelo... Silencio total... Entro en la carpa… Saludo: Buenas noches..!! Como en un acto reflejo me hacen sitio en la banqueta para que me siente con ellos. Aunque en ese momento no lo hago...Mi obsesión es llenar el Camel Bak de agua  y el bidón con Recuperation Sport y comer un poco... En cuanto me detengo noto las piernas rígidas como troncos y la sensación de cansancio crece de forma exponencial... Me dicen que me tumbe en el suelo para facilitar el riego sanguíneo en las piernas pero no lo hago, tengo la sensación de que si me tumbo ya no me podre levantar... Eso sí, me siento en la banqueta y contemplo a los demás corredores… Nadie habla... El ambiente es totalmente gélido.... A todo esto llega otro corredor absolutamente aterido de frío, aunque mi percepción es que la temperatura es totalmente agradable. Pero este corredor necesita reaccionar y ponen en marcha la bomba de calor... Para mi es algo insoportable, en un par de minutos el ambiente se caldea y me pongo en pie ante la posibilidad de sufrir un conato de mareo ante la bocanada de aire caliente que me llega de frente...

En un Ultra Trail hay que reponer fuerzas obligatoriamente...

Así que una vez he comido y he llenado de agua la mochila me dispongo a continuar y comento al grupo que vamos a reanudar la marcha... Uno de ellos me pregunta: Tu sigues..?? y me quedo perplejo... He dado por supuesto que a pesar del terrible esfuerzo que hemos desarrollado estamos en el primer avituallamiento y hay que seguir adelante... Pero... nadie continua...!! Todos ellos abandonan la carrera en ese punto..!! Esa actitud hace que me recorra el cuerpo un sudor frio y se agolpan mil pensamientos en mi mente... Si estos corredores que son de las islas y conocen el terreno abandonan aquí.. Que es lo que nos depara los próximos km..??

Me siento mucho mas cansado y desconcertado hasta el punto que sopeso la posibilidad de quedarme yo también en la carpa y abandonar el intento... Lo cierto es que quiero continuar a pesar del cansancio acumulado pero al ver ese grupo de corredores me había hecho la idea de formar un comando todos juntos y se me hace muy duro pensar en adentrarme en lo desconocido totalmente en solitario y cuando aun falta la segunda parte de la ascensión...

Durante unos minutos me quedo sin reaccionar, no sé qué hacer... Por suerte en ese momento llegan a la carpa dos corredores del Ultra Trail 176 km que, después de descansar unos minutos y reponer fuerzas, parece que van a continuar así que hablo con ellos y finalmente salimos los tres hacia el bosque....!!

El Roque Nublo empieza a imponer su presencia en la lejanía...

Tan sólo salir del pueblo en apenas 300 m vuelta a lo mismo..!!  Seguimos subiendo..!! Cada vez hay más vegetación, los matorrales empiezan a dejar paso a pequeños pinos por lo que intuyo que vamos camino del bosque. El trío formado mantenemos un ritmo regular y constante y yo, al ir en compañía, me animo algo y vuelvo a confiar en mis posibilidades a pesar del cansancio... Me sitúo a la cola del trío ya que ellos conocen perfectamente el camino e intento mantener la distancia... Confío en que mis compañeros, al ser expertos en Trail, mantendrán el ritmo correcto para resistir la ascensión y me concentro en el sendero evitando posibles torceduras al pisar algún pedrusco... De vez en cuando intercambiamos algunas frases pero la mayoría del tiempo el silencio impera en la noche... Tras algo más de 1 hora en un pequeño descenso mis compañeros se adelantan lo suficiente como para perderlos de vista por lo que me vuelvo a quedar solo en plena noche... Cada vez los pinos de montaña son más altos y su densidad aumenta por momentos.... Soy consciente de que estoy entrando en la zona de bosque más profunda hasta el punto en que ya no veo el cielo oscuro ni la luna en lo alto... Estoy corriendo bajo un manto de pinos frondosos y sigo subiendo... Ahora el terreno está cubierto por las hojas secas caídas de los pinos como una especie de alfombra color ocre... Voy muy justo de fuerzas y cada vez me adentro más en la profundidad...  Es una sensación indescriptible… Absolutamente sólo en un bosque ignoto.... En el centro de la isla... A más de 1600 m de altitud... No hay nadie, sólo escucho el crepitar de las hojas secas bajo cada una de mis pisadas y sólo alcanzo a ver lo que me permite el frontal... Es un escenario increíble y no exento de misterio y riesgo evidente...

Durante varios km voy avanzando por el lateral de una pendiente sin fin... Un estrecho sendero esculpido en la falda de la montaña de apenas metro y medio de anchura y con caída libre hacia abajo en caso de sufrir algún tropiezo imprevisto...  Extremo al máximo las precauciones y sigo avanzando... Soy consciente de que las piernas ya no están en condiciones y cualquier pequeño desequilibrio puede tener fatales consecuencias... Estoy inmerso en la profundidad del bosque y durante largos minutos tengo la sensación de estar jugándome la vida... Además la sugestión del entorno me induce a creer que algo o alguien me puede estar observando incluso oigo ciertos ruidos extraños y en más de una ocasión me giro y observo si hay algo sospechoso tras de mí.... (Ahora quizás me parezca ridículo pero en ese momento la percepción fue real...) He deambulado por un bosque interminable en el que he estado sumergido en plena oscuridad durante prácticamente 2 horas que han sido absolutamente inquietantes...

