Galería de Audio - Front

Galería de Audio - Front

Blogger Translate / Traductor del Blog

martes, 2 de octubre de 2012

Ultra Cavalls del Vent 2012, running and die in the high mountain... - Ultra Cavalls del Vent 2012, correr y morir en la alta montaña...

Bajo el arco de salida una hora antes del inicio de la edición del Ultra Cavalls del Vent 2012... Un carrera que sería las más dura y épica desde hace varios años...

Normalmente siempre dejo pasar algunos días antes de escribir una crónica pero esta vez es diferente… Han sido demasiadas emociones y demasiado intensas y no quiero dejar que empiecen a diluirse sin reflejarlas tal y como ahora las siento…

Esta edición de Cavalls del Vent 2012 será para mí algo especial, un experiencia que me ha dejado una huella que va a perdurar en el tiempo y creo que voy a tener que hacer una gran esfuerzo sinóptico para expresar mis sensaciones sin desmenuzar a fondo cada uno de los momentos que he vivido, muchos de los cuales, permitidme, van a quedar en el ámbito estrictamente personal…

Cómo ya expliqué en mi anterior entrada, a nivel deportivo, llegaba a Cavalls del Vent sin haber hecho ningún tipo de entreno específico en desnivel, ya que hace apenas dos meses participé en el Isostar Desert Marathon y, cómo quién dice, estaba aún en fase de reinicio de los entrenamientos… Pero ante la posibilidad que me brindó la organización de acudir al Ultra para realizar un reportaje de la carrera, desde dentro y la gran concentración de corredores de la élite mundial del Skyrunning que iban a estar presentes, no me lo pensé dos veces y el sábado a las 7 de la mañana llegaba a Bagà, localidad donde está situada la salida y llegada de la prueba, dispuesto a afrontar todo lo que el Ultra pudiera depararme pero sin ningún género de dudas la realidad ha superado todas mis expectativas…

Una vez he llegado a Bagà, sin ninguna prisa, me cambio de ropa y voy repasando todo lo necesario para cumplir el reglamento de la prueba intentando no olvidar nada en absoluto ya que por parte de la organización se había advertido de la posibilidad de que la lluvia hiciera acto de presencia aunque de forma moderada…


Distensión y bromas antes de salir hacia la alta montaña...

Me dirijo a la zona de la salida, hay movimiento en las calles pero no es excesivo… El cielo está cubierto pero no llueve y la temperatura es incluso agradable… Hablo con los responsables de prensa unos minutos y me confirman que no hay ninguna novedad destacable… Cómo falta aún una hora para la salida me da tiempo de comer algo en un bar de la misma plaza y poco a poco el ambiente se va animando… Faltan algunos minutos para la salida...Los poco más de 800 corredores de los 1000 inscritos que han decidido tomar la salida están ya ubicados en su lugar, el resto de corredores que no se han presentado en el arco de salida se supone que lo han hecho debido a la previsión de lluvias…

El ambiente poco a poco se va tensando faltan apenas 5 minutos y todavía no están los grandes favoritos situados en primera linea… De pronto hay un murmullo general, apenas 3 minutos antes, aparecen todos los cracks del evento… Kilian, Tófol, Joe Grant, Dakota Jones, Terry Conway, Anton Krupicka, Reiter y las chicas… Núria Picas, Anna Frost, Emma Roca… En ese par de minutos se agolpa una nube de fotógrafos para tomar las fotos de rigor antes de la salida… Yo estoy bien situado y consigo captar algunas imágenes de los favoritos... Acto seguido me desplazo unos 100 metros calle abajo para tomar imágenes en vídeo de la salida en tromba e incorporarme después al gran grupo…

Empieza Cavalls del Vent 2012…!! Una edición que, aún no éramos conscientes, iba a ser épica en todos los sentidos… Empezamos a correr por las calles de Bagà camino de la montaña y en pocos minutos empieza el ascenso. Un ascenso inacabable que nos iba a llevar, en primer lugar, al refugio del Rebost y después al Niu de l’Àliga que nos dejaría en el techo del Ultra a 2.500 m de altitud… Enfilamos ya las primeras rampas y poco a poco el gran grupo se va estirando de forma irremediable hasta formar una larga hilera montaña arriba... En 15 km vamos a subir 2.500m…!! Una auténtica barbaridad (cómo luego comentó Anton Kupricka)... Yo decido, en vista de las informaciones previas que había recibido, ir a un ritmo cómodo sin forzar en ningún momento, intentando reservar al máximo para conseguir llegar a la cima con relativas buenas sensaciones que me permitan coger nuevo aliento…

La élite mundial del Skyrunning segundos antes de la salida...

