Seguidores

Blogger Translate / Traductor del Blog

jueves, 11 de noviembre de 2010

Erwan o el Maratón definitivo - Capítulo 2: Un encuentro casual...

Esa mañana, Erwan salió a correr siguiendo su costumbre... Nada perturbaba su rutina diaria. De pronto la vio llegar... Desde muy lejos intuyó su figura casi desdibujada por efecto de la distancia…   En un primer momento no reparó en ella, no le dio mayor importancia, estaba absorto en sus pensamientos... Cada día se  cruzaba con varios runners con los que  intercambiaba un gesto apenas perceptible como saludo circunstancial. Un gesto al que algunos ni siquiera respondían… Así que ese encuentro iba a ser un simplemente un momento casual mas…

La distancia entre ambos iba disminuyendo por momentos.. Con una cadencia sutilmente acompasada ella se fue aproximando. Erwan se fijó, sin poder evitarlo, en su elegancia al avanzar, cada zancada era como un salto entre algodones, como si apenas acariciara el asfalto con sus zapatillas… Y sin encontrar una explicación lógica en el  instante en que se cruzaron, Erwan se quedó durante una fracción de segundo mirándola a través de sus cristales reflectantes y no pudo reprimir un gesto espontáneo, girándose hacia su izquierda, al pasar junto a ella… En ese mismo instante, como si ella hubiese percibido ese impulso a través del aire, ella esbozó una muy tímida sonrisa, tan leve como delicada,  pero que a Erwan le sumergió en un infinito horizonte azul y limpio como un amanecer cristalino...  Fue algo muy fugaz, casi imperceptible, como un luminoso impacto. El pulsímetro de Erwan, la sofisticada tecnología una vez más, había sido testigo puntual del encuentro y había registrado en sus gráficos ese instante mágico….



Esa mañana, Erwan salió a correr siguiendo su costumbre...


El trayecto de ambos no se detuvo. Ella fue alejándose con una espontánea cadencia y él, aun sorprendido, no pudo reprimir la tentación de girarse de nuevo para contemplar su esbelta silueta diluyéndose en la distancia…  Erwan no alcanzaba a entender esa reacción imprevista... Él, siempre tan frío y calculador...!! No se explicaba por qué su presencia inesperada  le había afectado de esa forma tan súbita.  Durante los siguientes kilómetros Erwan  fue recreándose y dibujando en su memoria todos los detalles que recordaba de ese fugaz encuentro... Ella iba vestida con unas mallas negras y una camiseta azul, de un delicado azul pastel. Su pelo caía justo por encima de sus hombros y balanceaba al viento. Sus ojos... Cómo serian aquellos ojos...? Su mirada había permanecido oculta tras unas gafas de sol de cristal azul.... Quizás a juego con su indumentaria deportiva, se aventuró a pensar  Erwan, esbozando en su interior una ligera sonrisa de complacencia...

No supo encontrar un razonamiento lógico pero durante el resto del entrenamiento estuvo totalmente inmerso en esas elucubraciones... Quien será..?? Correrá habitualmente...?? Lo cierto -pensó Erwan- es que tiene estilo al correr..!! Su sonrisa tiene un gesto muy  especial..!!  Y a partir de ese fugaz encuentro y durante los minutos sucesivos la música que sonaba en su MP3 le transmitió una avalancha de vibraciones hacia algún tiempo olvidadas... Quizás fue una casualidad pero las piezas que iban sonando a partir de ese momento parecía que le daban alas al correr, le dotaban de una energía inusitada…  El coctel musical era ciertamente algo explosivo... Una mezcla incendiaria de Led Zeppelin, Alice Cooper y Black Sabbath...

Erwan regresó a su punto de origen... Sudoroso y con sus músculos en tensión. La ducha correspondiente sirvió para asimilar la pequeña experiencia vivida, ese encuentro casual… Después volvió a la rutina diaria, a sus responsabilidades cotidianas, a su inevitable quehacer profesional… A su vida de cada día, en definitiva….