Amanecer a 1700 m de altitud con las nubes bajo las montañas... Un privilegio..

Todavía con fuerzas para esbozar una sonrisa.. Pero la silueta del Roque Nublo al fondo está ansiosa por cobrarse
nuevas víctimas.

Llevo ya unas 8 horas en carrera y parece que poco a poco el bosque va quedando atrás y justo en eso momentos vuelvo a alcanzar a los dos corredores con los que había entrado en la zona boscosa... Después de volver a comer unas barritas  para recuperar algo de energía empieza a amanecer y el espectáculo es impactante en nuestras retinas… Estamos dejando atrás esa zona pero aun hay pinos en abundancia aunque ya son de una altura menor... Ese espectáculo de ver salir el sol a esa altitud y en plena comunión con la naturaleza no tiene precio, es algo inenarrable que incluso el agotamiento muscular que sufro en ese momento no me impide disfrutar como un instante de absoluto privilegio...

De nuevo somos tres... Eso me anima un poco. Ellos marcan el ritmo y yo les sigo. No puedo hacer nada más... Dejamos atrás la Cruz de Tejeda y de pronto nos encontramos con un descenso imprevisto bajando de 1600 a 1250 m hasta la zona llamada La Culata... Un descenso muy técnico y con grandes piedras muy peligrosas... Justo antes de iniciar ese descenso, en un recoveco, aparecen dos soldados del ejército de tierra perfectamente camuflados con traje de combate y casco.... Me ven y me preguntan: Hola Como vas.?? Ten cuidado con los tobillos en este tramo... Les miro un instante y les contesto: Voy mal..!! Gracias..!! Y los tobillos no creo que puedan ir peor... Gracias..!! Y sigo bajando con sumo cuidado...

El panorama que tengo frente a mi no es demasiado alentador...
.
Juro que jamás olvidaré la subida a esta mole imponente....

Totalmente agotado dejando atrás la mole del Roque Nublo. Una victoria muy cara...

Realmente el descenso es muy peligroso y para mis articulaciones y tendones que ya están doloridos no es lo más aconsejable, Así que me lo tomo con mucha tranquilidad y vuelvo a perder contacto con mis dos compañeros…  Lo que me importa es preservar al máximo mi integridad para llegar lo más lejos posible en esta aventura... Una vez alcanzamos el fondo de La Culata nos reagrupamos otra vez los tres...

Vamos ya muy tocados, creo que yo más que ellos, y según me cuentan vamos a aproximarnos al último gran obstáculo antes de alcanzar el siguiente avituallamiento. La subida al Roque Nublo en la que volvemos a subir de 1250 a 1750 km en unos 3 km... Así que nos dirigimos a la base de esa mole imponente que, vista desde lejos, incluso parece simpática... Ellos conocen lo que supone esa subida yo no tengo aún ni la más remota idea de lo que me espera... Unos km antes nos detenemos un momento y me hago una foto con el Roque Nublo al fondo sonriendo aún a pesar del cansancio creciente...

Mi único pensamiento es llegar a la cima cuanto antes y empiezo a estar seriamente preocupado por la pérdida de fuerzas en la musculatura de mis piernas... Empezamos a subir de nuevo en el km 33 de carrera y después de unas 9 horas de ascenso inacabable ya estoy con la luz roja destellando... Equivocadamente intuyo que será una subida dura pero no muy larga... Pero el terreno cada vez es más abrupto con ascensos imposibles en los que avanzar supone elevar  en cada zancada las piernas algo más de medio metro hacia arriba y eso de forma sostenida, me duelen las piernas cada vez con mayor intensidad y los brazos, en concreto, los tríceps, están ya muy castigados al utilizar los bastones como soporte necesario para impulsarme hacia arriba...  Esto empieza a ser agobiante..!! La sensación de impotencia empieza apoderarse de mí... Prefiero no mirar hacia arriba para no hundirme y fijo mi vista tan sólo en los pedruscos que tengo por delante... Y subo y subo y sigo subiendo... Empieza a ser lo más parecido a una pesadilla...

Cada zancada hacia adelante es un latigazo de dolor...

Panorámica llegando al segundo avituallamiento...

Josef Ajram entrega el premio al vencedor del Ultra Trail Gran Challenge 90 km...

El Roque Nublo es un desafío a muerte... Ya no pienso en nada más que no sea llegar arriba... Me olvido de todo… Mi mente se bloquea... Sólo quiero acabar...  Tras unos cientos de metros que se me hacen eternos y en unos salientes de las rocas mis dos compañeros se detienen unos minutos… Yo llego hasta ellos y me gritan: Venga Carles que el Roque Nublo ya es tuyo..!!  En ese momento interiormente estoy destrozado y mis piernas están aún peor... Me siento junto a ellos y comemos unas barritas.... Lo estoy pasando realmente mal pero parece que lo más terrible ya está superado lo que me consuela un poco... 

Tras unos breves minutos reemprendemos la marcha.... Mis compañeros, expertos montañeros, parece que van algo más rápidos... Les digo que no se preocupen que vayan a su ritmo ya que pienso que no voy a extraviarme y que lo más duro ya ha pasado... Así que aunque la subida sostenida parece que se suaviza algo, poco a poco los voy perdiendo de vista....