Cuando llevamos apenas 30 minutos de ascenso empieza a caer lo que, de momento, es una ligera lluvia intermitente... El terreno esta húmedo pero la subida aun no es ni demasiado complicada ni técnica en exceso lo que nos permite avanzar con una cierta seguridad… Los minutos van pasando y cada vez hay que subir porcentajes de desnivel mayores que, de forma imperceptible, te van minando las fuerzas… A partir del kilómetro 2 decido ya utilizar los bastones para tener un apoyo más firme ante semejante desnivel, siguiendo el ejemplo de la inmensa mayoría de corredores... Aprovecho que saco los bastones de la mochila para ponerme el impermeable ya que parece que la ligera lluvia va aumentando en intensidad… El cielo cada vez se va cubriendo de un gris plomizo más intenso pero la temperatura se mantiene estable...

Lentamente nos vamos adentrando en la inmensidad de la montaña y ganando con esfuerzo y constancia metros y metros de altitud. Hay momentos en los que, al pasar por determinadas zonas, parece que vaya a empezar a anochecer y sólo son las 10 de la mañana… La lluvia cada vez es más densa y persistente y después de casi 1 h 30 min de ascenso estamos ya totalmente empapados de arriba abajo. Pero lo peor aún estaba por venir… Tras un primer tramo interminable consigo llegar al primer refugio, el Rebost, estoy cansado pero me encuentro bien, creo que estoy regulando sin problemas en la primera parte de la subida… Una vez alcanzo el refugio la lluvia ya es mucho más potente y la temperatura empieza a ser algo más fría además de que, al ir totalmente empapado, la sensación térmica de frío se va acrecentando por momentos… Me detengo unos minutos para comer un plátano y beberme un par de vasos de Coca-Cola además de llenar de ese refresco uno de mis bidones. Pienso que no puedo perder más tiempo en este punto de control y pregunto a los miembros de la organización cual es la dificultad hasta llegar al siguiente refugio y me contestan que la subida es mucho más dura y más larga…!! Lo que no me dijeron (tampoco podían saberlo) es el infierno que nos encontraríamos al llegar a la cumbre…



Kilian Jornet entra en meta, vencedor absoluto del Ultra Cavalls del Vent 2012

Kupricka segundos después de cruzar la línea de meta...


Y en ese tramo hasta la cima es cuando la situación se va deteriorando a cada metro que avanzamos… Ahora sí que dificultad en el ascenso es durísima... Hay tramos en los que, a pesar de ayudarme con los bastones, me balanceo hacia atrás… Vamos subiendo mientras bajo las zapatillas totalmente empapadas de agua se deslizan auténticos ríos de agua y en algunos tramos incluso barro… El paisaje cada vez es más agreste y poco a poco la vegetación va desapareciendo para dejar paso a las rocas desnudas bajo el cielo lluvioso... Ahora estoy subiendo sobre piedra pura y dura, resbaladiza por efecto del agua que se desliza formando surcos... La sensación de frío va en aumento pero todavía no le doy demasiada importancia y me concentro en mantener mi ritmo, creo que físicamente estoy mejor de lo esperado, llevo ya casi 2 horas y media subiendo y no tengo malas sensaciones en las piernas, además no me he detenido ni un solo instante a descansar, eso es algo que valoro positivamente. 