Esa noche, mientras Erwan esperaba conciliar el sueño, volvió a rememorizar como en un película virtual, el instante acontecido esa mañana durante los kilómetros de entrenamiento… No sabía porqué pero esa circunstancia le había ocurrido muchas veces anteriormente y nunca antes había reparado en ello… Era algo diferente...  Era su imagen, era su sonrisa…. No podía  dejar de pensar en aquel momento… Aunque interiormente se repetía una y mil veces que no tenía ninguna importancia, que evidentemente era él mismo quien magnificaba el encuentro por su propia necesidad de estímulos. Al fin y al cabo había sido simplemente un saludo de cortesía…. Nada más...!!

Al día siguiente Erwan se despertó a la hora de costumbre e inició el mismo ritual previo a su entrenamiento diario….  Curiosamente en el momento de elegir su indumentaria deportiva pensó en la posibilidad de que se repitiera el encuentro con la runner desconocida y quizás valorando esa posible coincidencia quiso causar buena impresión… Así que se decidió a utilizar una de sus prendas deportivas favoritas y tuvo especial interés en conjuntar el resto de indumentaria…. Estaba algo impaciente por empezar su entrenamiento diario….

A la hora de costumbre, conectó su GPS a los satélites que orbitaban el planeta y, sin olvidar ninguno de los complementos previamente seleccionados para su entrenamiento, inició su trayecto... Ese día  empezaba su recorrido algo más tarde de lo acostumbrado y el  Sol ya emitía sus primeros y aun tenues rayos sobre el asfalto. Así que Erwan se ocultó bajo sus gafas de sol resplandecientes y empezó a correr... Inició su trayecto matinal…. El Sol cada vez erigía su cetro con mayor majestuosidad  y el azul del mar parecía atravesado por miles de agujas de acero. Erwan  corría con un ritmo cómodo y totalmente relajado, sin ningún tipo de presión. Su mente estaba en proceso de ignición y su sistema analítico apenas empezaba a funcionar... Los kilómetros iban sucediéndose uno tras otro sin nada que alterase la dinámica establecida... Erwan, en su interior, iba sopesando la posibilidad de reeditar el encuentro del día  anterior… No podía evitarlo, era una sensación que le superaba cada metro que avanzaba, su mirada escudriñaba la lejanía en busca de una silueta determinada que fuese reconocible para él…  El reloj indefectiblemente iba marcando los minutos, su Garmin 405 indicaba sistemáticamente  los km recorridos... 10, 11, 12... Y en ese preciso momento, al final de una recta inacabable intuyó una silueta que se balanceaba en la distancia y creyó reconocer ese estilo de zancada tan peculiar... Aún estaba lejos y era muy fácil equivocarse pero su corazón dio un vuelco imprevisto… De forma instantánea aceleró el paso, sus ojos se iluminaron con un brillo diferente… Ella, la mujer desconocida, se iba acercando en dirección contraria… Erwan decidió prepararse para obsequiarle con la mejor de sus sonrisas al tiempo que le mostraría explícitamente, con un gesto estudiado, su complacencia al recordar en encuentro del día anterior...

Ella, estaba ya a pocos metros, era el momento que Erwan, expectante,  estaba esperando….. Pero súbitamente su expresión cambió….  Si alguien hubiese visto su cara en primer plano se hubiese percatado de forma evidente de su decepción... La corredora desconocida que tenia frente a él no era quien esperaba. Pasó a su lado, siguiéndola con la mirada sin ocultar su inevitable desencanto…. Quizás había sido un iluso y nunca más volvería a cruzarse con ella… Era una sensación algo absurda  y Erwan lo sabia….. Un simple encuentro casual era un hecho insubstancial y no podía generar en él tanta ansiedad... O quizás Erwan había captado algún tipo de mensaje codificado capaz de activar en él esa especie de ansiedad incontrolable...?

Sea como fuere, Erwan siguió corriendo, quedaban apenas 2 km hasta el final del recorrido.  Así que decidió que lo mejor era intentar distraer su mente con otras disquisiciones, quería alejar de sí el malogrado encuentro, no tenía sentido comportarse quizás como un adolescente.. Era una sensación incómoda para él...  Un curtido corredor de Maratón...!!