Con la sensación de ir extenuado y esperando recuperarme un poco sigo el sendero y miro hacia arriba pero no veo  la enorme roca que indica la cumbre del Roque Nublo... Tras avanzar unos minutos más el desnivel vuelve a ser demencial...!!! Incluso me detengo un momento para verificar que no me haya equivocado en la señalización y este subiendo por el mismo camino… Pero, no..!! Parece que voy por el camino correcto.... No entiendo nada...!! Vuelvo a enfrentarme a un desnivel terrible… Y, como ya voy exhausto, sólo me mantiene en pie mi fuerza de voluntad… Busco desesperadamente mi MP3 con la TrackList que hemos confeccionado en el Blog para intentar mantenerme firme en mi propósito... Algo no funciona y entonces lo entiendo..!! Mis dos compañeros canarios me han engañado..!! Me han visto  muy tocado y me han dicho que estábamos al final del ascenso al Roque Nublo cuando realmente estoy justo a la mitad, me queda la parte más dura y voy a hacerla en solitario.... Dioooossssss....!! Ha sido una mentira piadosa… Ahora entiendo lo que significa esta desesperado y sin recursos... El Roque Nublo se ha propuesto acabar conmigo... Y lo cierto es que está a punto de conseguirlo...

Con unos de los dos corredores canarios que me sirvieron de guías en el primer tramo de la infernal subida
 al Roque Nublo...

Voy a dejarme vencer sin exprimirme al máximo, sin darlo todo después de venir hasta aquí, volar a 11.000 m de altura y viajar a 870 km x hora…?? No estoy dispuesto a ceder fácilmente...  Analizo cual es la situación...  Debo estar a unos dos km de la cima...... Mi fuerza mental es lo único que me mantiene vivo, muscularmente estoy al límite y mis piernas son dos torres atravesadas por mil agujas de dolor intenso, mi cara es todo un poema y soy consciente de que estoy en un punto critico… Tengo muy claro que ya no voy a poder finalizar el Ultra Trail, no tengo apenas fuerzas... Pero el Roque Nublo ha de ser mío..!! Voy a librar mi última batalla antes de la derrota... Cojo fuertemente las empuñaduras de los bastones me hago un pequeño automasaje en unos cuádriceps que me piden clemencia y con paso débil pero constante retomo el ascenso...

Nunca antes jamás había sufrido tanto y de forma tan continuada, nunca antes había llegado a este límite... Hay momentos en que pienso que voy a detenerme y dejarme caer... No estaba preparado para esto, evidentemente... Pero pienso que detenerme no es ninguna solución, no puedo volver atrás… Sólo hay un camino que es llegar a Los LLanos de la Pez, donde está el siguiente avituallamiento. En el km 41…

La tarde de la entrega de premios del Ultra Trail en el stand de Bioibérica, algo más descansado..

Para no insistir en exceso en los adjetivos calificativos diré que tan un penoso esfuerzo físico y mental consigo vencer al Roque Nublo y sus 1813 m de altura infrahumanos... Pero el precio de esa victoria parcial me deja totalmente a cero de reservas, estoy muerto, vacío.... Los cientos de metros que restan hasta el avituallamiento, aunque ya no son de subida brutal y poco a poco se suavizan para acabar con desniveles suaves, se me hacen eternos, estoy realmente más muerto que vivo...

Llego al km 41 y me desplomo literalmente en la banqueta del refugio que sirve como campamento... Allí encuentro algunos miembros de la organización y después llegan un par de corredores más..... Intento comer un poco, un plato de macarrones del que apenas ingiero la mitad y mucha agua con Recuperation Sport, sales minerales, que me han permitido no pasar problemas de deshidratación en ningún momento... Como he dicho, he llegado con el convencimiento de que aquí finaliza mi aventura en el Trail 90 del UTGC... Algunos miembros de la UTGC me felicitan por haber superado la parte más dura del Trail y me dicen que a partir de este punto sólo hay un par de subidas duras, pero cortas, y el resto es todo descenso... Pero yo estoy aun fuera de lugar y con la convicción de haber finalizado mi experiencia, de que no puedo ir más allá, de que la lógica se ha impuesto...

La aportación de Recuperation Sport también fue clave para no sufrir problemas de deshidratación...

Pasan los minutos y después de algo más de media hora de descanso y de haber comido parece que me siento algo mejor, que recupero algo de fuerzas... Hasta el punto de que sorprendentemente, incluso para mí, me veo con ánimos para intentar llegar hasta el siguiente avituallamiento situado en el km 60... Poco a poco esa idea va tomando forma en mi interior y finalmente me decido a intentarlo, pero.... Llega un miembro de la organización que nos comunica que en algunas zonas del recorrido parece que se han retirado las balizas de señalización por lo que me indican que puedo continuar hacia adelante siempre y cuando conozca el circuito y no exista riesgo de pérdida ya que ha ocurrido el hecho de estar buscando a algunos corredores extraviados durante más de tres horas…  Si salgo hacia la montaña sin señalización estoy convencido de perderme y esa idea tan alentadora no entra en mis planes, la otra opción es que salga acompañado de otro corredor que conozca el circuito pero los dos corredores que estaban conmigo en el refugio ya habían partido hacia un rato y no tenia posibilidad alguna de alcanzarles....