En el siguiente tramo entramos ya en la ladera desnuda de la montaña. El paisaje es desolador, sólo piedras y más piedras por todas partes, una lluvia que cada vez penetra hacia la piel con más fuerza y rachas de viento enfurecidas que empiezan a golpearme con mayor ímpetu... Tengo la sensación de que estamos rodeando la montaña a pocos metros de la cima... Tras unas tres horas de subida continuada estamos ya prácticamente rondando los 2.500 m de altitud y también ha hecho acto de presencia la niebla… Sigo subiendo intentando no perder de vista las balizas que señalan el camino a seguir, en un instante me giro hacia atrás y los compañeros que iban tras de mi han desparecido de mi vista, la cortina de agua y niebla me impide verlos y por delante tampoco consigo ver a nadie…  Estoy empezando a temblar aun de forma leve pero el frío es cada vez más intenso y va penetrando en las articulaciones… Estoy en medio de la nada y por si fuera poco además de la lluvia y la niebla en este tramo fatídico el viento lateral sopla incluso con más rabia como queriendo decirme que en las condiciones en las que estoy no valgo nada frente a la confabulación de los elementos... 


Entrada en meta de Dakota Jones en tercera posición...

El diabólico cóctel climatológico empieza a hacer efecto... La lluvia, el viento y el agua junto a un descenso radical de la temperatura (Luego supe que estuvimos entre los 2 y los 0 grados) se convierten en una trampa mortal... En estos instantes estoy sólo, apenas distingo las balizas frente a mí y el frío ya se ha apoderado de todo mi cuerpo, pero especialmente las manos y los pies que empiezan a sufrir un dolor penetrante e incluso tengo alguna dificultad para coger los bastones… Intento avanzar como puedo dando la espalda al viento huracanado, ya que las gotas de lluvia que golpean directamente la cara son dolorosas… Mi única obsesión es intentar adivinar alguna señal del refugio pero no veo absolutamente nada… Y cada vez estoy más aterido de frío Llevo en las manos los guantes de ciclismo, ya que siempre que utilizo los bastones los uso para evitar la aparición de ampollas… y, asustado, me doy cuenta de que además del dolor en los dedos debido a la baja temperatura, se están volviendo de un color morado que no presagia nada bueno y, por si fuera poco, mis pies parece que ahora caminan sobre afilados cristales…

Ahora sí que realmente estoy en un momento crítico, una situación extrema e imprevisible..!! Y soy consciente de que cada vez avanzo con mayor dificultad y más dolor y sé que no hay escapatoria posible ni lugar alguno para resguardarse… Reconozco que estoy desesperado..!! Frente a mí, a escasos metros descubro a otro corredor que está parado y que intenta sacar algo de su mochila, está temblando igual que yo y decido que este es un buen momento para intentar sacar yo también los otros guantes de mi mochila para cubrirme las manos totalmente antes de que se me caigan los dedos a trozos… Pero ni tan siquiera consigo desabrocharme la mochila... Mis manos no responden..!! Y me duelen intensamente. En ese pequeño lapsus llegan dos corredores más. Estamos todos absolutamente semi congelados y les comento que mis manos ya no responden… En un intento desesperado, entre los tres conseguimos quitarme la mochila, la dejamos en el suelo sujetándola con las piernas, ya que en cualquier momento podía salir volando e intentamos ponerme el guante de la mano izquierda… Imposible..!! Que dolor..!! Empiezo a gritar en voz alta, como una reacción instintiva para no desfallecer porque en ese momento tenia la percepción de que nos íbamos a quedar congelados de un momento a otro… Uno de los corredores, creo que era el que tenía mas experiencia en la alta montaña, nos dice que a pesar del dolor no podemos quedarnos quietos bajo ningún concepto que hay que ir dando pequeños saltos para mantener la circulación.. Son unos minutos espeluznantes ..!! A duras penas conseguimos colocarme el guante izquierdo pero el derecho es ya casi imposible... Yo sigo quejándome en voz alta y mis compañeros intentan ayudarme empujando el guante hacia dentro mientras sigo quejándome por el dolor... Hasta que finalmente decido que hay que salir de allí urgentemente o moriremos todos… Con el guante a medio colocar hago un sobreesfuerzo cojo la mochila del suelo, me la hecho por encima de la espalda sin asegurarla y con la máxima diligencia posible empezamos a andar en fila de a uno… Es una escena dantesca, somos cuatro espectros avanzando en medio de una gélida montaña y próximos a llegar a la más absoluta desesperación.. Cada paso que doy es más doloroso que el anterior pero (y no exagero) sé que si me detengo puede ser fatal…


En la línea de llegada Kilian entrevista a Anton Kupricka...