Llegaba al final de su trayecto y empezaba ya a aminorar la marcha, sudoroso y algo agotado, estaba convencido que ese día su misión ya había concluido… Sus sentimientos eran algo contradictorios, se sentía satisfecho por los kilómetros recorridos pero al tiempo algo abatido emocionalmente... Era una mañana atípica con un cúmulo de circunstancias inesperadas...

De pronto, a sus espaldas,  escucho el sonido inconfundible de unas zancadas perfectamente sincronizadas, no supo encontrar una razón válida pero de forma instintiva, como si alguien hubiera pulsado un resorte, Erwan se giró sobre sí mismo y antes de concluir ese mismo movimiento se encontró con ella... Su ritmo era rápido y parecía desplazarse en brazos del viento... De nuevo ese instante fue una imagen fugaz, apenas una fracción de segundo... Tuvo tiempo tan sólo de intentar un gesto de sorpresa y lanzar al aire un tímido: Hola..!!  Ella no tuvo tiempo de responder o quizás no lo considero oportuno pero al pasar junto a él volvió a obsequiarle con esa sonrisa tan especial que el día anterior le había impactado...  Ella sonrió y no se detuvo... Siguió su camino hacia delante con determinación. La estela de su figura dejó un flujo de aire mágico que Erwan aspiró profundamente y le pareció como una brisa divina…. De forma instintiva cerró los dos puños y gritó para sus adentros: Bien…!! La he visto…!!  Es ella…!!!

Y ella se perdió en la lejanía… Sin solución de continuidad… Erwan le siguió con la mirada escudriñando cada gesto suyo, estudiando cada movimiento, analizando cada balanceo de sus brazos hasta que la perdió de vista… Un día perfecto, pensó…



Su ritmo era rápido y parecía desplazarse en brazos del viento...



Ahora ya podía alimentarse durante el resto de la jornada con el recuerdo de su nuevo encuentro… Ese fue el principio de una serie de encuentros esporádicos que iban sucediéndose prácticamente a diario... Erwan salía en busca de sus kilómetros diarios con la esperanza de cruzarse con la corredora desconocida y esperaba ansioso el momento estelar, apenas un segundo, de ese saludo fugaz: Hola..!! y de la respuesta de ella... Siempre un sonrisa y un leve gesto con la cabeza…. Erwan había estado tentado en más de una ocasión de dar media vuelta y seguir a su desconocida corredora, ir tras ella y abordarla... Pero algo se lo impedía, algo le frenaba, no quería romper ese momento mágico, no quería ninguna interpretación errónea que pudiera incomodar a su compañera circunstancial…. Así que durante algunos días se limitó a mantener ese encuentro puntual durante los entrenamientos matinales…  Al finalizar el día Erwan detenía unos momentos sus pensamientos, ya a punto de conciliar el sueño reparador,  y recreaba esos instantes vividos en los fugaces encuentros con ella...  Dibujaba en su mente su delicada sonrisa, su imagen al viento, su silueta desplazándose, el vaivén de su cabello acariciando su espalda...

Erwan hacía algún tiempo que no entrenaba en serio, como el acostumbraba a decir, quizás le faltaba alguna motivación especial para afrontar su próximo Maratón…. El hecho de correr y todo lo que ello comportaba llenaba una parte importante de su vida, pero el Maratón, la épica del Maratón era un nivel superior en el escalafón, era como un renacer después del letargo invernal, era como sumergirse en una eclosión de energía y motivación… Pero hacía algún tiempo que Erwan no encontraba ese aliciente en el desarrollo de su vida cotidiana... Entrenaba cada día, con una rígida disciplina, si…. Pero lo hacía sin ningún objetivo concreto, entrenaba como sustento vital, como alimento de su vida…  Aun así el Maratón llamaba cada día a su puerta con inusitada perseverancia sin encontrar por el momento una respuesta positiva….. Su llamada era reconocida pero todavía estéril....