Con lo que finalmente decido tirar la toalla y abandono la carrera ya que no tenía ninguna posibilidad de continuar en estas condiciones tan poco favorables…  Me quedo sentado en el refugio a la espera de que la organización me devuelva al punto de meta en la playa de La Melenara....

Miguel Ángel Sánchez y yo con Cristofer Clemente, canario y ganador del Ultra Trail Gran Challenge 90 km.
Un fuera de serie...!!!

Mientras espero tengo tiempo más que suficiente para hacer una balance final de esta aventura. Realmente he de reconocer que no estaba físicamente preparado para finalizar un Ultra Trail de estas características y de esa extrema dureza... Ya me lo indicó Antonio Lobo, director del UTGC, es un prueba en la que uno se puede morir... Y os aseguro que no exageraba....

Creo que esta experiencia me ha enseñado mucho, muchísimo... Ahora sé realmente lo que és llegar al límite, lo que es sufrir física y mentalmente hasta la extenuación... Ha sido mi primer Ultra Trail y quizás no ha sido la mejor forma ni la más razonable de enfrentarse  a esa distancia... He empezado por la parte más dura y exigente pero creo que de ello podré extraer experiencias positivas a pesar de todo...

La lectura positiva es que he conseguido superar la parte más difícil y exigente de la prueba en cuanto a desnivel acumulado... La subida al Roque Nublo la recordaré todo mi vida, sin duda alguna…

Con Antonio Lobo, Director de la UTCG. Sus palabras estaban cargadas de razón... Es un Ultra Trail demoledor..!!

También dejar constancia de que nunca antes había estado prácticamente 12 horas ininterrumpidas compitiendo y este limite también lo he superado... Y por último, en cuanto a las molestias que persisten en el tendón de Aquiles izquierdo  y la rodilla derecha parece que no van  a más aunque no acaban de desparecer. Lo que de momento me impide rendir al máximo en entrenos y competiciones, pero no me impiden correr que es lo fundamental...

Una vez me trasladan a la meta de la UTGC me dirijo al hotel y en cuanto llego no tengo fuerzas ni tan siquiera para darme una buena ducha.... Me desplomo en la cama y me quedo fundido durante tres horas... Después, cuando me despierto, ahora sí, me ducho con tranquilidad y sobre las ocho de la tarde me doy un pequeño homenaje y me  sirvo un fantástico plato de escalopa con patatas regado con un Lambrusco rosado bien fresquito.... Tras la cena, un poco de paseo relajado por la playa de Las Canteras y sobre las 12 de la noche a dormir como un tronco hasta el día siguiente.....


Juanma Pinto y yo despedimos a Josef Ajram a las puertas del Hotel...

Amanece el domingo por la mañana y después del desayuno, en el hotel, coincido con Josef Ajram en el ascensor... Nos miramos y sonreímos... Josef me comenta que está literalmente hecho polvo...!! Él ha participado en el Gran Descenso Maratón de 50 km y tiene las piernas muy tocadas y le confirmo que yo estoy mucho peor... Pero después de la experiencia estamos de acuerdo en dos cosas: la gran dureza de la prueba y que la experiencia ha valido la pena y quedamos para saludarnos después en el acto de entrega de premios en el recinto de la UTGC en la playa de La Melenara... Yo me decido a caminar por el paseo lentamente para mover un poco mis castigadas piernas y recibo algunas llamadas y mensajes, entre ellas las de Gonzalo (Sosaku Runner), Celina (Más vale lenta que nunca), Vieya Alonso (Las movidas de Arwen). Ricardo Arranz (Running Madrid)...  También me llaman Rafa Molina (Abuelo Runner), Joan Josep Corella (Experiencias de un corredor novato) y otros amigos que no son del mundillo Blogger... A todos les explico cuales son mis sensaciones y les cuento los detalles más relevantes de la experiencia...

Después llamo a Juanma Pinto para saber de él y de cómo le ha ido su reto de 176 km en el que tanta ilusión y preparación había depositado… Me cuenta Juanma  que finalmente se ha visto obligado a abandonar en el Km 112 y que lo ha pasado fatal, hasta el punto de que le han tenido que inyectar suero en vena para recuperar su estabilidad... Me dice Juanma que ya desde el km 20 ha sufrido sensaciones desagradables en el estómago que le han impedido alimentares correctamente e ingerir líquidos, esto ha ido en progresión hasta el punto de quedarse deshidratado y fuera de carrera totalmente  vencido, incluso después de descansar tres horas en el avituallamiento de Artenara ya no pudo continuar perdiendo 6 kg de peso...  Una brutalidad…!!! Este caso demuestra la dureza extrema de esta prueba, sin ningún género de dudas... Me sabe muy mal por Juanma ya que, al contrario que hice yo, él se había preparado a conciencia para esta prueba y además tenia serias posibilidades de conseguir una buena clasificación final... Pero los factores externos en la mayoría de las veces son incontrolables...  

Tras hablar con Juanma y desearle una rápida recuperación quedamos emplazados para la tarde del domingo en la ceremonia de entrega de premios del UTGC... También hablo con Miguel Ángel Sánchez que, en este caso, ha tenido mayor suerte y a conseguido acabar el Ultra Trail 90 sin graves complicaciones, le felicito y le comento que tiene una fortaleza fuera de lo común por haber completado este reto durísimo y quedamos para vernos después…

Despedida en Las Palmas con Manuel Robaina y Gonzalo Quintana...