Tras unos 20 minutos avanzado en esta penosa situación, por fin vemos la silueta del refugio del Niu de l’Àliga… Consigo alcanzar la entrada a duras penas… El que está en peor estado de los cuatro que llegamos, soy yo…. Enseguida una asistente se da cuenta y entre dos compañeros me cogen del brazo y me ayudan a entrar, ya que caminaba con dificultad  , mientras tiemblo de forma incontrolada de los pies a la cabeza con un terrible dolor en los dedos de las manos y los pies… Es un sensación de fatal agonía… Me sitúan, en un primer momento, junto a unos termos gigantes donde están preparando un caldo caliente y coloco las manos encima de los termos humeantes.. La chica me avisa de que están quemando pero yo, en mi desesperación le hago caso omiso y no noto absolutamente nada, no siento el calor en mis manos..!! Estoy en esta situación durante unos 5 minutos pero dado que no noto ninguna mejoría deciden llevarme al otro habitáculo del refugio donde hay dos chimeneas encendidas dando calor.. Al entrar en ese lugar me doy cuenta de que hay muchos otros corredores en situación similar e incluso alguno en peor estado que yo… A un compañero, tumbado frente a mí, la doctora le suministra una inyección mientras le dice a otro corredor que está junto al que permanece tumbado y envuelto en la manta térmica que, bajo ningún concepto, le permita que se duerma… El panorama es ciertamente preocupante… Yo estoy acurrucado junto a la chimenea pero no puedo dejar de temblar y casi me estoy quemando en mi ansia compulsiva por recibir calor... Hasta el punto de que me abraso la manga de mi camiseta térmica que ha quedado totalmente inservible... Por lo demás, en ese momento calculo que en el segundo refugio estaremos aproximadamente unos 150 corredores resguardados de la tormenta y la doctora que atiende a los más afectados está totalmente desbordada… Yo decido, sin dejar de temblar, quitarme la ropa mojada y los calcetines para que el calor del fuego llegue directamente a la piel... Son unos larguísimos minutos pasándolo muy mal pero poco a poco parece que me voy estabilizando y empiezo a comer trozos de plátano y melón que parece que me ayudan a superar la situación… Ha sido media hora crítica… Ahora empiezo a ser consciente de que si hubiéramos estado mas lejos del refugio seguramente no lo habríamos podido contar, al menos yo… Nunca antes en mi vida había sufrido tanto dolor e impotencia en tan corto espacio de tiempo…

Poco a poco me voy recuperando y también empiezo a valorar que, al margen de la hipotermia que me ha afectado, mis músculos están fuertes, me siento con energía suficiente tras haber coronado el ascenso más duro del Ultra Cavalls del Vent… Sigo comiendo durante algunos minutos más y valoro la posibilidad de continuar en carrera, aunque la gran mayoría de los que estaban en el refugio del Niu de l’Àliga optan por el abandono… Yo reflexiono durante unos minutos y tomo una decisión... Si deja de llover en un máximo de 10 minutos saldré hacia el siguiente refugio y, en caso contrario, optaré por el abandono...  Pasan los minutos y la situación se mantiene exactamente igual sin ningún atisbo de mejora… Por lo que finalmente, y ahora creo que hice lo correcto, abandono la carrera ya que en estas condiciones salir al aire libre de nuevo con más agua, viento y frío, era una garantía de suicidio…



Kilian Jornet, vencedor  inapelable en Cavalls del Vent 2012

Poco a poco desde el refugio se va organizado la evacuación que, dada la gran cantidad de corredores, es muy lenta y tediosa... Todos tenemos ganas de salir de allí cuanto antes..!! Finalmente uno de los miembros de la organización me invita a bajar con él hasta la estación de esquí de La Molina ya que tiene que ir a buscar a 4 corredores que están perdidos y los han localizado en un parquing cercano a dicha estación… Así que montamos los dos en el Jeep y nos “lanzamos”, nunca mejor dicho, montaña abajo por unos senderos serpenteantes recorridos por ríos de agua… Suerte que el compañero que va al volante, según me dijo, es un experto en conducción por esos caminos y desniveles vertiginosos Pero, aunque ahora me lo tomo con sentido del humor, durante unos 30 min en el descenso a la estación de esquí, pasé el segundo momento extremo del día cuando me dijo, con mucha frialdad, que no me pusiera el cinturón de seguridad porque si el Jeep perdía el control y nos íbamos ladera abajo tendríamos que saltar del vehículo en marcha..!!! Joderrrrrrrrrrr..!! Vaya mañana…