La vida continuaba su devenir y para Erwan sus entrenamientos diarios eran como un bálsamo que por unos minutos le inundaba y acrecentaba la frecuencia de sus latidos y de esta forma le permitía mantener en su mirada una llama imperceptible pero constante…

Ese encuentro matutino con ella se había convertido ya en una cita ineludible en su agenda diaria… Nunca antes se habían detenido el uno junto al otro, nunca antes el contacto había sido más extenso que esa décima de segundo que se tarda en intercambiar una saludo de cortesía, una sonrisa y un: Hola..!! Con los labios apenas entreabiertos...  Pero ese día fue diferente...

Erwan había finalizado su entreno diario, había dado buena cuenta de sus 15 km de rodaje y su estado de ánimo ese día no estaba en su mejor momento...  Su mente dispersa no acertaba en encontrar un punto de referencia, además no se había cruzado con ella, no había tenido la oportunidad, ni siquiera por unos instantes, de recrearse en esa imagen que ya tenía grabado a fuego en su interior... Ese día ella no había acudido a su encuentro diario...
Iba andando con la mirada anclada en el suelo... Erwan se dirigía de vuelta a casa, elucubrando sobre todo lo que el resto de la jornada iba a depararle... Cuando al llegar al punto de inicio de su habitual entreno pensando ya en despojarse de la sudorosa equipación y en beber un trago largo de agua con sales minerales... Cuando al levantar la vista apenas a unos 30 metros frente a él, la vio... Ella estaba semi estirada en el suelo haciendo los preceptivos estiramientos musculares... Erwan no supo cómo reaccionar, pero siguió caminando en dirección hacia ella como si estuviera guiado por un mecanismo remoto... Un par de metros antes de llegar a su lado se detuvo y esbozó una ligera sonrisa...

   - Hola..!! - Dijo Erwan- 
   - Hola..!! - Respondió ella entre movimiento y movimiento -
  - Te he visto varias veces y veo que vas muy rápido… Preparas alguna carrera..?? - Insistió  Erwan -
   - No, que va…. Sólo corro porque me gusta y me sienta bien...
   - Y... corres cada día..? - Preguntó Erwan mostrando su máximo interés -
   - Siempre que puedo...

Ella le miró por primera vez directamente a los ojos. Se había  desprendido de sus gafas de sol para hacer sus ejercicios con mayor comodidad mientras mantenía una leve sonrisa dibujada en su rostro Una sensación cálida inundó a Erwan cuando reparó en sus ojos, dos esferas azules y cristalinas, en las que se vio reflejado como en un inmenso espejo... Hasta el punto en que Erwan tuvo que desviar su mirada y, como para disimular esa sensación, rápidamente volvió a dirigirse a ella mientras flexionaba su cintura con una elasticidad envidiable...

   - Estirar es muy importante, nos ayuda a evitar lesiones musculares... - Aseguró Erwan -
   - Sí, claro. los estiramientos son básicos...!! Y tú, corres habitualmente, no..? Tienes pinta de ser corredor. Se os distingue enseguida...!  - Respondió ella -
Ante esa afirmación inesperada Erwan titubeó un poco y de pronto lo dijo…
   - Sí, es que estoy preparando un Maratón..!! (Sabía que no era cierto, pero quizás quiso sorprenderla, impresionarla  o darse un poco de importancia)
   - Un Maratón..? - Dijo ella, sonriendo con cierto asombro - Eso es algo muy fuerte..!! - Exclamó -  Yo nunca he corrido más de 45 minutos sin detenerme…!!
   - Bueno, sí... Es algo fuerte pero es toda una experiencia. Yo ya he hecho algunos antes...  - Se jactó Erwan -
   - Un Maratón..!!. - Ella seguía manifestando su sorpresa - Pero eso supone correr durante varias horas, no...?
Erwan había conseguido que ella se interesara en la conversación y se esforzaba por mantener su nivel de atención... 
   - Sí, actualmente yo tardo entre 3 horas y tres horas y media...  Aunque hay quienes están 4 y 5 horas corriendo...
   - Qué pasada..!! Y cuando vas a correr el Maratón..? - Ella parecía cada vez más interesada en la cuestión -
Erwan se esforzaba por ocultar cierto nerviosismo… Tuvo que utilizar todos sus  recursos para encontrar una salida digna y recordó que en apenas un mes se celebrada un Maratón en una ciudad cercana..
   - Pues verás - le dijo Erwan - El próximo mes muy cerca de aquí...
   - Y debes entrenar muy duro no…?
   - Sí, claro... Para terminar un Maratón en condiciones hay que prepararlo a fondo...
   - Bueno, pues nada... Ánimo y buena suerte con tus entrenos… Adiós..!! - Le dijo ella no sin antes obsequiarle con esa sonrisa que le tenía  entregado - 
   - Hasta la próxima..!! - Se despidió Erwan aun sorprendido por el giro inesperado que había tomado la conversación en apenas un par de minutos - 
Y Erwan se quedó en pie viendo como ella se alejaba trotando tranquilamente y con ademán despreocupado...