Después de recuperar energías en el restaurante del hotel  y aunque las piernas siguen afectadas, me desplazo con los miembros de Bioibérica hacia la playa de La Melenara... Una vez en el lugar, el ambiente es fantástico hay mucha gente entre corredores y familiares y poco a poco se acerca el acto de entrega de premios... Vuelvo a coincidir con Josef Ajram que en unos minutos hace entrega del premio al vencedor del Ultra Trail 90 km Sport Lover canario, un joven de 25 años que ha hecho una  carrera excepcional a un ritmo imposible y que se lleva 6000 Euros como premio para competir el año próximo en aquel lugar del mundo que él elija...

Seguimos presenciando la entrega de trofeos y finalmente Antonio Lobo, director del UTGC, ofrece el balance final del que destaca algunos datos que pueden ser ilustrativos de la extrema dureza de la prueba. Por ejemplo, en el Ultra Trail 176 km tan sólo han acabado 10 participantes y en Ultra Trail 90 tan sólo 116 corredores… El director de la carrera nos comunica que se han producido 7 ingresos hospitalarios y ha habido que atender 8 intervenciones sobre la marcha para inyectar suero en plena carrera, aunque por suerte todos los corredores se han recuperado satisfactoriamente...

Tras la entrega de premios me despido de Juanma Pinto agradeciéndole su amabilidad y dejándole con su mujer y su hija disfrutando de un baño reparador en la playa de La Melenara y después de unas últimas fotos en el recinto del UTGC, vuelvo hacia Las Palmas donde hemos quedado con Gonzalo Quintana y Manuel Robaina para tomar unas cervezas y despedirnos tras la experiencia compartida...
  
Con Gonzalo, Manuel, su mujer y su pequeño saboreamos unas papas arrugás y unas cervezas en el paseo marítimo de la playa de Las Canteras y tras un buen rato de charla nos fundimos en un abrazo y nos deseamos lo mejor para nuestros próximos objetivos…  Antes les vuelvo a agradecer efusivamente su hospitalidad y les manifiesto que ha sido un autentico placer volver a saludarles personalmente.... Nos despedimos con la convicción de volver a encontrarnos en un futuro próximo....   Tras lo cual vuelvo al hotel a descansar y a la mañana siguiente, lunes, vuelo de regreso a Barcelona.... Vuelo totalmente tranquilo y sin incidencias y vuelta a casa con la lección bien aprendida...

Un Ultra Trail no es cualquier cosa... Son palabras mayores y puede ser una experiencia realmente impactante... He corrido 17 maratones y un Ultra Maratón  y nunca jamás había llegado a este límite físico y mental... Aun no sé cuando, ni cómo, ni donde... Pero mi objetivo a partir de ahora es acabar un Ultra Trail en condiciones...

Gracias a todos por vuestro sincero apoyo y ánimo a través del Blog.... Gracias a Bioibérica y a Recuperation Sport por facilitarme el poder participar en este aventura. Gracias a Aqua Sport Clubs, Mio Staf, Running Alone y Quaker por su apoyo material y logístico...

Gracias en mayúsculas…!!

Me voy a entrenar un rato…

48 comentarios:

  1. Lo que cuentas es impresionante. Ánimo, has llegado muy lejos, hasta el límite.

    ResponderEliminar
  2. me he quedado sin palabras leyendo tu crónica, carles. Madre mía...

    Rnhorabuena por haber llegado donde llegaste, sólo eso tiene un mérito increible.

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  3. Bufff, qué aventura... Ya se lo decía Juanma... Se me quedó tan mal cuerpo después de leer su crónica... Es que en una carrera así uno se puede quedar para siempre... Has superado un límite aún más duro que el más duro que hubieras pensado. Y creo que volverás a intentarlo... Dudo que no quieres la revancha con el Roque... ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola Carles. Una gran crónica, un gran reportaje y una gran hazaña.
    ¡Muchas felicidades, campeón!

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por tu carrera!!! Subir desde La Aldea hasta el Roque Nublo es una auténtica animalada (la carretera que sube desde La Aldea a Artenara da miedo de lo empinada que es, así que no me imagino lo que es hacer esa subida campo a través, de noche y sin conocer el terreno)

    Un placer conocerte y seguro que nos volveremos a encontrar por aquí o por allí

    Un fuerte abrazo y Felicidades también por tu magnífica crónica

    ResponderEliminar
  6. Que grande Carles!!!ganar has ganado seguro ,de todo se aprende es mas nunca se acaba de aprender ,es cierto que en los monegros lo pasamos mal pero esto pintaba muy heavy ,en fin eres un grande y ya sabes el lema de los endurance!! Lo ke no te mata te hace mas fuerte!!!
    Un abrazo Carles!
    X cierto ya tengo entrenador y el año que viene hago como tu y me paso a la ultradistance.

    ResponderEliminar
  7. no sé que decirte tío.

    has hecho algo grande, muy grande!!

    a ver si puedes "no" hacer más ultras, ahora ya te has enganchado.

    ResponderEliminar
  8. Mañana leeré la crónica detenidamente. Ahora solo te quería decir que eres el PUTO AMO, con perdón!