Después de esta experiencia vivida y una vez recuperado de las fuertes emociones decido que lo mejor es una buena ducha de agua caliente y comer de forma abundante en un restaurante cera de la línea de llegada. Dado que ya estoy en Bagà y son poco mas de las 17:00 h cuando he acabado de comer, tendré la posibilidad de ver en vivo y en directo la llegada de los vencedores del Ultra... Me dirijo hacia la línea de meta y me encuentro con algunos compañeros de Vilanova que habían participado en años anteriores en Cavalls del Vent y que hoy estaban como espectadores... Charlamos un rato y los rumores que llegan desde la meta indican que el desenlace de la carrera está a punto de resolverse... Así que me sitúo tras la línea de llegada con la cámara preparada para tomar las fotos de los vencedores... Llega Kilian..!! Apoteósico, batiendo el récord de la prueba con unas condiciones climáticas totalmente adversas... Esta gente no son humanos..!! Algunos minutos después llega Anton Kupricka, exultante tras haberlo pasado mal en el primer tramo de la carrera y el tercero en subir al podio es la joven promesa Dakota Jones... Un gran espectáculo..!!




Anton Kupricka, segundo clasificado en Cavalls del Vent 2012

Tras la llegada de los favoritos y la celebración del público asistente, empezamos a recibir noticias preocupantes del resto de los participantes. A esa hora de la tarde me indican que el número de abandonos supera ya los 400 corredores y que se espera que la cifra vaya aumentando pero lo que más preocupa es la llegada de la noche en caso de que las condiciones climatológicas en la montaña no varíen... En Bagà ya ha dejado de llover pero no sabemos que ocurre ahí arriba.... Pasadas ya las 9 de la noche tan solo habían entrado en meta 30 corredores...!!


Yo decido irme a dormir para estar mañana plenamente dispuesto para realizar las entrevistas que tengo concertadas con las principales estrellas del Ultra Cavalls del Vent. Y tengo que montar un improvisado set de grabación en el hall del Hotel dónde se hospedan... Así que a dormir, descansar un poco y recuperarme de un día intenso en emociones y peligros…



Dakota Jones, tercer clasificado en Cavalls del Vent 2012


Me levanto, desayuno y a las nueve en punto de la mañana estoy ya en el Hotel y empiezo a preparar las grabaciones. El primero en atenderme es Kilian Jornet... Plenamente satisfecho por su actuación de ayer y reconociendo que se encuentra en un inmejorable estado de forma. Después es el turno de Anton Kupricka, feliz y sonriente, por haber recobrado su estado de forma después de una lesión que le ha apartado de la competición durante varios meses, Sigue Dakota Jones, un simpático chaval de 21 años con un futuro esplendoroso en el mundo de los Ultras, después mantengo una charla con Joe Grant, otro campeón, que ayer no tuvo suerte y hubo de abandonar, también con problemas de hipotermia y dolor en los dedos del pie. Tófol Castanyer ha sido otro de los damnificados por el viento, el frío y la lluvia que le han llevado abandonar por hipotermia, Miquel Capó, vencedor del Isostar Desert Marathon, me cuenta que ha vivido exactamente lo mismo, no ha podido asimilar las circunstancias climatológicas adversas, Emma Roca a pesar de las dificultades en la carrera, se siente satisfecha al conseguir la 4º posición femenina en la carrera...



Joe Grant, Ultracorredor norteamericano, abandono por hipotermia y problemas en un pie en Cavalls del Vent 2012

Me siento realmente afortunado por haber podido compartir durante varias horas las vivencias y las sensaciones de estos auténticos monstruos del Sky Running... En cuanto a ellos, decir que son personas muy cercanas y sencillas, lejos totalmente del divismo y egolatría que se vive en otros deportes y que quizás a algunos se les podía presuponer.. En definitiva, un placer tratar con persones tan abiertas y asequibles, tanto que te hacen sentirte muy cómodo a su lado......