Errwan inició el camino de vuelta. Estaba algo confuso por el cúmulo de sensaciones que en unos instantes se habían generado en su interior… Ella era simplemente genial..!! Erwan había encontrado una auténtica fuente de inspiración… Quizás era algo atrevido pensar que a ella realmente le había interesando su conversación y que había quedado impresionada con sus comentarios sobre el Maratón... Pero lo cierto es que a partir de ese momento Erwan finalizó una mañana de entrenos con una radiante sensación de plenitud. Sentía en su interior una motivación nueva, unas renovadas energías...

Continuará....

ENLACE AL CAPÍTULO ANTERIOR


  • EL PRÓXIMO DOMINGO 14 DE NOVIEMBRE PUBLICACIÓN DEL CAPÍTULO 3:
LA LLAMADA DEL MARATÓN

11 comentarios:

  1. Espero con impaciencia el tercero.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me está gustando, me quedo a las espera

    ResponderEliminar
  3. que continue la saga amigo. Un saludo te sigo.

    ResponderEliminar
  4. Voy a estar esperando la tercera entrega con la misma impaciencia que Erwan espera el encuentro con la chica... ;)

    ResponderEliminar
  5. Carles, de nuevo aciertas. Este blog es cada día algo nuevo, de vez en cuando sorprendes con ese "algo más" que tanto necesitamos.
    Me oferzo como personal trainer de la chica para que pueda correr un Maratón y así Erwan pueda invitarla a NY, claro, si es que se atreve.

    ResponderEliminar
  6. Hola, hacía tiempo que por circunstancias personales no podía conectarme y leerte.
    ¡Hay que ver lo que me estoy perdiendo¡. No dejas de impresionarme, eres creativo (tratas las fotografías con mucha originalidad y estilo), además de un excelente corredor, eres capaz de crear un nuevo grupo BRT, y finalmente eres escritor. ¿Hay alguna cosa que no hagas, por ejemplo pintar o algo así?. Nos tienes que dar tu receta, porque nos quedamos atrás y eso no vale.
    En serio, tu relato me ha enganchado, me veo reflejado al igual que muchos de los corredores o corredoras que te leemos y somos adictos al running. Quien no se ha cruzado alguna vez con alguien que te ha caído bien y no te atreves ni a saludarlo o saludarla?

    Espero con impaciencia el próximo capítulo haber que te sacas de la manga.

    Saludos.


    FreshBeer

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado lo del pulsímetro como mudo testigo... :) Seguiré atento al amigo Erwan!

    ResponderEliminar
  8. Ay!!!! Ese vuelco en el corazón cuando crees que se acerca, esa satisfacción por el mero hecho de haberla visto, el resto del día esa recreación infinitesimal del momento paso a paso....

    ResponderEliminar
  9. Qué bueno
    Enhorabuena por estas entregas
    JUAN

    ResponderEliminar
  10. Ya estas tardando en sacar la tercera jejeje...

    ResponderEliminar
  11. Vaya, vaya, vaya, Carles, reconozco que me tienes enganchado.
    Y también veo que andamos los dos en entradas por entregas. Jajajaja.

    Espero esa tercera parte.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Te invito a que aportes tu opinión... Sólo te sugiero que no lo hagas como Anónimo... Gràcias...!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...