    ResponderEliminar
  9. Pero dónde has estado corriendo? En el fondo del Infierno? Qué bueno que volviste ileso.
    Una pena que no acabaras, pero esto te servirá para preparar muy bien tu próximo ultra y para no pasar por alto ningún detalle. De todo lo malo aprendemos. Somos personas y contamos con esa ventaja.

    ResponderEliminar
  10. maravillosamente explicado, con ganas de leer mas.
    Sin duda ha sido, hablando mal y pronto, una puta locura...pero...la locura nunca tuvo maestro.
    me da igual que no hayas acabado, para mi eres un gran CAMPEON CON MAYUSSSSSSSCULAS!!!...admirable...te mando mil besazos y tranki, que la acabaras ;)

    ResponderEliminar
  11. Esa plaza hay que conquistarla Carles!!!
    Esta claro que no se parece nada a lo que has hecho antes...pero te gusta, Verdad??, esta experiencia seguro que te servirá para afrontar con mayor fortuna la proxima ultra.
    Felicidades y gracias por compartir esa odisea Carles!!

    ResponderEliminar
  12. Impresionante la experiencia que has vivido y como nos la has contado. La montaña impone su ley y te pone en tu sitio, y el Roque Nublo ha sido la puntilla a todo lo que llevabas encima, pero has luchado al límite y eso es lo importante.
    Fantástico el esfuerzo y la demostración que has hecho rozando los límites.
    Ahora descansa y a mirar y preparar la próxima...

    ResponderEliminar
  13. Entiendo que te hayas propuesto acabar un ultra porque tienes una fuerza impresionante aunque no me quiero ni imaginar como puede ser la carrera de 176 kms. Felicidades por poder contar esa gran experiencia

    ResponderEliminar
  14. Con un nudo en la garganta, Carles
    Vaya pedazo de aventura
    Enhorabuena sincera
    JUAN

    ResponderEliminar
  15. Una gran victoria. Aunque no hayas conseguido finalizar. Ha sido una pelea cuerpo a cuerpo en la que realmente, tú has sidos el vencedor.

    ResponderEliminar
  16. Carles, ha sido un lujo tenerte por aquí. A pesar del sufrimiento te llevas seguro un buen recuerdo de la carrera. Esta vez la montaña ha impuesto su ley, pero estoy convencido de que volverás a atacarla y la vencerás. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  17. Con un par!!!!
    ENHORABUENA CARLES!!!
    El simple hecho de aventurarte en un reto de esta magnitud ( y sin entrenar como es debido) ya es digno de elogio y merece todos los respetos. acabar o no..... pues si claro todos sabemos que es importante, pero tambien lo es haberlo intentado, De todos modos aún sin terminar, me parece una salvajada, 12 horas seguidas con esos desniveles..... creo que la parte positiva, aparte de la experiencia en si, es que has puesto las bases, los cimientos sobre los que construir tu próximo ultra trail. Conociendote.... no creo que tardes mucho en planear el siguiente.
    Lo dicho compañero felicidades, por el esfuerzo, por el tesón, por la constancia y por la valentia mostrada.

    ResponderEliminar
  18. Carles que grande eres, figuradamente se me han puesto los pelos de punta.
    Como cuentas las sensaciones, me he sumergido en la noche contigo y he sentido el dolor.
    Has vencido al Roque pero seguro que vuelves a terminar.

    ResponderEliminar
  19. Felicidades Carles! después de tu relato, lo que has logrado es todo un éxito! no me cabe duda que el recuerdo de esta experiencia será un aliciente en futuros retos. Alguno espero compartirlo contigo. Un beso grande, confío que estés más recuperado!

    ResponderEliminar
  20. He estado un poco desconectado por motivos laborales y me he tragado todo de golpe ¡qué pasada chico! Felicidades, eres un valiente. El reto era muy complicado. Debes estar orgullosos de tener tanto amigos en este mundo, siento envidia de tu encuentro con los amigos canarios.
    Un abrazo muy fuerte y a recuperarse

    ResponderEliminar
  21. Felicidades Carles.Ahora a pensar en otra.La ultra de BArcelona ¿que tal? ¿te hace?Saludos crack.

    ResponderEliminar
  22. Esperaba impaciente tú crónica, genial.
    Una carrera de este tipo empiezas disfrutándola hasta que llega un momento que empiezas a sufrirla, en ese momento comienza la lucha interior entre el cuerpo y la mente.
    Te has superado con creces.
    Ahora, toca plantearse un reto nuevo y prepararlo a conciencia, cuanto mejor preparado estés, más prolongarás el disfrute.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. No pasada nada Carles, sin duda una Ultra Trail son palabras mayores, muchos factores (algunos incontrolables) intervienen a la hora de hacer la carrera. Pero el esfuerzo que has hecho seguro que ha valido la pena y te servirá para futuras experiencias. Muy buena la crónica.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. ENHORABUENA!! Solo el hecho de plantearte e intentar un reto semejante se merece todo el mérito y reconocimiento. Ahora a aprender de esta magnífica experiencia y a continuar en la brecha. El relato, una pasada.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  25. Pedazo cronica y pedazo carreron tio, no sabia yo la dureza de esta prueba y parecen pocos 41, pero el que quiera que se los haga, un par de huevos si señor. Un saludico.