Por supuesto que el hecho de que esta edición del Ultra Cavalls del Vent haya sido las más dura, con diferencia, de las celebradas hasta ahora y de las más exigentes de los últimos años lo demuestra el hecho de que salimos de Bagà 896 atletas y tan solo entraron en la meta 223, es decir hubieron 673 abandonos.. Pero lo mas triste y lamentable es la muerte de una atleta, ya experimentada en anteriores Ultras, Teresa Farriol de 38 años que no pudo sobrevivir a una hipotermia severa y, aunque fue evacuada con vida, falleció a los pocas horas en el hospital por una parada cardíaca irreversible…



Emma Roca, 4 clasificada femenina en Cavalls del Vent 2012

Que le pasó a Teresa…? Se confió en exceso creyendo que tendría fuerzas suficientes para llegar al siguiente refugio..? Sufrió algún tipo de percance físico que la dejó inconsciente en medio del agua, el viento y las gélidas temperaturas..? Quizás nunca sabremos a ciencia cierta lo que lo ocurrió en esos momentos fatídicos pero lo cierto es que no pudo superar una mortal hipotermia… No hay que olvidar, como antes ya he dicho, que han sido varios los corredores de élite que también han sufrido hipotermia y se han visto obligados a abandonar la carrera…

Un triste suceso que nos afecta a todos y que nos recuerda que no podemos ni debemos en ningún caso perder el respeto a la alta montaña y a los elementos de la naturaleza que, confabulados entre sí, pueden tener trágicas consecuencias, como lamentablemente se acaba de comprobar...



Tófol Castanyer, vencedor de la CCC Montblanc 2012, abandono por hipotermia en Cavalls del Vent 2012


Y en cuanto a mi experiencia personal en lo deportivo, he de hacer dos consideraciones: Mi irrupción en el mundo del Skyrunning ha sido realmente una explosión de sensaciones dadas las circunstancias que se ha producido y he aprendido varias lecciones en un solo día de las que, evidentemente, voy a extraer conclusiones positivas… Respecto a la prueba en sí, decir que el hecho de haber superado momentos tan sumamente críticos, al borde de la desesperación, me ha hecho conocer de forma directa los riesgos a los uno debe enfrentarse en la alta montaña y entender que, en ocasiones y sin pretenderlo, nos estamos jugando la vida...El propio Kilian ha dicho en varias ocasiones que es una persona que siempre busca la seguridad ya que tiene miedo en la montaña…


Y también decir que, al margen del terrible factor climático que nos ha afectado en el Ultra Cavalls del Vent, creo que mi capacidad de resistencia física ha superado con éxito esa experiencia ya que a nivel muscular y mental llegué a la cota 2.500, en el refugio del Niu de l’Àliga, con energía suficiente para poder continuar adelante y que el hecho de abandonar en ese punto, como antes ya he dicho, fue una decisión lógica y razonable en vistas de que la situación climatológica así lo aconsejaba... 



Volveré a la montaña…. Volveré al Skyrunning… Pero volveré con el máximo respeto y con más fuerza…



Mi agradecimiento a Hoko-Esport, Runnersworld Barcelona y Running Alone por el apoyo técnico


Miquel Capó, vencedor del Isostar Desert Marathon 2012, abandono por hipotermia en Cavalls del Vent 2012


Dedicado a la memoria de Teresa Furriol, 38 años, que dejó su vida en el Ultra Cavalls del Vent 2012...

35 comentarios:

  1. Impresionante esa crónica Carles, estupendo trabajo e increíble experiencia. Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Sobrecogedor post Carles. Toda una experiencia en la que has podido evaluar tu magnífico nivel tanto físico como mental ante tan tremenda adversidad.
    Te deseo la mejor de las recuperaciones amigo.

    En cuanto a Teresa ya lo comenté en twitter, DEP y mis más sinceras condolencias a su familia.

    Un fortísimo abrazo Carles.

    ResponderEliminar
  3. la piel de gallina. si es que en esas condiciones meteorologicas era algo tremendo solo intentar salir.

    algun año, cuando me considere suficientemente entrenado, preparado y experimentado, seria un sueño correr cavalls.

    un fuerte abrazo, ahora recupera

    ResponderEliminar
  4. Impresionante,debe de ser terrible la montaña en esas condiciones.