    ResponderEliminar
  26. No sé si en Gran Canaria, Barcelona o a medio camino, pero volveremos a vernos Carles. Un placer haberte tenido por aquí, ahora ya sabes como nos las gastamos los canarios trazando carreras :-)

    Seguro que esto ha sido el prólogo de una larga andadura por la ultradistancia. Cuando llegaste aquí no venías preparado ni mental ni físicamente, pero ahora estoy seguro que ya lo tienes en la cabeza, ya sabes lo que tienes que hacer y conociéndote, pronto lo tendrás también en las piernas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Felicidades, lo bueno es siempre aprender y sacar conclusiones positivas.

    ResponderEliminar
  28. Ja has tastat la ultradistancia, has entrat en una espiral de la que no podrás sortir. Aquesta et servirá de experiencia per la propera que segur podrás acabar i et deixará un regust bonísim.
    Una abrassada.

    ResponderEliminar
  29. Vaya crónica. Queda claro no, clarísimo que has sufrido de lo lindo y que para afrontar una ultra trail hay que tener algo especial y estar muy bien preparado. De todas esoty convencido que en algún momento terminarás una, y quien sabe si será la UTGC de dentro de un de años...

    ResponderEliminar
  30. Te dije que hoy lo leería más tranquilamente y así lo he hecho pero te puedo asegurar que tranquilo del todo no estaba porque a cada linea que pasaba más me sobresaltaba. Fijaté que ayer te dije que eres el puto amo y creía que habías finalizado la prueba y hoy sin que la hayas acabado te tengo que volver a decir QUE ERES EL PUTO AMO. Estoy convencido que de no ser por esa señalización inexistente te hubieras arriesgado a terminarla, es más lo hubieras conseguido. Cualquier humano necesita 3 meses mínimo para preparar una prueba así, el señór director lo advería pero es que CARLES NO ES HUMANO, eres un fuera de serie. En tu profesión, en tu hobby, la blogsfera en marathón, duatlon, ultra. Eres único. Te admiro y tengo la suerte de poder escribirte y que de vez en cuando te des una vuelta por mi humilde blog. cuando te veo tomando ese desayuno tranquilamente con Josef Ajram, me digo pero si esque Carles es un crack! Envidia sana poder compartir esa mesa con mi ídolo y con otros amigos y por que no decirlos, otros ídolos como Gonzalo, Manuel Robaina, Javi Pintos, el otro día ésa pizza con mi abuelo Runner y compañia. No es solo lo que escribes, son los gestos, los detalles, tus hazañas las que hacen que para mi seas uno de los más grandes. No llegaste a la meta pero en Canarias queda inscrito que Carles pudo con el Roque Nublo. y nada más que espero que esas molestias no lleguen a más y puedas seguir entrenando al límite. No tengo ninguna duda de que así será. Saludos Carles de este humilde seguidor

    ResponderEliminar
  31. Es increible lo que has relatado y debe ser una durísima prueba que seguro que conseguirás superar en otra ocasión. En cualquier caso llegar donde llegaste se merece la felicitación. Enhorabuena por ese esfuerzo realizado.

    ResponderEliminar
  32. Me asombra la dureza de la prueba, con tantos abandonos, atenciones médicas, ingresos hospitalarios... Si además ha habido tanto riesgo de extravíos, despeñamientos...

    Creo que está bien que busquemos nuestros propios límites, pero a su vez dentro de unos límites razonables de seguridad. Quizás deberían exigir a los participantes acreditar un mínimo de currículum deportivo, o que los tramos más peligrosos se hagan de día, no sé, algo, los que allí habéis estado sabréis mejor si es posible tener la situación un poco mejor controlada.

    En cualquier caso enhorabuena por el esfuerzo realizado y por haber llegado tan lejos. Si alguien con tu experiencia ha tenido que retirarse agotado, es que la prueba era de una dificultad extrema. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Impresionante Carles, me has dejado con la boca abierta. Tu capacidad de sacrificio es increible. Sólo puedo decirte que enhorabuena porque sólo llegar hasta donde llegaste es muchísimo. En la próxima nada ni nadie te parará

    ResponderEliminar
  34. Muy bien Carles, bien hecho, estoy convencido que un día encontrarás tu ultra. Lo que mas me ha gustado es el gesto competitivo de querer alcanzar los 60 y la humildad que has tenido para dejar la carrera.
    Un abrazo y toda mi admiración amigo. ¡A por la siguiente¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  35. Me habían hablado de esta carrera como de extrema dureza, y tu crónica da fé de ello.

    Aún con todo, impresionante carrera, mucho ánimo y un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Alucinante todo lo que comentas y es que no es lo mismo el asfalto que la montaña,vamos ni de lejos...aun asi quedate con esos 41 kms de subida que son una bestialidad y mas que habrias hecho si no es por los problemas que se dieron.Solo el tiempo que necesitaste para cubrir esa distancia habla claramente de la dureza del tema.Pero es que 90 kms son una salvajada sea en llano o en montaña,en montaña mucho mas claro esta.Ya has dado un enorme primer paso,seguro que tarde o temprano te zampas esos 90 kms.A por ello¡¡¡.
    Por otra parte que envidia lo bien que lo has pasado con todos los que mencionas,una carrera sin gente con la que compartir sensaciones pre y post competicion lo pierde casi todo.Y yo que me acojono con 42 kms...lo que es la vida...a mi 25 kms en llano ya me parecen un mundo...un dia no lo seran tanto ni los 42 kms pero hoy por hoy si,lo mismo te pasara a ti que un dia los 90 no seran tan dificiles y te puede dar por los 176 kms,uno nunca sabe...una vez que pica el gusanillo cualquier cosa puede pasar y es que el ser humano no tiene limites.
    EStoy seguro que los 90 los haces a poco que entrenes,date cuenta que con apenas entrenamiento te has metido 41,asi que esta todo dicho,lo tienes ahi es cosa de tiempo.
    Un abrazo y a recuperarse con calma y sin excesos,eres muy grande¡¡¡,enorme¡¡¡,eso vamos esta clarisimo.