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por tu trabajo Carles!...Magnífica crónica de todo lo que pasó el fin de semana..gracias a ti podremos comprender el porque de tantos abandonos y de la tragedia de Teresa

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Ipresionante documento Carles, es trágico que un deporte se torne en algo tan imprevisible como la supervivencia humana por las inclemencias del tiempo. Yo hace años sufrí en varias ocasiones sensaciones de hipotermia y se lo que es tener que abrazar a otro compañero para coger algo de temperatura corporal y entiendo perfectamente las sensaciones que comentas cuando ponías las manos cogeladas en calor y no sentías nada porque a mi me ha pasado lo mismo. Descanse en paz Teresa.

    ResponderEliminar
  7. Tu nivel como periodista es incuestionable, este Post desde dentro le hace sentir a uno las vivencias en primera persona, pero ademas tu faceta de Ultrafondista hace que tus comentarios sean sensatos y con conocimiento de causa, no como algun. elemento que anda por ahi suelto, que se llama periodista. Envidia sana es lo que,me provocas. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Joder que relato, me has hecho casi sentir la deseperación que pudisteis sentir allá arriba solos en esas condiciones, desde luego decisión acertada la tuya de abandonar, al igual que todos los que lo hicieron porque se supone no podían más y lo sopesaron.
    Una lástima lo de esa chica, realmente es un riesgo al que uno se expone en alta montaña y que debe asumirse, lo cual no indica que deba dejar de perder se el respeto y extremar siempre las precauciones.
    Enhorabuena en cualquier caso por la experiencia, y ya sabes, a prepararlo bien, con los entrenos que tú te metes no tendrás problemas.
    Salu2

    ResponderEliminar
  9. Gran crónica Carles, de las mejores que te recuerdo. En estos momentos enviar el pésame a la familia. Quizás la organización tuvo que cortar la carrera, 400 abandonos es mucho. Pero nunca se sabe, y menos desde la distancia. Los que estuvieron allí son los que deberían valorar esto.

    ResponderEliminar
  10. Carles absolutamente apasionante tu relato. La montaña es traicionera y siempre hay que tenerla un gran respeto.

    Los que de alguna u otra forma hemos sentido la hipotermia sabemos lo que se siente, me imagino esos terríbles momentos en los que avanzabaís sin encontrar el refugio.

    Mención aparte el descenso en Jeep.

    La montaña se cobra sus victimas con independencia de su preparación, descanse en paz Teresa.

    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
  11. Moltes gràcies per la crònica. Llegint-la es poden viure les sensacions que vas experimentar i la veritat és que asusten. Vas ser molt valent i també assenyat quan va caler. Fins aviat, una abraçada.

    ResponderEliminar
  12. Muy buena crónica Carles. Hiciste muy bien en abandonar.
    Mi pésame a la familia de Teresa.

    ResponderEliminar
  13. Genial la crónica!!! menudo infierno!!! Felicidades Carles!!! y una brazo muy fuerte a las gente de Teresa!!!

    ResponderEliminar
  14. Impresionante relato y sabia decision visto lo ocurrido despues. A veces hay que usar la cabeza para pensar, correr nos gusta, pero hacerlo mas años mas. Un saludico y felicidades.

    ResponderEliminar
  15. He leído un par de veces tu estupenda crónica pero sigo sin entender… Te veías entero físicamente, pero… ¿Qué es lo te hace pensar siquiera en la posibilidad de seguir en carrera después de lo que sufriste para llegar al refugio del Niu d'Àliga, ver lo que allí viste, y con 70 K por delante —15 K hasta el siguiente refugio del Serrat i de les Esposes—?

    Un abrazo,
    Eduardo

    ResponderEliminar
  16. Impresionante crónica Carles!! me has dejado con la boca abierta y los pelos de punta! de verdad que sí! esa sensación de estar en medio de la montaña bajo esas condiciones, casi llegando a la hipotermia y no saber lo que falta para el refugio ... es de peli de terror ... uuffff ufffff a la montaña se le respeta y el tiempo en la montaña es completamente imprevisible, por eso me gusta mirarla desde lejos :-)
    Sois todos unos valientes y campeones! mi más sentido pésame a la familia de Teresa.
    Por cierto, excelentes fotos!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  17. Tengo un nudo en la garganta Carles ¡qué buen trabajo! Lo has contado muy bien. siento mucho lo de Teresa

    ResponderEliminar
  18. Gracias por compartir esto con nosotros Carles. Me alegro muchísimo que al final la cosa no fuera a mayores. Mientras te leía estaba con los vellos de punta. Magnifico trabajo. Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Todo es correr pero nada es lo mismo cuando sucede en la montaña, como bien dices cuando conversamos el correr te hace sentir poderoso, pero aunque nos pese seguimos siendo frágiles en nuestra condición humana; es cierto que menos frágiles que los demás, pero por nuestra inquietud deportiva nos lleva a estar más expuestos y es en ese difícil equilibrio donde nos gusta vivir, más preparados y más exigidos.
    Lamento la muerte de esa mujer.

    ResponderEliminar
  20. La parte de la hipotermia es sobrecogedora. Hiciste bien, es evidente. Ya habrás otras carreras, montañas y Cavalls.
    s

    ResponderEliminar
  21. Ante ti, descubrirme, no hay nada que decir más que la complicidad de alguien que ama este deporte al igual que Tu y tantos otros. Ante la pésima noticia decir que descanse en paz, que los que estemos disfrutando y sufriendo por la montaña, a altitudes importantes, intentemos verla, notarla, escucharla, porque desde allí donde esté seguro que nos ayuda, nos cobija, nos guía....un infinito beso a ella y a su apesadumbrada familia.

    ResponderEliminar
  22. Esto ya es otro nivel, cronica, carrera, dificultad, emotividad, riesgo, tristeza, demasiadas cosas, mi enhorabuena por este documento contado de manera excepcional y vivido en primera persona, a pesar de toda la,dureza te envidio. Una verdadera lastimas la perdida de uno de los nuestros, un abrazo Carles

    ResponderEliminar
  23. Tu entrada y tu experiencia me han sobrecogido. Increible. Gracias por compartirla. Una pena el fallecimiento de Teresa.

    ResponderEliminar
  24. Totalmente impresionado por la experiencia y por la trágica noticia de esa corredora. Vaya momentos de angustia y menos mal que llegaste al refugio a tiempo. Me quedo con ese respeto a la montaña. Ahora a recuperarse, Carles.

    ResponderEliminar
  25. Impresionante y espeluznante relato.
    Desde luego la enseñanza principal es que no hay que perderle el respeto nunca a la montaña, y en cuanto hay una contrariedad o las condiciones son muy adversas, hay que saber retirarse y esperar nuestro momento

    ResponderEliminar
  26. guauu carles impresionante una experiencia dificil de olvidar....tu decision fue la correcta.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Buffffffffffffff, todavía estoy asimilando tu crónica, impresiona de arriba abajo, a la naturaleza no se le puede echar ningún pulso porque siempre nos gana y la montaña es bella pero traicionera.

    Gracias Carles, es una gran crónica y por compartirla.

    Tremendo el fallecimiento de Teresa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Una entrada, como todas las de este blog, de auténtico titán.

    Preciosa crónica, pese a que está manchada con el dolor de la pérdida de Teresa. Descanse en Paz.

    ResponderEliminar
  29. La palabra "extremo" en este caso incluso se queda corta... El placer de buscar ir más lejos, a veces se encuentra con el sufrimiento de luchar incluso por la supervivencia. Toda una experiencia vital... Que te hará aún más sabio...

    ResponderEliminar
  30. Espero que este recuperado, la crónica impresionante igual que el vídeo. La montaña en estos casos y como comente Estrella es bella pero traicionera, siempre hay que tratarla con respeto, y como decimos en nuestro grupo la montaña siempre esta hay, habrá otro momento, hiciste bien en el abandono.
    Siempre un recuerdo de Teresa.Descanse en paz

    ResponderEliminar
  31. enhorabuena Carles , hay que ser lo suficientemente inteligente para saber abandonar y no arriesgar , eres un ganador por esoy me alegro de que lo hicieras
    un saludo

    ResponderEliminar
  32. enhorabuena Carles , me alegro por tu sabia decision y que podamos contar contigo
    saludosss

    ResponderEliminar
  33. Grandísimo trabajo Carles, gracias por acercarnos la carrera de este modo.

    ResponderEliminar

Te invito a que aportes tu opinión... Sólo te sugiero que no lo hagas como Anónimo... Gràcias...!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

BDL - POPULAR POSTS