    ResponderEliminar
  37. Una crónica buenísima Carles, pelos de punta en algunos trozos. Y sí, si el reto era superarte a ti mismo lo has hecho, aunque sea a mitad del Ultra Trail. Una proeza de la que seguro que no te falta aprendizaje. Desde que llevo leyendo tu blog cada día estás más y más fuerte.

    A seguir así!

    ResponderEliminar
  38. Bufff Carles. No tengo palabras para describir lo que he sentido leyendo tu crónica.
    Eres un fuera de serie!

    Respecto a los límites, te aseguro que tus límites están mucho más allá: tú mismo lo has reconocido diciendo que después de 41km te animabas a seguir!
    Un gran abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  39. Uff Carles, conozco la zona y se que es dura, pero después de leerte, ya no me queda ninguna duda de que esta carrera es durísima.
    Aun así, espero que hayas podido disfrutar de la isla y de la experiencia. Los ultratrails son otro mundo, pero enganchan mucho.
    Un abrazo y espero leer pronto que vas a por otro :)

    ResponderEliminar
  40. Carles, lo que has hecho es una auténtica gesta, algo increíble dado el poco tiempo que tuviste para prepararte y la extrema dureza de la prueba. Viendo las fotos y leyendo la crónica da miedo. Así que mi enhorabuena. Esta es una victoria, una victoria agridulce, pero victoria al fin y al cabo. El problema es que necesitarás desquitarte más tarde o más temprano y encontrarás la competición en la que lo consigas seguro.
    Lo diste todo, y eso dice mucho de ti.
    Recupérate y sigue dejándonos boquiabiertos con tus aventuras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Simplemente impresionante Carles!! me parece una pasada sentir que te estas jugando la vida en una carrera!!
    9h de carrera me parece extremo totalll!!! has ganado y mucho, has llegado a tu límite, te has conocido más a ti mismo y eso no te lo quita nadie!
    El próximo año seguro estarás en la línea de salida nuevamente pero con esta experiencia en el bolsillo!!
    Descansa mucho!!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  42. ¡Excelente crónica! Aunque haya sido duro, has aprendido una gran lección. ¡Un Ultra-Trail no se parece a nada!( Y encima cada uno tiene sus características propias). ¡Ánimo, y a por el siguiente!

    ResponderEliminar
  43. Carles menuda experiencia has vivido y de la que has aprendido cosas, eso es lo mas importante. Has demostrado una gran fortaleza fisica y mental...para mi eres un campeon por llegar donde has llegado. Un besazo enorme

    ResponderEliminar
  44. Carles ho has donat tot i això ja diu molt del teu esperit de superació. El que esta clar és que aquest tipus de proves son extremes, i qualsevol detall pot influir en el seu desenllaç.
    Tot i no acabar, saps que has fer la part més dura de la cursa, i a més pràcticament no havies tingut temps d'entrenar, així que jo ho concideraria com un exit a mitges
    Ara descansa i agafa forces per afrontar el proper repte amb ganes i il.lusio
    SAlut!!!!

    ResponderEliminar
  45. Impresionante crónica, que gran esfuerzo Carles!

    ResponderEliminar
  46. Carles, si hay algo mágico en los Ultras tú lo has descrito a la perfección con esta gran crónica. Ese sufrimiento que padecemos los que somo simples mortales es el que nos engancha a estas pruebas por el simple hecho de realizarlas y probarnos a nosotros mismo, solo competimos contra nuestro yo y el afán de ser como los conquistadores españoles, conquistar metas y montañas.

    Estás muy fuerte y a medida que te leía me veía reflejado a mi mismo, porque ese sufrimimiento y extenuación lo he sufrido en mis carnes varias veces y en las mas variadas ultra. Enhorabuena por esa distancia conseguida que no deja de ser un Ultramarathon con mayúsculas!!!. Cúidate esa rodilla y tendón que ya sabes como vamos siempre los semilisiaos. Gracias por tus visitas a mi blog.

    ResponderEliminar
  47. es impresionante la narracion de la prueba,muchos aspectos positivos a pesar de todo,lastima no haber podido culminar la aventura con exito pero la experiencia y las vivencias del viaje seguro que han merecido la pena,el reencuentro con los amigos bloguers,etc,etc.el terreno y los paisajes son una pasada,un abrazo.

    ResponderEliminar
  48. Lo bueno de todo esto es que la próxima vez conseguirás con creces el objetivo. Así tienes un nuevo reto y una excusa para volver a Canarias. tal vez la próxima coincidamos (yo en la carrera más chiquita¡) y nos tomenos esa cerveza con los chicos blogueros de canarias, pero en la meta. Saludos¡¡

    ResponderEliminar

Te invito a que aportes tu opinión... Sólo te sugiero que no lo hagas como Anónimo... Gràcias...!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BDL - POPULAR POSTS